Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO t W M ABC DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y mmm TELEFONO 4- y... V LOS CATEDRÁTICOS FRANCESES EN MADRID Fot. Goñi. EN LA EMBAJADA FRANCESA. CONCURRENTES AL BANQUETE VERIFICADO AYER TARDE EN HONOR DE LOS PROFESORES EXTRANJEROS, i, EL EMBAJADOR MR, REVOIL; 2, EL MINISTRO DE ESTADO; 3, EL MINISTRO DE INSTRUCCIÓN PUBLICA DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS 4 gre la doscientas representación de Le Roi. A la íiesta han asistido todas las elegancias de los bastidores parisinos, los críticos de más renombre, los más celebrados autores y unos cuantos habitúes que gozan de relaciones en el mundo de los escenarios. Hubo la cena de rigor, que se prolongó hasta la madrugada; el Champagne corrió á torrentes y los brindis se desbordaron. El teatro de Varietés ha tenido que parlamentar con los autores de las obras que ya había aceptado para retrasar la fecha de su estreno, porque Le Roi, á la doscientas representación, todavía hace el máximum como aquí se dice. Y no hay manera de quitar la ohra del cartel. La dirección piensa conti- A DOSCmNTAS Se acaba de celebrar con una pequeña DE LE ROÍ fiesta íntima y ale- D. FRANCISCO MAC 1 A, DIPUTADO SOLIDARIO POR BORJAS nuar toda la temporada haciendo Le Roi, y luego, en el verano, pondrá en escena la obra de Feydean y Croinet Yo he vuelto á ver Le Roi esta noche. Es el tipo perfecto de la comedia moderna, alel gre, interesante, intencionada, con sus puntas y ribetes de sátira política y sus detalles de aguda observación. Un poco atrevida, es verdad, pero deliciosa. Y es preferible que nos ofrezcan el atrevimiento que supone llevar á la escena á un esposo que al abrir una puerta se encuentra cara á cara con su desgracia, antes que esos tipos repugnantes de desvergonzados que pintan los autores del teatro francés, ó esas obras donde el segundo acto se ha de desarrollar en un hotel para que veamos qué clase de ropa interior gastan las actrices. Le Roi figura en la actualidad en el repertorio de todas las compañías de Francia, y en Berlín, en Londres, en Viena, en Petersburgo, en Roma, triunfa con el mismo éxito que en París. Ahora mismo leo en un diario de Lisboa que la obra acaba de ser traduci-