Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 3o D E ENERO D E 1909. EDICIÓN J. PAG. 4 pendencia de juicio: el que trabaje por des truirlo ó el que se esfuerce por mantenerlo con tópicos, hipérboles y generalizaciones 2 Decía Maquiavelo en su libro Principe que cokiiche mganna, trovera sempre chi si lascerá ingannare: el que eagaña encontrará siempre quien se deje engañar. I, a frase es exacta, dolorosamente exacta, aplicada al periodismo y á la política; pero yo creo que, merced á los mil medios modernos de difusión, la cosa va siendo más difícil cada día. En el presente caso el juego comienza á quebrar: ya, dolorosamente también, se va sintiendo. A PRIMERA CONDICIÓN Si me instaran á mí á que en una frase compendiase la personalidad del Sr. Maura, diría que el actual presidente del Consejo es un sistema nervioso excepcional. No se puede hacer de otro modo lo que el Sr. Maura hace. Se necesita una r esistencia física y mental enorme para llevar sobre los hombros, como él lleva, tan ligeramente, una carga abrumadora. El vigor físico es la primera y más indispensable condición de un político moderno. El señor Maura pronunció ayer un discurso de dos horas. Ni un solo momento decayó la atención de los oyentes. I a energía con que tan larga oración fue dicha se mantuvo, á n nivel igual darante las dos horas. El Sr. Maura ha hecho una larga campaña en el Congreso con motivo del proyecto de Administraron local. Ha pronunciado centenares de discursos. Ha permanecido sentado en su sitio tardes enteras durante meses. Ha conservado una calma imperturbable. Se le acusaba unas veces de intransigente, otras de amigable componedor. Su conducta era la misma siempre. I, as que variaban, encrespándose y abatiéndose, alternativamente, eran las pasiones y la inipa- -J ciencia de sus adversarios. j A parte de esta abrumadora labor, el presidente del Consejo había de intervenir, é interviene, en todos los asuntos del Gobierno. En su vida cotidiana no queda ni un solo resquicio para el sosiego. No es menor tampoco la firmeza de voluntad que se requiere para mantener la disciplina y la jerarquía en un vasto partido. No se necesita, finalmente, menos vigor espiritual, menos fortaleza, menos ensanches de ánimo, como decían los antiguos, para conservar la serenidad, la esperanza, la fe, el optimismo, en medio de las borrascas tempestuosas ¡de la insidia, de la ira, de la concupiscencia, que muchas veees malogran en un momento, villanamente, la obra de muehos años. iL DISCURSO DE AYER El discurso pronunciado ayer por el Sr. Maura fue escuchado con vivísimo interés por cuantos se hallaban en el Senado. Pudo verse hacer signos de asentimiento á republicanos y á periodistas que, acaso, públicamente irán execrando la obra del presidente del Consejo. El discurso presidencial puso en claro ana vez más lo que ya sabemos cuantos observamos imparcialmente, como espectadores, la política. I a verdad tal cual es, es una; la verdad para los pobres y confiados provincianos, es otra. El Sr. Maura explicó cómo su obra de régiman local es muy antigua; era bandera peculiar suya en discursos parlamentarios y en conferencias populares, antes de incor- porarse el Sr. Maura al partido conserva- J dor. ¿Cómo puede decirse ahora que esta ley está hecha para los catalanes? Y ¿cómo se explica que este proyecto levantara primitivamente protestas en Cataluña? Se introdujeron modificaciones en el proyecto. Pero estas modiñcaciones, ¿no se fueron haciendo en aquellas sesiones llamadas del cine, es decir, con la colaboración de cuantos quisieron tomar parte en la obra, con isus rectificaciones, mudanzas y aportaciones? -Se hace ahora un estrépito tremebundo Sobre las peñas pontevedresas sfi alza, daba un cheque de cien mil francos por cada acto del Chantecler... y se tiraba de los pelos. como símbolo de la madre gallega que alienTodo esto se va á concluir. ¡Imaginaos el ta al hijo á la defensa de la patria, una camdolor de Gedeón el día que Weyler vistiera á pesina que, apoyada en el laurel y el escula última moda! ¡Se había, concluido la di- do de Galicia, abre su diestra y da el grito de guerra. versión! Esta composición descansa sobre un cuerPorque Rostand lo ha dicho formalmente: Vengo á dirigir los últimos ensayos del po rectangular, cortado en su centro anteChantecler. Y en seguida nos ha anunciado rior en medio punto, que produce an proque la obra estará dispuesta dentro de dos fundo fondo á las rocas, y en el cual, y perdiéndose en las entrañas de éstas, se lee la meses. No debe sorprender á nadie que el autor palabra Independencia y á los lados los se quiera tomar dos meses para dirigir los escudos de las cuatro provincias gallegas. últimos ensayos de una obra que ha tar- I as peñas, en su extremo anterior, tienen un corte en plano, donde se leerá esta insdado diez años en escribir. Rostand no se apresura, y buena prueba eripción: A los héroes gallegos de 1809. En la parte posterior habrá, bajo el escude quele gusta hacer las cosas con calma es que viene á instalarse en París y ocupa do de España, una