Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEYES 28 DE ENERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4 Esas pretensiones ao entrañan novedades. I, a Prensa se ha hecho eco de ellas en varias ocasiones; pero ahora esas reivindicaciones tienen carácter diplomático, ya que una Nota, aprobada por la Cámara servia, EN LA INTIMIDAD va á ser comunicada á las Cancillerías. I, a esposa (enseñando á su marido un Como el problema ha sido planteado, consombrero nuevo) -Míralo, ¿Te parece ele- viene estudiarlo. gante? ¿Te parece bonito? Un llamamiento de esta índole á las poEl esposo. -No me parece nada. A lo tencias es inútil si tiene por objeto provocar sumo, me parece caro. simpatías que se han manifestado sin que L. a espo sa. -Eso quiere decir que yo tuviera Servia que recurrir á ese medio, é tengo buen gusto y tú no. inútil también si con él se quiere llegar á El esposo. -Es verdad... nuestro mauna solución práctica. trimonio lo prueba. Servia debe saber por experiencia que tienen escasa eficacia ciertas adhesiones qne no pueden dejar de ser platónicas. Ahí QUISICOSA, POR NoVEJARQUE está el ejemplo de Turquía. El Gobierno turco ha encontrado en todas partes un apoyo jmoral. Inglaterra lo ha sostenido con energía, y, sin embargo, los turcos han comprendido que les era indispensable entenderse directamente con Austria. I os servios deben seguir el mismo camino. Si sus pretensiones fuesen más moderadas podrían quizá contar con una intervención de las potencias; pero su programa es de tal índole que ninguna nación puede apoyarlo. Piden una modificación territorial cuando la crisis actual no ha producido ningún cambio en el statu quo establecido par el Tratado de Berlín, y eso es una quimera. L, os servios viven de recuerdos del pasado y de ilusiones para lo porvenir. Han olvidado que sin la fuerza no hay ambición posible, y que antes de pensar en aumentar su territorio, los pueblos deben ocuparse de fomentar sn riqueza. Y por haber olvidado esa eterna verdad el pueblo servio sufrirá una nueva desilusión tras aquellas otras que han destruido I, a solución, mañana. repetidas veces antes de ahora sus nobles ilusiones. Solución al chara- dístico de ayer: Aun e s tiempo para evitar un fracaso. Servia debe entenderse directamente con TK- MOR JVÁOR- D 1- EN- TE 33 N- TI 5 1 Austria y pedir á ésta concesiones económiDr- 33 N- Tfí cas- El Gabinete de Viena, en ese orden de ideas, está dispuesto á iniciar negociaciones, y los diplomáticos de Belgrado pueden ción ha anunciado hace pocos días que pue- contar, en ese terreno, con el apoyo decidide adherir á cada instalación telefónica un do de las demás naciones. nuevo aparato llamado telewriter, el cual, en ausencia del abonado, recibe y escribe la comunicación automáticamente. Saludemos, pues, al telewriter, la primera p a g o s del mes de Febrero. conquista práctica que nos regala el año que Día r. Montepío Militar, de la M á la Q. Montepío Civil, de la M á la Q. Teha comenzado. nientes y alféreces. Marina. Cesantes. ExC. GONZÁJEZ CLIFFORD claustrados. Secuestros. Remuneratorias. Londres, Enero de 1909. el Anuario de las Profesiones, que acaba de ser Día 3. Montepío Militar, de la R. á la Z. puesto á la venta, en el cual se registra la Montepío civil, de la R á la Z. Capitanes. POLÍTICA INTERNACIONAL baja sufrida en el pasado año por el comerPlana mayor de jefes. cio inglés, he encontrado un detalle curioDía 4. Montepío civil, de la E á la 1,1. fio. El Anuario registra 124 inscripciones de LA SITUACIÓN Tropa. otras tantas profesiones nuevas, profesiones Día 5. Montepío Militar, de la A á la E. que hasta ahora no figuraban en ninguno EN LOS BALKANES Montepío Civil, de la A á la D. Coroneles, de los catálogos. L, os negocios disminuyen, l a cuestión de Oriente presenta mejor ás- Tenientes coroneles. pero los oficios aumentan. ¿Cómo explicar pecto desde hace algunos días; pero no Día 6. Montepío Militar, de la F á la 1,1. este fenómeno? se han desvanecido todavía por completo Jubilados. Comandantes. -Bien es verdad que entre las 124 inscrip- los temores de futuros conflictos. Nota. En los días S y 9 se verificará el ciones nuevas figuran algunas profesiones Para que sea