Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES i. DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4, gttar el origen, móviles y alcatice de la campaña de difamación hecha por el extranjero contra Portugal resulta q e los rumores de descrédito han partido de París, donde la influencia de los coeficientes financieros internacionales estimó útil á sus intereses hacer abordar una importante operación bancaria de nuestro ministro de Hacienda. La Prensa portuguesa levanta justa y unánime protesta contra tales procedimi entos, y lamenta que, ea el afán de dar noticias sensacionales, algunos periódicos extranjeros no hayan puesto freno á su inventiva, comprometiendo la dignidad y el prestigio de una nacióa pequeña y desgraciada, anas por lo mismo digna del respeto y de la simpatía de los pueblos civilizados. AFFONSO GAYO J a procedido á elegir nueva Junta para 1909 el Real Automóvil Club, resultando constituida en la siguiente forma: Presidente, duque de Arión. Comisión de gobierno interior: primer vioepresidente, duque de Gor; vocales: marqués del Riscal, conde de Artaza y D. Alfredo Moreno. Comisión de Fomento: segundo vicepresidente, conde de los Andes; vocales: señor García Molina, D. Mariano Agrela y don Luis Page. Comisión sportiva: vicepresidente marqués de Ivanreyj vocales: D. Juan de PomDO, D. Javier BermejíIIo y D. keonarda Santos Suárez. p l Club de Sport Vasco lia elegido la si guíente Junta directiva: Presidente, D. José de Toda; vicepresidente, -D. Fernando F. del Castillo; secretario, U. Rafael Cabezas de Isla; vocales: D. Carlos Ángulo, D. Manuel R. Arzuaga, D. Emilio Meneses, D. Carlos Solano, IX Alfredo Massa y D. Juan Arenzaira. Para la organización de los campeonatos de 14) 09 fueron elegidos los Sres. O. Francisco Villota, presidente, y los Sres. Toda, Beruete, Massa, Meneses, Arzuaga y Solano. p a r a d fotítento y progres de la navega cíón aérea, se ha constituida en esta corte un Centro que llevará ei título de Sociedad Española de Aviación. ACTOS ACADÉMICOS DE SPORTS Hace luego el general Sttárez laclan un acertada síntesis de los principales hechos de armas de la guerra de la Independencia. No es esta síntesis un simple relato, es un hecho más. Sobre cada hecho de armas se formula un atinado juicio, una observación de interés. En esta forma va examinando el militar y académico el alzamiento del pueblo- del Dos de Mayo, la drfensa del parque de Artillería, la organización L las tropas espade ñolas contra Napoleón, los principales encuentros de unas y otras, los sitios de Zaragoza y Gerona. Pasa después á examinar la influencia de las fuerzas irregulares ó de guerrillas en la epopeya, y determina de ua modo claro la verdadera importancia del auxilio de las tropas inglesas, reduciéndola á sus justas límites. Prescinde el general Stfárez laclan del examen ds los hechos políticos de aquella época por considerarlos fuera de la índole de su trabajo, y termina coa frases de esperanza para nuestra patria, augurando un porvenir próspero para eíla, por estimar que posee elementos apropiados para ocupar un distinguido puesto ea el concierta internacional de los países modernos. Bi discurso está escrito coa utt estila brioso y elegante, y el selecta auditorio lo escuchó con suma complacencia. quisición en traestro suelo, de los rasg os po derosos que parecían llamados á. la perpetuidad, transmitidos por herencia; y todo también por ia continuada transmisión hereditaria de las funestas nioaiñeaciones adquiridas; que es la herencia, dice Duclanx, la gran fuerza que gobierna el mundo. Después de una acertada v clara clasificación de la herencia, el doctor González Alvarez analizó ia morbosa ó patológica, considerándola como una modaíidad de ¡a herencia fisiológica y señalando las diferencias esenciales que la distinguen de las enfermedades congénitas. las diátestíy ia de la tuberculosis, compulsada con infinidad de datos estadísticos; ¡a tóxica, y otras varias fueron objeto de uiinticioso estudia y exposición metódica por parte del sabio académico. Tratando de la herencia alcohólica, hizo el doctor González Alvarez las siguientes observaciones, entre otras muy cariosas: fíl doctor Legrain estudió en cuatro generaciones de bebedores los efectos del alcohol, y he aquí eí resumen. La primera generación de bebedores, de 215 observaciones, dio 508 individuos, todos enfermos; uno 3 fueron- degenerados, 16 S; ouos, convulsivo. otros, borrachos. La tuberculosis se encontró en ellos en elevada proporción; ¿y cómo no, dado el sello de debilidad que en ei organismo entero produce la intoxicación alcohólica crónica... La segunda generación abarca 98 observaciones con un total de 294 individuos víctrmas del alcoholismo; en 54. familias halló la debilidad mental hasta el idiotismo y casi falta dal sentido moral. En la tercera generación encuentra es siete observaciones 17 individuos solamente, y los 17 fueron retrasados, débiíes de espíritu, inibéciles ó idiotas. Qué cuadro á diario repetido de tristezas