sucinta explicación del un piso entero del hotel con toda su fami- hecho y la dedicatoria que se acuerde. Y á los lados dos grandes lápidas, donde lia... y el automóvil. figuren los nombres de las corporaciones, Dero ¿por qué se habrá decidido á repre- centros y entidades que contribuyan á la sentar esa famosa obra, que ya nos iba erección del monumento. pareciendo una cosa más fantástica que el Todo descansará sobre dos sencillas asunto elegido por el poeta para escribirla? gradas. Esta es la pregunta que se hace la gente de El monumento será de piedra de granito letras, comentando la llegada de Rostand á de la región gallega, excepto las figuras, París. que serán de bronce, así como los escudos. Yo acabo de leer en un periódico un suel- l, as lápidas serán de mármol español. to curioso: Su altura no será menor de ocho metros, Se ha hablado tanto de Ghantecler- -áice y su ancho de seis. el articulista, -y el Sr. Rostand se ha dado tan poca prisa para estrenar su obra, que n a r a el Concurso de aviación. por todas partes están los autores explotan- Con objeto de que en el Concurso de aeroplanos próximo á celebrarse en Monado su idea. En el mismo París nosotros hemos visto co, y para el cual hay concedidos premios ya en un music- hall una Chantetlairette. No de mucha importancia, encuentren los aviase trataba más que de una obra sin impor- dores que en él han de tomar parte todo gétancia literaria. Pero ahora se anuncia el nero de facilidades, se está construyendo próximo estreno en España de una comedia una rampa ó plano inclinado en el punto de donde todos los personajes son animales y parada, con objeto de facilitar el lanzamienque se titula El caballero Lobo (Le chevaüer to de los aparatos. Como puede juzgarse por la fotografía Loup) Esta obra, del Sr. limares Astray, se que reproducimos, las obras son de mucha representará en el teatro Español. Si alcanza éxito es probable que la tra- consideración. Además de esto se construyen cobertizos duzcan inmediatamente al francés y que la veamos en algún teatro parisién... antes del y se acopian todos los elementos que pueden contribuir al mejor éxito del Concurso. -streno de Chantecler. ¡Quién sabe! Esta eventualidad debe ha- JJ ospital modelo. ber influido algo en el ánimo de Mr. Ed- De tal puede puede calificarse el esta uond Rostand. blecido para auxiliar á los heridos militares He aquí una cosa que no sospechaba el en París. En él existen todos los perfeccioSr. Linares Rivas seguramente. Rostand, el namientos de la higiene moderna, todas las inmenso Rostand, ha sentido celos de El ca- comodidades imaginables en un hospital y ballero Lobo y se ha apresurado á activar ios un cuerpo de practicantes y enfermeros que ensayos de Chantecler, muy molesto al saber á diario reciben lecciones prácticas asistienque otros animales iban á presentarse sn do á las consultas que dan los respectivos escena antes que los suyos. profesores. Pero El caballero Lobo no tendrá la suerte que está reservada al gallo tapado de Rostand. El autor de Chantecler, sin haber estrenado aún su obra, ha percibido ya 300.000 francos á cuenta de los derechos, y Coquelin ha vendido 200 llenos á los revendedores. Í N CASO INTERESANTE En torno á la ¡Gemid, gemid, autores... v personalidad JOSÉ JUAN CADENAS de D. Antonio Maura se ha intentado crear París Enero. un ambiente de mixtificación y de superchería. Se le presenta como un hombre tiránico, reaccionario, enemigo del progreso. Se cambian y tergiversan sus palabras y JUí onumento conmemorativo. sus actos. Se le atribuyen frases que no ha El Centro Gallego de esta corte, en dicho jamás. Hace pocos meses recuerdo unión del Ayuntamiento de Pontevedra, se que un periódico dijo que, en cierto debate propone erigir en aquella capital un monu- parlamentario, el Sr. Maura se levantó balmento que perpetúe la heroica defensa del buciente á contestar á su adversario. Hace puente Sampayo (Junio de T 809) contra las dos días, el mismo periódico enteraba á sus tropas francesas. lectores de que el presidente del Consejo, El autor del boceto, cuya fotografía re- ante los discursos del Sr. Sol y Ortega, haproducimos, es el Sr. González Pola. bía salido del Senado cabizbajo y mohíno. He aquí la descripción del monumento: Vivimos en un periodo de farsa y de menDe la montaña gallega surge el histórico tiras. El lector ingenuo que ea provincias puente, representado por uno de sus pilares tome al pie de la letra todas estas patrañas, y arco derrumbado. Sobre él, nn grupo de absurdos é incongruencias, seguramente labriegos gallegos y estudiantes santia- que se formará del actual presidente del gueses que rodean y defienden la bande- Consejo una bien espantable y hórrida idea. ra de la patria, que. sobre ellos ondea, y á Creo que en nuestra historia política consu frente la figura militar del guerrillero temporánea no se ha dado un caso de mixMorillo, que los dirigió, representa la heroi- tificación semejante. En presencia de él, ca hazaña. ¿quién dará prueba de más limpieza é inde- MAURA EN EL SENADO NUESTROS GRABADOS