Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ECONOMÍA DOMÉSTICA CRÓNICA DE LA MODA RANOS DE ABANICO El último retne a moda lleva una corta temporada de re lativo descanso; descanso únicamente en el incesante afán de crear novedades para las insaciables damas que no se resignan á lucir las toilettes iguales á todas. Realmente la moda no sabe ya qué inventar, y toma con cierta fruición el más pequeño motivo para hacerse la desentendida respecto al capítulo de novedades. Claro es que estos reposos han de ser justificados, pues de lo corrLaiio no serían perdonados por las exquisitas. El reposo actual lo ha motivado el próximo Carnaval; la invención de disfraces, bustos y cabezas es realmente complicada, si se quiere huir da la vulgaridad, y absorbe todo el tiempo y todos los cuidados de nuestra diosecilla. Las damas, aunque no lo confiesen, se alegran también de este compás de espera, pues el continuo tejer y destejer de trapos y moños fatiga la atención y trastorna el bolsillo. Cfn el tema de los disfraces también es di fícil hallar nada nuevo, pues todos están vistos y agotados. Este año, según parece, se llevarán todas las predilecciones las de capricho, pájaros y fiores. En los talleres y en las casas se confeccionan lindísimos trajes de girasol, cusantemo, violeta, nardo, camelia y rosa, y también disfraces de canarios, cotorras, alondras y ruiseñores. L, os de aldeanas suizas, húngaras, tirolesas, rusas, etc. son lindos, indudablemente; pero no tienen excesiva aceptación. De los más vulgares y conocidos se llevan la palma los de damas antiguas, del Directorio, duquesas del rococó, damas de las cortes de todos los Luises y Enriques de Francia y amazonas de los más remotos tiempos. En París se proyectan numerosos bailes de trajes y no pocas recepciones y banquetes de cabezas. Cuando se trata de estos últimos, la coquetería femenina se manifiesta ea grado sumo, puesto que sólo las cabezas lindas y embellecedoras adoptan, olvidando Casi por completo la nota artística. L, os caballeros, en cambio, explotan las notas festivas, originales y de arte. Algo amengua el entusiasmo carnavalesco el hechor de ser muchas las familias que gustan en esos días de irse al campo ó á Niza; pero, no obstante, á juzgar por el movimiento que se observa, puede asegurarse que las próximas Carnestolendas han de Ser vistosas y animadas en este centro de las elegancias femeniles. VIZCONDESA B. DE NEU 1 ULY RECETA CULINARIA AFE CON LECHE HELAD Sehaceuna v -mezcla con una parte de buen café y tres partes de lecue hervida on azúcar. Se hiela, dándole consistencia un poco más floja que la del sorbete, y se sirve en vasos, poniendo en el platillo un par de pajas. Estas pajas para el helado se venden en las casas donde hacen sillas. Puede servirse el café helado con barquillos o con bizcochos. Dos hermanas gemelas. -Si éf tiene relaciones fórmale no debe prestarle ninguna Atención, al menos hasta que esté desligada de ellas. Creo que más valdrá que sea usted dio que han em- la que le dé broma, pues esos asuntos, encomendados otra persona, aunque sea de buena voluntad, puede echarla D. tc j l édj eos dePARA LA de Cincinnati, Ohío, en el á perder. ía ciudad Z. M. Z. Jt. -1. Lávese con gran constancia, do tratamiento de la fiebre tifoidea, han sido los baños de abanico. En tiempos pasados veces al día, con agua templada sublimada al i por i ova. a. Lávese con miga de pan mojada en limón. 3. Con se usaban sumersiones heladas, y al pacien- bicarbonato. ¡Pero si es usted muy joven! Quizá cuaod te cuya temperatura ya había alcanzado un llegue sea magnífica. Quedo á sus gratas órdenes. punto peligroso, se le cogía y se le sumergía Trois vitte- -Son ustedes muy i en un baño lleno de pedazos de hielo, hasta Quémesed une petitedel cabello con tenacillas alamable esc las puntas rojo, y que los dientes le tiritasen. Después se ave- le fortalecerá. Creo que después de haber usado ése puede tiguó que este tratamiento era demasiado perjudicarla otro. Necesitaría usted permanecer bastante heroico y la sacudida que recibía el pacien- tiempo sin ninguno, y lavándose mucho el cabello, parte a éxito. a No; sólo blancas. 4. Bellera te, tan severa, que en muchos casos se des- obtener Emilmat 2. Sí. 3 No tengo nada que perdonarlas, Venus núm. 2. arrollaba la pulmonía. Entonces se le subs Violeta blanca. -Usando tituyó con las sumersiones de agua helada; quina y unas gotas de ricino. un cocimiento de vino blanco Con cocimiento de hojas de pero según declaran los médicos, los baños nogal. Con leche Candé de abanico son. los más propios en tales Concordia. -El remedio la va á desagradar á usted rattcasos. chí imo Debe usted cortarse el pelo. No hay otro. Tin admirador de... ¿Me deja usted qne me coma las El tratamiento consiste en mojar una esponja coa a ua helada y pasársela por. todo iniciales? ¿Ha dicho usted que sí? Bueno, gracias; como son no la propiedad el cuerpo, se le cubre coa una sábana que Tas mías, creo que 2. n ataco ádonde vaya; ajena de 1 Si, mismita. Según si es poca primeramente ha sido mojada con agua he- señor; la negra. 3. a De brillo. 