Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 6 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6, alguien se pensó ea instalar allí enfermos; pero á ello se mostró contrario el conde de Peñalver, como presidente del Sindicato del Asilo; mas en la visita que hizo con el señor Bejarano quedó descartado este Asilo de toda combinación, Ocupóse después del Asilo Tovar, diciendo que constituyó un principio de peligro; pero que en la actualidad está saneado y no ofrece peligro alguno. Rectificó el Sr. Larrea, pidiendo que se clausure el Asilo Tovar lo antes posible, hoy mejor que mañana, y el alcalde se puso á disposición del Ayuntamiento para ejecutar sus acuerdos. Censuró el Sr. Fatás el desconcierto que supone utilizar determinados edificios para hospitales, pues no reúnen condiciones para ello, y se inutilizan los edificios. En lo que se refiere al Asilo Tovar, estimó que constituye un peligro el que continúe abierto, pues cuantos allí entren corren inminente peligro de contraer el tifus, debiendo, por tanto, cerrarse inmediatamente, pues es preferible que los desgraciados que carezcan de albergue pasen frío á que contraigan una dolencia que les puede ocasionar la muerte. Censuró Pablo Iglesias que á pesar de reconocer todos las pésimas condiciones del Asilo Tovar y el peligro que supone para el vecindario se tenga todavía allí 20 enfermos, que morirán probablemente sin asistencia y sin socorros de ninguna clase. Después se ocupó del pésimo estado y del abandono en que se halla el barrio llamado de Vallehernioso, diciendo que los retretes Mllanse al descubierto sobre las alcobas, y sin limpieza de ninguna clase, siendo las calles vertederos y formándose charcos de aguas sucias que se hielan, y este hielo se vende luego á los pescaderos, y pidió que el alcalde y una Comisión del Ayuntamiento visiten aquella barriada, en evitación de que pueda llegar á ser un peligro para la salud pública. ción del contrato que exige 5.000 millas de radío de acción á los acorazados en proyecto. El ministro de MARINA dice que no le extraña los errores en que ha incurrido el Sr. Vega de Seoane, porque la Real orden se ha publicado á las diez de la mañana, y media hora más tarde tenía en su poder una carta del Sr. Vega de Seoane anunciándole Jas preguntas sobre la escuadra. Manifiesta que la modificación ea el raüío de acción se ha hecho con el visto bueno del informe de todas las Juntas técnicas, y que el quitar mil toneladas de carbón á los barcos perjudicará á la casa constructora, pues en cambio se la pide que aumente las defensas del blindaje. Ofrece traer el expediente á la Cámara. El Sr. CERVERA se adhiere al ruego formulado por el Sr. Vega Seoane. Rectifica éste, quejándose de que en la construcción de la escuadra no se empleen materiales y elementos de la industria española, como había ofrecido el presidente del Consejo. El ministro de MARINA aplaza su contestación para cuando esté el expediente en la Cámara, DEBATE APLAZADO El Sr. SORIANO manifiesta que por no interrumpir el debate de las mancomunidades renuncia hasta mañana al uso de la palabra para defender su proposición incidental y tratar de los asuntos que afectan al decoro de la Cámara y á los cuales se refirió ayer el Sr. García Prieto. carácter de amenaza, y de ofensa ea otros, y eso, esa nebulosa, ha de quedar aquí decía rada, pues para eso viene al Parlamento, y hemos de llegar á aclararlo hablando todos con sinceridad, aunque el debate tome las proporciones que tome. ¿Por qué se habla en esos artículos de un fin indeterminado, de un plan fijo, de las facultades especiales del gobernador? ¿Es que se va á establecer un nuevo sistema? Decidlo claro Las mancomunidades, así constituidas, serán fuerzas absorbentes de las provincias y de los Municipios, y en la gravedad de esto y de sus consecuencias coincido, no lo niego, con el orador barcelonés que así la dijo en la Alta Cámara. (Bien. Hay aún más; los servicios confiados al Estado los de defensa, entre otros, tal vez sean preteridos de la Administración central con riesgo de los intereses de todos. (Bien, en los liberales. ¿En otro artículo se fija el presupuesto permanente que hemos de transferir á las mancomunidades, ¿y eso cómo puede ser? ¿pnes no discutimos aquí todos los años los presupuestos? ¿Será posible comprometerse á conceder nada con carácter permanente? Nosotros no creemos que esto pueda llevarse adelante en estas condiciones. (Aplausos en los liberales. El presidente del CONSEJO contesta al Sr. Moret. (El aspecto de la Cámara es verdaderamente imponente. El salón está rebosante; no sólo hay diputados en todos los escaños, sino en pie, en grupos, delante del estrado ORDEN DEL DÍA presidencial. En las tribunas, la concurrenRÉGIMEN LOCAL cia de damas es tal, que algunas, muy distinReanúdase el debate pendiente sobre el guidas, se tienen que trasladar á las de e s proyecto reformando el régimen local, con- diputados. El silencio que se hace es absoluto. tinuando su discurso el Sr. Moret, Empieza recordando su libertad de