Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 3o DE ENERO DE 1909. EDICIÓN i, a PAG, n Los autores de las obras expuestas fueron trozos que aquélla había causado en sus hamuy felicitados por el rey Víctor Manuel. bitaciones. Son muy alabadas las obras presentadas Nos dijo también que entre los vecinos ha existido siempre el temor de que ocu- por los pintores Sres. Zaragoza y Echagüe rriera alguna catástrofe, y que no se expli- y el escultor Sr. Marín Laurel. caban cómo se permitía una industria emeEl representante de España eti el Vaticajante en una finca urbana. no, Sr. Ojeda, y el personal de la Embajada en la Santa Sede las visitaron por la tarde, f tro vecino. siendo recibidos por el director de la Acade En el cuarto inmediato al en que se mia, Sr. Benllmre, y el Colegio de pensiohallaba instalado el laboratorio tiene su do- nados. micilio un pintor llamado Francisco Tormo, el cual ha perdido todo su ajuar. Se salvó milagrosamente. Tormo nos hizo iguales manifestaciones POR CABLE t ue el doctor Muñoz. DE NUESTRO SERVICIO PARTICURAL CfcUrA, 2 9 9 N. 1 a casa. Pertenece á D. Eduardo Murga y está 1 p n África. Esta mañana llegaron á Tetuán unos asegurada. Las pérdidas materiales son de mucha consideración y ascienden á algunos moros, contando que en ei poblado de Romara, situado á unos cincuenta kilómetros miles de duros. de la plaza, y á consecuencia de un fuerte 1 as autoridades, temblor de tierra, se desprendió una enor Aparte las ya citadas, concurrieron el me montaña. gobernador civil y los Sres. Millán Astray, El aduar quedó por completo sepultado. Gullón, Martínez Campos, Jiménez Serrano Los moros huyeron aterrorizados. Los inInglés y capitán Samper. felices no se dan cuenta todavía de lo que ha ocurrido. La mayoría, en su fanatismo, KTiño perdido. En el lugar del suceso se decía que á lo atribuye á castigo de Dios por los disturuno de los vecinos de la casa, llamado Pío bios del Imperio. Sicilia, le había desaparecido un niño de ocho años. Por orden del gobernador subió á la casa POR TELÉGRAFO tin inspector, el cual la recorrió toda sin haDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR llarle. LISBOA, 2 9 O N. Se supone que el niño huiría del peligro, p l ministro de Negocios Extranjeros, Wenpero se ignoraba su paradero. ceslao Lima, y el periodista y Par del na enferma. reino José Azevedo se han batido hoy en En uno de los pisos de la casa se ha- duelo á sable, resultando herido en un brazo llaba enferma de gravedad una señora. el Sr. Azevedo. Cuando se disponían á sacarla á la calle, El motivo del desafío fue un artículo de el jefe de bomberos mandó que la colocasen tonos violentos publicado en el periódico en el ascensor, y allí permaneció, debida- O Popular- contra el ministro. mente custodiada, hasta que de nuevo pudo La herida de Azevedo no tiene imporser trasladada ala habitación. tancia. Los adversarios no accedieron á reconcipiñal. A las tres quedó por completo domina- liarse sobre el terreno. do el fuego. C alvados de milagro. R L OBISPO, EL BLOQUE Al desplomarse el suelo de uno de los Y D. MELQUÍADES pisos por efecto de la explosión, cayó al de POR TBLÉGRAFO más abajo toda una familia, compuesta de DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR tm matrimonio y cinco hijos. TÚy, 2 9 8 N. No se causaron daño alguno, y huyeron apresuradamente, saliendo á la calle en roEl Boletín Eclesiástico inserta una carta pas menores. abierta del obispo de esta diócesis, dirigida Algunos vecinos les facilitaron ropas de á Melquíades Alvarez, aludiendo al discurabrigo. so que este último pronunció en el mitin de Badajoz. e l Juzgado de guardia. Comienza el obispo mostrándose apenado El juez de guardia, Sr. Lujan, acom- por verle corriendo desaforado por ios cepañado del actuario Sr. Rivero, se constitu- rros del anticlericalismo. yó en el lugar del suceso, comenzando á Sólo una vez- -dice la carta- -tuve ocainstruir diligencias. sión de hablarle, y antes y después me era su personalidad altamente simpática por 1 a Cruz Roja. Concurrieron todas las Ambulancias üe que veía en ella una garantía contra ia acoesta institución al fuego, prestando grandes metividad ciega y atolondrada de la mayor parte de sus correligionarios. Esto era para servicios, mí un papel decente y