Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 28 DE ENERO DE 1909: EDICIÓN 1 PAG. 8. El señor conde de AL. BAY: Para S. S. Explica los sucesivos fracasos de la Compañía Vasco- Castellana buscando capital, y añade que los obligacionistas se vieron sorprendidos, no hace mucho, por haber leído en un diario de Madrid que la Vasco- Castellana se iba á poner al corriente. Y sabéis qué periódico publicó esa notitíá, que ha hecho mucho daño á la Compañía? Pues España Nueva, del Sr. Soriano, el mismo que luego ha venido aquí á decir que so había Compañía, capital ni valores. El Sr. SORIANO: ¿Y qué tengo yo que ver con eso? Se trata de un anuncio como tro cualquiera, que llevan á la administratión y pagan con arreglo á tarifa. Da cuenta de los gastos realizados de los Seis millones de pesetas, pagando el cupón (cerca de un millón) atendiendo á las minas 3 e Burgos, comprando terrenos en Bilbao y sn Madrid. Dice que los consejeros de la Vasco- Cas: tellana no cobran sueldos hace mucho tiemp y cuando los cobraban era mucho menos de tres mil duros. Elogia calurosamente al general Polaviejá, persona modesta que se ha elevado á los más altos puestos de su país sin crear fortuna, pues sus hijos sólo heredarán un nombre honrado. El Sr. CERVERA: Pido la palabra para ttna alusión personal. (Grandes risas. Sigue hablando el conde de ALBAY y lee! s sueltos injuriosos publicados en dos dialios contra la Vasco- Castellana, á cuyos aurores llevó la Compañía á los Tribunales. Lee un documento oficial de los comunicantes en cuestión, los cuales retiraron todos los conceptos y palabras iniuriosas contra la Compañía. Ensalza las virtudes y la honradez de la magistratura española, que está mezquinamente pagada, pero que puede afrontar Con la frente alta la comparación con los jueces y magistrados de las naciones más ricas. Reconoce que es amigo íntimo del escribano de actuaciones de Bilbao, D. Pablo Antonio Martínez, el cual no conoce siquiera al general Polavieja. Pero ese escribano sirve en el Juzgado ñel Centro, de Bilbao, y la mayoría de las cuestiones civiles y judiciales de la VascoCastellana se ventiló en el Juzgado del Ensanche, menos en dos casos, en uno de los cuales fue condenada la Compañía, y en otro se falló en rebeldía. Pero además ese escribano fue á Bilbao con permuta en 1904, y hasta 1907 no se suscitaron las causas contra la Vasco- Castellana. Con datos tan probados como los que ahora desvanezco, ha acusado el señor marqués á la justicia española de servir los Intereses de las Compañías. (Bien en la mayoría. Afirma que el procedimiento de las causas civiles ha ido en este caso tan lento como va siempre, y niega que la querella criminal se plantease por denuncia del fiscal del Tribunal Supremo, pues la promovió un obligacionista, un particular, ante el fiscal de la Audiencia de Bilbao. Asegura que el sumario criminal se halla Concluso, sin determinaciones contra nadie y con la presunción legal de ser inexacta la denuncia origen de la causa. Termina diciendo que no combatirá, y, por el contrario, apoyará toda iniciativa par lamentaría encaminada á declarar incompatible el cargo de diputado ó senador con el de consejero de las grandes Compañías industriales, á pesar de lo cual dice que sigue siendo consejero de la Vasco- Castellana porque es el único español que en el Consejo queda y no quiere abandonar los intereses de sus conciudadanos, arrostrando los ataques de los Sres. Soriano y Nougués, que han buscad en este asunto un efecto político. Dase cuenta de los dictámenes reiercm. eS FINAL INTERESANTE Comparad ese móvil con el del Sr. So- al acta del Sr. Azzati; el Congreso acuerda riano, que es meramente político, como se reunirse mañana en secciones, y se levanta prueba con el diario que inspira, que más la sesión á las siete y cuarto. parece un