Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 5 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN i. PAO. 7. Bl Sr. I YGORRI, de la Comisión, dice que ea espíritu está conforme con lo que tuce el Sr. Concas; pero que no se puede modificar la ley, porque ésta se refiere al ascenso, no al ingreso en el Cuerpo; agregando que tiene el propósito de presentar na proposición de ley modificando las condiciones dei ingreso. El Sr. CONCAS rectifica, insistiendo en que en el Cuerpo de Inválidos deben entrar los condestables y maquinistas de la Armada, porque son fuerzas combatientes. Espera que reconozca esto la Comisión y que, con arreglo al art. 4.0 de la ley que se discute, se acepte en él el ingreso en el Cuerpo á los condestables y maquinistas, y lo propio dice de los fogoneros. Nuevas rectificaciones de ambos orador- es. El mismo Sr. CONCAS defiende una enmienda al art. 2. en vista de que la primera que había defendido fue desechada y so, bre ella había pedido votación nominal cuando ya no era procedente la petición forinulaáa por dicho senador. I El Sr. LOYGORRI dice que no hay inconveniente en agregar al artículo lo siguiente: y también los sargentos de la Armada El Sr. ALONSO CASTRILLO declara que lo dicho por la Comisión desvirtúa totalmente el proyecto. El general LUQUE, presidente de la Comisión, declara que el dictamen que se discute es un proyecto del ministerio de la Guerra, y ya se ha hecho cuanto se ha ponido con la aclaración propuesta por el señor tíOÍgorry. Se entabla un ligero debate acerca de si debe retirarse el artículo para redactarlo de Muevo, teniendo que intervenir el ministro de Instrucción pública, para declarar que B se modifica la ley por esa aclaración y O que no procede retirar el artículo. Rectifican todos los oradores que han intervenido en el asunto, y en vista de que no Jlegan á wn acuerdo, el presidente del Senado suspende este debate. ADMINISTRACIÓN LOCAL Continua este debate, y se autoriza al conde de TEJADA DE VALDOSERA para que conteste á la alusión que le dirigió el señor Santamaría de Paredes en su discurso combatiendo la totalidad de la ley. Ai artículo i. se desecha una enmiedda, ¿justificando el Sr. TORMO por qué no ha Bido aceptada por la Comisión. El Sr. CAIvBliTON defiende otra al misino artículo, en un larguísimo discurso, al ijue contesta el Sr. TORMO, en nombre de la Comisión. Rectifican ambos, y se pide votación noíninal, siendo desechada por 42 votos conjtra 14, Se suspende esta discusión, quedando en él uso de la palabra el Sr. Palomo. Se aprueban varios dictámenes de carrejteras, y seguidamente se levanta la sesión á las siete y cuarto, han regalado cosas en especie para demostrarles su gratitud. El Sr. ESCARIO: Vengan nombres; eso es inexacto, y no se puede decir porque se ofende al Ejército. El ministro de la GUERRA protesta cop energía. El Sr. NOUeUES: Me refería á un par de pistolas que regalaron. El ministro de la GUERRA: ¿A quién? El Sr. NOUGUES: No sé á quién, pero me dijeron el hecho. (Rumores. LA VASCO- CASTELLANA El ministro de la GUERRA: ¡Pues no me Reanúdase el debate sobre la interpela- han dicho á mí pocas cosas! (Risas. ción del Sr. Nougués relativa á la CompaEl mmistro de FOMENTO: Ruego al señía Vasco- Castellana. ñor Nougués que me dé datos concretos sobre lo de los torreros, para corregir lo que El conde de ALBAY rectifica otra vez y reconoce que se equivocó en la denuncia hubiese habido de ilegal. (Bien. El Sr. NOUGUES: No recuerdo bien; fue que formuló sobre la intervención de un diputado en la enmienda, que se admitió, ele- hace dos ó tres años, veraneando. (Rumores. El ministro de FOMENTO: Pues concrevando el sueldo á los maestros armeros del te S. S. lo antes posible sus recuerdos. Ejército. Rectifica también brevemente el marqués (Risas. de CORTINA, pidiendo que se proteja deEl Sr. NOUGUES: Mañana se lo diré á bidamente el ahorro nacional. S. S. particularmente. Ya hablaremos de todo aquí; pero hoy no El ministro de FOMENTO replica que si el Gobierno hubiese adoptado alguna medi- se debe desviar el debate de la Vasco- Casda especial contra la Vasco- Castellana se le tellana. hubiese acusado de favorecer indirectamenEl Sr. SORIANO hace uso de la palabra. te á atrás Empresas ferroviarias. Dice que se han oído tales cosas en el El Sr. LLORENS interviene para expli- Congreso esta tarde, que le abruma el descar lo que sucedió cuando se presentó una aliento y la tristeza, porque él será apasioenmienda para mejorar los sueldos de los nado político, pero es digno y honrado, y no es posible negar que desde iiace ocho días maestros armeros. Manifiesta que éstos habían depositado flotan sobre el Parlamento tenebrosidades 4 000 pesetas para el diputado que lograse tales que es preciso esclarecer por