4. ¡Hombre! Tan obligaetiqueta, lada, y después de esta operación se le ro- torio como el servicio militar en Francia, no; pero es ua cía con más agua helada. Entonces se le atención delicada que debe tenerse todos los años Medalla, aplica la corriente de aire de un abanico abanico, devocionario, bibeht, flores, bomboneras, eta. eléctrico de tal modo que en seguida recibe 5. Si ella lea ama. la bastará saber su desagrado para comustecí el beneficio del aire producido. Los experi- placerle. 6. Pues... no lo sé, aunque le parezca ánunes 7. La cortesía y buena educación no está mentos recientemente hechos han probado increíble 8. Carmen. reñi da. ser bastante satisfactorios. C. 0. -Puesto que la niña es tan chiquita, iók ddtt llevar un lazo negro cerrando el abríguito en el cuello, co T PARA SELLOS largas caídas, y sombrerito con adornos negros. 1- -r es tintas para HB Beni Bonff. -1. Puede insistir hasta tres vece í. s los tapones de sellos de camcho se hacen con La trabilla. 3 a La educación aconseja que se hagan pocos apartes. 4. Que alguna vez debe usted acercarse á hablarestos ingredientes: las, siquiera unos minutos. 5 Esta sección, siempre; y Azul de anilina... 3 pan. e lo creo! 6. a No quiere el Director colaboración. ye fíftro Agua destilada... 10 si es para mi una satisfacción! Acido piroleñoso... 10 lina ilusa. -1 Si tiene usted amistad ó recomendadét, Alcohol 10 sí; en caso contrario, se negarán muchísimos. 2. a E tan Gliceriua 70 vasto el campo, que no me atrevo á puntualizar, pues quiz ¿Je echan en u mortero el agua y la ani- las personas que yo indicase fuesen precisamente de las qnt lina y Se mezclan muy bien, añadiendo gli- dijesen que no. Redacta usted bien; con confianza en m misma, decídase á hacerlo, y ya cerina poco á poco. Cuando los tres ingre- biré coa mucho gusto la postal. se verá ei resultado. Recidientes estén bien mezclados se agregan los A. de Aduar- -1. No es una opinión radica) 1 t ji demás. es decn, El color resultante será azul. Si se. prefie- casos tan distintos! Si el cariño está ya criadito, sostener la es grande y con raíces profundas, no es difícil re otro, pueden emplearse, en vez de las tres ilusión por escrito, y tampoco lo es si se ven de vez si partes de azul de anilina, tres de violeta de cuando, como ocurre en su caso. Lo que, contestándola metilo (color morado) ó cuatro de verde de francamente, no me gusta nada ni considero 1 buen ííntomt metilo (color verde amarillento) Para obte- es esa pereza; esto no es motiva para un rompimiento, pero y ner un rojo brillante se emplean tres partes sí para que viva usted prevenidalastrate de averiguar si su ausencias. 2. Lávesete de cosina; pero entonces debe suprimirse el atención está distraída durante 3 a M e parece mejor que con cocimiento de hojas de Aíné. ácido piroleñoso, que destruiría la cosina. no se preocupe de eso, pues es que se está haciendo un TINTA INDELEBLE Se hace disolviendo hombrecito. Pero si la molesta mucho, lávele usted coít agua de silvado caliente todos los días. Gracias; es usted MUY BUoN g r a m o y m e d l d e muy afectuosa. anilina negra supeÁ. G. C. -Al parecer, tiene algún fondo de cariño: rior en 42 gramos ue alcohol, 170 de agua pero como no acaba de salir á la superficie, lo que debe muy caliente y 60 gotas de ácido clorhídri- usted hacer es admitir algún novio que la agrade, pues ese hará que se aleje ó que hable de una vez. Mucho me ate co, añadiendo tres de gouia pulverizada. grará saber el resaltado. Hamón. -Es mejor la espuma de nieve. Con jabón y piedra pómez. Quedo á sus gratas órdenes. JH VE 1 TEJ CTJI. En esta sección se contestará lina Vlorita que lee con entusiasmo las cartas det doctor á las consultas que nuestt as lectoras gusten dirigirnos, Fausto. -Están más lindas combinadas con canesú de ttd siempre que la pregunta venga acomoañada de SIETE plegadito. Se necearan unas 11 ó 3 varas. La de ¡evita, CUPONES COI Ó SER DEÍ. 1 JIL sí; la otra, nada más que regular. Masaje y pasear mucha. y, de los que se publican diariamente en las páginas de De gata ó de flor. No escribe usted mal. anuncios de ABC lo que me dan, no lo quiero; lo que quiero... -Pues sók hay un remedio: acepte usted de los que la pretenden ti Las consultas habrán ae firmarse con un seudónimo que la agrade más; esfuércese por amarle, que más fácil Se ó con iniciales. Las que se firmen con nombres ó apeserá á usted e) querer á un hombre que la ame que ei hacs llidos, se contestarán con la inicial de los mismos. fijar la atenció. i de los que no tienen interés por ía Dirección se reserva el derecho de no contestar Buena suerte. á determinadas consultas que exijan gran extensión La vecina de Jllfonsito. -Con dulzura y poco i p en la respuesta. puede usted conseguir algo desús padres, i. Hene Vn ignorante qíte pregunta- -No creo que haya ninguna. pariente absoluta razón; soy la misma que él dice. Coa magnesia puede usted limpiárselos. 3. Pídalas usted UniEn Vaiencia sí había una de esc sistema, pero sé que no ha versales. Mójese el cabello con vinagre antes de c gerW dado ningún resultado positivo. A mi juicio, no es sistema; 4. Lo corriente es ponerse á los diez y siete. Stt. fc Ciice es tan complicada y difícil, que no creo posible Hcgar á su carta no pudo molestarme. Es usted tan anuble completo estudio por cartas. A sus órdenes. una de las mejo-