definitivo y completo el pago de las nóminas, haberes de altas, suque sólo pueden registrarse en un Anuario acuerdo entre Austria y Turquía sólo faltan pervivencias, residentes en el extranjero y inglés... de la risa. Figuraos que hay varios algunas cuestiones de detalle que tendrán todas las nóminas sin distinción, y el día 10 constructores de aeroplanos- -cuando el úni- rápida solución; y entre Bulgariajy el Impe- las de retenciones. co aparato que teníamos se ha hecho pol- rio Otomano, el conflicto se reduce ahora á vo; -hay además tres expertos en artes una cuestión de dinero, y ambas naciones culinarias ¿con qué se comerá esto? -y, están dispuestas á realizar recíprocos sacriUNA IDEA DIARIA por último, han sacado su patente y se han ficios con el objeto de hallar un terreno de I avado del marfil. inscripto en el Anuario unos cuantos fabri- conciliación. Para restituir al marfil amarillento su- cantes de zapatos para los caballos... En cambio, subsiste el problema, eslavo, primitiva blancura, disuélvase en agua una No cabe duda que con el esfuerzo dees- porque los servios se muestran intransi- cantidad suficiente de alumbre para darle gentes. tas tres nuevas profesiones los negocios van color lech o. Hiérvase. Échense en la mezá aumentar sensiblemente. El Gobierno del rey Pedro ha decidido cla los objetos de marfil, y déjense en conhacer un llamamiento á las potencias, re- tacto cosa de una hora, limpiándolos con J ara facilitar el tráfico, y en previsión de clamando la autonomía de las poblaciones cepillo de vez en cuando. También se puede r la era áe febril actividad que se aveci- servias de Bosnia y la cesión de una zona frotar el marfil que se trata de blanquear na, la Dirección de Teléfonos ha ofrecido territorial, por la cual Servia desea asomar- con jabón negro, enjugándolo luego perfecuna innovación á sus abonados. I a Direc- se al Adriático. tamente con un paño. buena voluntad. Hacía mucho tiempo que el ministro inglés no empleaba un lenguaje tan optimista y categórico; pero la coincidencia de este discurso con las palabras que se asegura pronunció días pasados Clemenceau en presencia de los directores de la Prensa francesa ha motivado diversos comentarios. ¿Quién tendrá razón? Las palabras de los políticos, cuando son lanzadas intencionadamente á la publicidad, ocultan, por regla general, un secreto designio. ¿Ha querido sir Bd. Grey con su discurso tranquilizador preparar una buena recepción al rey Eduardo en Berlín? ¿Se ha propuesto Clemenceau fortalecer su situación parlamentaría haciendo sonar, aunque con sordina, el clarín guerrero? Después de todo, la primavera no está lejos, y pronto hemos de vet cuál de ambos políticos acierta. p o r lo pronto, y á reserva de las sorpresas que nos tenga reservadas el año 1909, lo único prático que el pueblo inglés ha sacado de la polítiea seguida en 1908 es la baja formidable en su comercio de exportación, de que ya hablé en artículos anteñores. El inglés- -decía lord Cromer- -es, sin saberlo, un discípulo de Bacán. I, a filosofía inductiva forma una parte de su temperamento nacional. Instintivamente rechaza el razonamiento a priori y se complace en reunir laboriosamente una serie de hechos antes de deducir una conclusión cualquiera. I,o que pueda ocurrir en los Balkanes le tiene hoy por hoy completamente sin cuidado. L, o que le preocupa más es la decadencia de su comercio. Esta es la conclusión definitiva. Y le preocupa doblemente porque ha tenido una resonancia grandísima en el mundo entero; periódicos y revistas se han ocupado del asunto, concediéndole la importancia que en realidad encierra, y los políticos, en las Cámaras extranjeras, lo han comentado de diversos modos. El pueblo inglés tiene empeñado ahora en este asunto su amor propio, y se aleja de la palabrería política para dedicarse única y exclusivamente á remediar en lo posible el daño sufrido. Donde se reúnan tres hombres de negocios no oiremos estos días más que esas palabras: ¡El año ha sido malo! -Y los tres convendrán sin dificultad en que, efectivamente, los negocios no han marchado bien. Pero ¡ved lo que son las cosas! Repasando nuestras btseaas intenciones y en nttestra PASATIEMPOS CLASES PASIVAS