honrado. La campaña que acaba de hac r desde EXPOSICIÓN DE Llanes hasta Badajoz en favor del siniestro ha LOS PENSIONADOS aglomerado le que, hecho desmerecer á los ojos de muchos como yo, le estimaban. POR TELÉGRAFO Da miedo meterse en estas cosas, porque DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR á ua prelado le conceden menos libertad ROMA, 2 9 6 T. que á cualquier gacetillero del trust. Dos causas diferentes pueden asignarse p n la Academia Española se ha inaugura do hoy la octava Exposición de las á las campañas del bloque: una, verdadera; obras artísticas producidas por los pensio- otra, falsa. La verdadera se la callan; pero todo el mundo la conoce y no tengo por qué nados españoles. El rey Víctor Manuel visitó por la maña- mentarla. La falsa es el clericalismo que usna, acompañado de un ayudante, la Expo- tedes invocan. íMe sonroja que ustedes los bloquista 3 sición, siendo recibido por el director de la Academia y personal de la Embajada espa- aun no tengan ni el mérito de inventar esa ñola, presididido por el secretario conseje- absurda patraña, sino que la importaron de ro, que substituía al Sr. Pérez Caballero, ac- allende el Pirineo. ¿Quiere decirme D. Meltualmente en Sicilia repartiendo socorros. quiades en dónde está ese enemigo feroz que llaman clericalismo? ¿Sabe usted de silgún prelado que ejerza de hecho de consejero del Rey ó del jefe del Gobiei no? ¿Hay camarillas de clérigos en derredor de Trono? ¿Son curas los generales y demás funcionarios del orden civil, político y administrativo? Pásese ya á la Monarquía o quédese en la República; pero si para presentarse al otro lado del puente precisa lavarse la cara ó las manos, lávese y limpíese con xopa suya. No sé si es usted creyente ó descreí do; pero sus respetos á la Iglesia pueden tener fines tan siniestros como los del bloque. Si usted no es creyente, convendría que se supiera en Oviedo, por si hay allí conservadores que le hagan el caldo gordo y curas que le voten. Ha dicho usted en Badajoz que en ain guna República teocrática ocurre lo que realizó el obispo de Túy, anatematizando y rebelándose contra el Gobierno y Jas leyes civiles. Ustedes deben saber que un miembro del Poder ejecutivo no es la autoridad ni la ley. Oponerse á sus demasías cuando abusando de su autoridad faltase á la ley, no es rebelarse, sino defender Ja autoridad, la justicia y hasta la libertad. Dice usted que es preciso que el Podei que garantice la libertad sea soberano é independiente; pues cuente con que los católicos no admitiremos nunca la soberanía absoluta del Estado, ni dejaremos de oponernos á las demasías de los gobernantes que se extralimiten. Termina el obispo retando a 4 feiquíades Alvarez para dilucidar este punto de la soberanía del Estado, ofreciendo dirigirle otra carta abierta. TERREMOTOS UN DUELO ir CÁMARAS EXTRANJERAS POR TELÉORÁFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PARÍS, 3 Q, 8 N. p s t a tarde ha comenzado á discutirse en la Cámara la interpelación referente los castigos impuestos á cinco oficiales de la guarnición de Laón que asistieron de uniforme á un oficio religioso celebrado eii la catedral, durante el cual el obispo de la diócesis pronunció un sermón que se consideró ofensivo para el Gobierno, y sobre la prohibición hecha á los soldados de varias guarniciones de concurrir á los Círculos ca tólicos. En el debate intervinieron el presidente del Consejo y el ministro de la Guerra, para justificar la necesidad de ¡as medidas adop tadas por el Gobierno La discusión terminó aprobándose, poi 304 votos contra 169, una orden del día de confianza en el Gobierno para que siga aplicando las leyes de laicismo SEVILLA POR TELEGKAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR zg, S I i s t a de una causa. Acaba de terminar la vista de la causa seguida contra José Cabello Copete, el Biz co cabellan, y Jobé González Portillo, acusados de la muerte de un guarda jurado del término de Cazalla. Durante algún tiempo se supuso auto; del delito al célebre bandido Pernales, por tener éste en su poder la escopeta de la víctima; pero más tarde se averiguó que se la dieron los autores del crimen. El resultado del juicio ha sido condenatorio para José González, al que se le han impuesto dos años y cuatro Dieses de prisión.