ac En este debate- -empieza diciendo el se ción para combatir las mancomunidades ñor MAURA- -he tenido siempre, y tengo Sobreestá grave cuestión no hay más ahora más que nunca, el propósito de que se antecedente en España que el de la Consti- reduzcan lo más posible las diferencias que tución de 1872. En el Senado ha habido una nos separan. Y antes de entrar en materia, interpretación, según la cual la mancomu- que á algunos quizá parezca ociosa, pero nidad será un paso en la evolución para lle- que no lo es, insisto en decir que el progar al ¡estado autónomo, particular. (Bien, en yecto de ley no es ley; es proyecto, es sólo un texto, con la relación y hasta la puntualos liberales. Los Sres. López Domínguez y Montero ción que tiene. Y 110 otra cosa. Ríos han expresado perfectamente el sentir Porque por ahí se han presentado para de la opinión liberal, y al tratarse de voca- combatirlo muchos datos fantásticos, y de blos como regionalismo y estatismo, el Sr. Mau- ellos, como es natural, se han deducido conra se ha limitado á decir que no hay nada secuencias veidaderamente caprichosas. de eso en ese proyecto, donde lo único que EI Sr. Moreí dijo ayer que en el primitise hace es facilitar la realización de ciertos vo proyecto del Gobierno nada se decía de servicios públicos, como la instrucción y las las mancomunidades; es un error fandamenobras públicas. tal del ilustre jefe del partido liberal, por Pues si no hay más que esto en el pro- que en el primer dictamen, S. S. Sr. Moret, yecto, ¿por qué no hacer claramente ciertas tal vez lo recuerde ahora, en el art. 274, se negaciones que desharían en un instante la contenía íntegra toda la esencia ahora reunida en esta parte del proyecto y se afirduda, la niebla que nos envuelve? (Bien. sSi se tratase de algo sólo de carácter po- maba que á las mancomunidades provinlítico, la mayoría podría imponerse por el ciales se concedía las mismas facultades que número; pero cuando se ti ata de cosas gra- á las mancomunidades de Municipios. Desde entonces acá el límite asignado á vísimas, en que se pone en peligro sagrados intereses de toaos, entonces lo menos la esferal local no se ha ensanchado, antes que puedo hacei es preguntar: ¿de que se al contrario, se ha reducido, porque se ha trata? ¿adonde vamos? porque sin saberlo concretado, se ha definido la materia. Hubo después en el seno de la Comisión ¡cómo voy á votar yo, ni cómo voy á aconsejar á mis amigos que voten! Se impone, que entendía en el proyecto audiencias, in ues, deshacer el equívoco que está reñeja- formaciones; terminados todos estos trámio en los 12 artículos que tratan de las man- tes usuales, la Comisión redactó el dictamen definitivamente. comunidades. (Bien. En la ley de Ferrocarrilessecundaiios se Se ha dicho por ahí que en el proyecto estableció algo de lo que en este proyecto se establece la federación; vamos á verlo. se establece. ¿No recordáis la facultad que se El texto dice de un modo categórico y terconcede alas Diputaciones paraacudirá rea- minante que la mancomunidad no se podrá lizarlos con el derecho de tanteo á su favoi? establecer sin concretar sus fines, y que la Y á nadie alarmó esto porque no se hablaba menor exíralimitación en ellos motivará su del gobernador, ni de regiones, ni de leyes disolución. especiales, sino de las generales del reino. Me parece que la cosa está clara; peí o si ¿Pues lo mismo se puede decir de los fi- no os parece lo bastante, ponedla de tm nes referentes á la beneficencia y á la ins- modo más categórico, que yo de antí- maua trucción. la suscribo y la aplaudo. Pero es que en el proyecto hay algo más K 1 proyecto define los fines de la manque flota en el ambiente y que en unos toma comunidad y su alcance, y afirma que aqué CONGRESO oESION DEL DÍA 5 DE FEBRERO DE J 9 O J A las tres y media declara el Sr. Dato abierta la sesión. Un el banco azul, el presidente del Consejo y los ministras de Harina, Gobernación, Guerra y Fomentól a Cámara, animadísima, y en las tribunas un público nunieiosísimo. en el que predominan las señoras. RUEGOS Y PREGUNTAS El Sr. PACHECO reproduce los ru- gos de carácter local que ayer formulóEl orador se expresa en términos poco parlamentarios, llegando á decir que el alcalde de Fregenal sólo hace porquerías El PRESIDENTE llama al orden al orador por la deficiencia de corrección en su lenguaje. El ministro de la GOBERNACIÓN con testa que todas las quejas del Sr. Pacheco se originan de que le estorba el alcalde de Herida y no consigue que lo quiten de su puesto. PROYECTOS DE LEY El ministro de Gracia y Justicia, de uniforme, sube á la tribuna y lee varios proyectos de Ie 3 SIGUEN LOS RUEGOS El Sr. JORRO dirige uno al ministro de Marina, LO DE LA ESCUADRA El Sr. VEGA SEOANE dice que en la Gaceta de hoy ha aparecido la Real orden sobre la escuadra, y en vista de ello pide al ministro de Marina que envíe al Congreso el expediente completo de la adjudicación realizada, siquiera no haya sido más que de tin modo interino ó provisional. Se extraña de que no se cumpla la condi-