y embrutecimiento, que alcanza hasta la destrucción de la familia ea tres ó cuatro generaciones... Dedicó el doctor González Alvarez la última parte de su discurso á la profilaxis de la herencia, para lograr la cual considera como factor indispensable la educación, poderosa paianca cuya influencia en eí hombre es tal. que hizo exclamar á L eassaqne: Las sociedades tienen los criminales que merecen, Elogió eí doctor González Alvarez los plausibles esfuerzos que en pro de una humanidad mejor se realizan en algunos estados americanos, como en Gaío, donde para casarse se exige un certificado de aptitud legal sanitaria. La herencia teratológica- la nerviosa, la de p a r a conmemorar el primer centenario de la guerra de la Independencia y el tercer aniversario de la muerte del ilustré historiador de aquella hermosa epopeya, el general Gómez de Arteche, celebró ayer la Real Academia déla Historia- junta pública y solemne, honrada por la presencia de Su Majestad el Rey. Encargado el general Snárez Inclán de llevar la voz de la Academia en esta solemnidad, el docto individuo de número de dicha Corporación ha escrito un notable discurso, de cuya lectura se encargó el Sr. Fernández Bethencourt. Duró la lectura del discurso hasta las tres y media, é inmediatamente se dio por terminado el acto, siendo despedido eí Rey por los académicos á la puerta del edificio. El discurso del Sr. Suárez Inclán. fue muy elogiado. En él, después de expresar el agradecimiento de la Academia á S. M. por haber presidida el acto, se rinde un fervorosa homenaje á la meiaoria del general Gómez Arteche, y se elogia ea la forma que merece su monumental obra titulada Historia de la guerra de h Independencia. EN LA ACADEMIA DE LA HISTORIA E n s u local de la calle Mayar celebró ayer la Academia de Medicina solemne sesión para inaugurar sus tareas en el año 1919. Comenzó el acto á las tres d e la tarde, leyendo el secretario perpetua de la CoEporacián, D. Manuel Iglesias y Díaz, una bien escrita Memoria, resumen de la historia y tareas desempeñadas por la Academia ea el aña igaS. continuación, el académico numerario ilustre doctor J Baldomcro González Alvarez dio lectura á un discurso doctrinal ue versó sobre el tema La herencia ea ticina Después de un breve exordio entró en materia el conferenciante abordando el importantísimo asunto que se proponía tratar con la definición que de la herencia ha dado Ribot, y después de comentarla dio el Sr. Coazález Alvarez la suya en- los términos siguientes: cEs la herencia biológica la transmisión de los ascendientes á los descendientes de sus caracteres de origen y de los adquiridos por adapta ción, por selección y por enfermedad. Demostrando la amplitud de sus conocimientos y robusteciendo su opinión con las de los más insignes sabios antiguos y modernos, el doctor González. Alvarez expuso su concepto sobre el origea de la vida, y concretándose al linaje humano explicó de manera admirable el fenómeno de ia fecundación y la transmisión de caracteres en la reproducción, para investigar lue o la tazón de la herencia. Encareciendo la importancia Se la herencia, decía el disertante: Los caracteres- órgano- fisiológicos de mayor energética biológica heredados se debilitan, se transforman y se pierden por la enorme modificadora influencia del medio en sus múltiples acciones; así muere el individuo, y se acaba la familia, y se derrumba el Estado, y se estingue el pueblo, y hasta fenece la raza; por eso fue Nínrve, y Babilonia, y Egipto, y Atenas, y Esparta y la pujanza romana, y hasta la España poderosa de nuestros antepasados, ¿qué fue de ella... Todo por la degeneración debida i la molicie, á los vicios, al mal ambiente, á EN LA ACADEMIA DE MEDICINA instituciones erróneas v fatales como la In- Recordó que en España el eminente jurisconsulto Sr. Dato ha dicho que si no es licito al legislador obligar al individuo á constituir una familia, si libremente quiere constituirla habrá de someterse á lo que la ley disponga subre ello y el Sr. Montilia intentó legislar en este sentido en igj 2. Huyamos, sí- -terminó diciendo, -de los extremos crueles é inhumanos de Dracon y Licurgo, posponiendo ei sentimiento humanitario al bien común de la prosperidad j fuerza de la nación, al modo que la Naturaleza, dejando perecer al débil; pero armonicemos ia caridad con la selección biea dirigida, para no ser crueles, á la vez que seamos altruistas para las futuras sociedades; y como el hijo guarda en su aln. a cariñoso agradecimiento á los padres por los prolijos y tiernos cuidados que le prodigó ea su crianza y educación, la humanidad del mañana recordará con amorosa gratitud, al contemplar su perfeccionamiento y mayor grado de felicidad, la parte que debe á nuestro esfuerzo y altruismo. El discurso del doctor D. Ealdomero González Alvarez, de grandes méritos científicos y muy biea escrito, fue aplaudido calurosamente por la numerosa y distinguida concurrencia jue llenaba el salón de actos de la Academia, y valió á su autor, cuya