dignidad se admitiese su enmienda, y agrega que al de todos, pues la opinión se divorcia de sus representantes al verles entretenidos en dissaberlo la Comisión rechazó la enmienda. El Sr. PRESIDENTE pide aclaraciones cusiones bizantinas ó, lo que es peor, ea contrataciones de chanchullos y negocios de estas palabras. sucios. El Sr. LLORENS manifiesta que no acu Y esto lo digo en serio, porque ya era sa á ningún diputado, pero que el hecho es exacto y se repitió un caso análogo con los hora de que no hablase yo en broma. (Gran ajustadores de Artillería y el Cuerpo peri- des risas. cial. Y aquí vemos mucho rigor por asuntos El señor PRESIDENTE: Pero conste que nimios, como el de los armeros, mientras los su señoría ni siquiera supone qué hay di- liberales han estado callando en lo del esputado alguno capaz de ceder á influencia tampillado y en lo del vasco- castellano, estafa tremenda, Panamá donde se han cornil aiguna interesada. El Sr. GARCÍA PRIETO pide la palabra, do muchos millones grandes personajes. Vamos á hacer justicia, caiga el que caiy en términos levantados y elocuentes ruega al Congreso que, en vista de las graves ga, generales, diputados, los que sean; á mí manifestaciones que se han hecho, debe de- no me importa; lo que hace falta es un rajo purarse rápidamente lo sucedido, pues es de luz de justicia. inútil engañarse unos á otros cuando el E 1 conde de Albay está solo moralprestigio del Parlamento está en entredicho. mente... (La Cámara está animadísima. El Sr. PRESIDENTE: No puede su seCoreado por los rumores de aprobación y ñoría decir cosas que ofenden á la dignidad aplausos de casi la totalidad, ruega al mi- de un diputado, ni convertir un debate en nistro de la Guerra que abra expediente so- una disputa. bre el caso denunciado, y para dar facilidaEl Sr. SORIANO: No comprendo qué des se exima de responsabilidad á los que quiere S. S. decir; ¿es que hay alguien que trataron de cohechar á un diputado. (Gran- acompañe moral ó materialmente al conde des aplausos. de Albay? El señor PRESIDENTE: No falte S. S. á El ministro de la GUERRA declara que está de completo acuerdo con el Sr. García nadie al respeto. El Sr. SORIANO: Que no me falte la toPrieto. (Bien. Ofrece traer el expediente pedido, aun- lerancia de S. S. Ei señor PRESIDENTE: De todo menos que cree que no se logrará nada práctico, porque, á su juicio, lo que ocurre es que de eso se puede quejar S. S. El Sr. SORIANO: Ni S. S. de mi cortesía ciertas personas se fingen representantes de algunos diputados para sacar unos cuan- y sigo mi camino, leyendo lo que sobre la Vasco- Castellana han dicho los ex consejetos miles de pesetas. El Sr. GARCÍA PRIETO replica que con ros Sres. Abella y otros, en un dictamen puenergía y buena voluntad se puede hacer blicado en la Gaceta de Ferrocarriles. Lee dicho documento en el que se afirma un escarmiento ejemplar. (Bien, bien, en que no ha habido balances ni concesión letoda la Cámara. El Sr. NOUfeüES pide que se depure gal del ferrocarril de Madrid á Bilbao. Afirma que el principal responsable de pronto lo denunciado, porque su humilde todo este negocio es el general Poiavieja, eí persona se halla en entredicho. Manifiesta que es caso frecuente el reunir cual fue presidente de la Vasco- Castellana, fondos para mejorar los sueldos de ciertos á pesar de que era incompatible con el carCuerpos, y asegura que ea cierta ocasión, go de jefe del Estado Mayor Central, cargo visitando un faro, le dijo el torrero que lle- qae entonces desempeñaba. Lee una declaración del general Polavie vaban veinte años dando cien pesetas anuales para mejorar en sueldo sin consiguirlo. y ja en la cual éste decía que no sabía las es sin saber adonde iban á parar las pesetas, crituras y concesiones que poseía la Compañía ni las. peraciones de emisión rsdU- (Rumores. í También sé que algunos generales, ¡es. zadas. f el alcalde de Mérida es un quebrado no rehabilitado. (Más risas. Contestan brevemente los ministros de GRACIA Y JUSTICIA y GOBERNACIÓN, y como el Sr. PACHECO anuncia una interpelación sobre el asunto, el Gobierno la acepta y la Mesa queda ea designar día nara que se explane. Los Sres. Arguelles, Suárez de Figueroa, Roldan, Pignatelli y Casanova dirigen ruegos de carácter local. SESIÓN DEL DÍA 4 Dtí FEBRERO DE 1509 on extraordinaria concurrencia en escaños y tribunas, y en el banco azul los Sres. Mauta, La Cierva, Sánchez Guerra y anarqués de Figueroa, declara el Sr, Dato abierta la sesión á las tres y media. i RUEGOS Y PREGUNTAS E l S r PACHECO denuncia varias anosnalías que se observan en el distrito de Fres n a l de la Sierra, donde en breve se ha ¿le verificar una elección de diputado á Cortes. í; Manifiesta q e en la Audiencia de Bada- 5 oz hay ua magistrado aoEdo í ¿i A y qjie C