libelo... El Sr. SORIANO: Que retire esas palabras. iS Dos Jaranos se m señor PRESIDENTE: ¡Orden, orden! o s IMPRUDENCIAS reunieron ayer El Sr. SORIANO: Que se aclare eso. tarde, y los dos intervinieron en delitos co El señor PRESIDENTE: ¡Orden, orden! metidos por imprudencia. (Campanillazos. Una de las causas, la vista en la Sección El Sr. SORIANO: ¡Orden al conde de cuarta, se seguía contra Miguel Alberquilla, Albay! porque hallándose éste limpiando una escoEl señor PRESIDENTE: El conde de Al- peta tocó el disparador y salió el tiro, con bay no se ha referido á palabras pronuncia- tan mala fortuna, que los perdigones fueron das por S. S. en la Cámara. á herir á un nieto de Miguel, llamado AnEl Sr. SORIANO: Es igual. selmo Guardeño. El señor PRESIDENTE: ¡Orden! Este falleció poeo después á consecuenEl conde de ALBAY: El móvil del señor cia de las lesiones que recibiera, y su abueNougués, según él mismo ha tenido la in- lo fue procesado; pero ayer tarde 1 Tribu. genuidad de confesar el primer día que tra- nal popular, convencido por la argumentató este asunto, ha sido muy modesto, case- ción del joven letrado Sr. Olivares de que ro, pudiéramos decir. se trataba de un accidente desgraciado mác; Aquí ha dicho que un amigo suyo le ha- que un delito, emitió veredicto de inculpabía encargado con interés que atacase fuer- bilidad, y la Sala absolvió libremente á Mite á la Compañía Vasco- Castellana. guel Alberquilla. El Sr. NOÜGÜES: Eso es falso é indigno de un diputado. (Rumores, campanillazos. g l otro hecho, que el fiscal califica de hoLos Sres. Nougués y Soria io: Que retire esas micidio por imprudencia, ocurrió en los Cuatro Caminos hace próximamente palabras. El conde de ALBAY: Yo renuncio al de- un año. Los procesados, Marcelino Nouguero y recho que tengo para exigir á SS. SS. que retiren las que han pronunciado ahora mis- Joaquín Cuevas, conducían un automóvil mo; pero no lo ejerzo porque no me siento propiedad del conde de los Andes, y al llegar al indicado sitio arrollaron al niño Ánlastimado por ellas. gel Martínez, quien recibió tan terrible golEl Sr. NOÜGÜES: No las retiraría. El eonde de ALBAY: Yo me he limitado pe en la cabeza que falleció en el acto. á reproducir frases del propio Sr. Nougués; En la sesión de ayer se practicó la prue. y además tengo aquí una carta de un obli- ba, y se suspendió el juicio para continuar gacionista de Reus dirigida á otro de Ma- lo en la tarde de hoy drid, en la que se trata de venta de acciones Defienden á los orocesados IQS Sres. Ce judo y Tabernillas- de la Vasco- Castellana, diciendo al final: Bastante hemos tratado de las cláusulas UN PASANTE del contrato de venta; decídase pronto, por que si no, entregaré el asunto á mi amigo el Sr. Nougués para que meta en cintura á la A la recepción que se celebrará mañana Compañía. No me sentaré, después de lo dicho, sin en casa de la marquesa de Squilache asistirogaros á vosotros, caballeros con concien- rá S. A. la infanta doña Isabel. Con tal motivo los caballeros que asistan cia, que juzguéis mi conducta y la comparéis con la de los Sres. Nougués y Soriano, á la fiesta lucirán condecoraciones. y además rogando al ministro de la Guerra El 2 de Febrero serán los días de las marque cuanto antes traiga á la Cámara el ex- quesas viuda del Pazo de la Merced y pediente instruido en su departamento so- Sancha. bre el descuento voluntario que hicieron los Condesas de Villar de Felices y Cortina. maestros armeros de todo el Ejército espaSeñoras de Santos y Fernández Laza, ñol con destino á recompensar á alguien Suárez Incláu, Solano (D. Carlos) y viudas que obtuvo en la discusión de los presu- de Blengua y Ruiz del Árbol. puestos que se admitiese una enmienda eleSeñoritas de Fernández de las Cuevas, vándoles el sueldo. (Grandes rumores. Sen- López Bayo, Barranco, Pidal, Cobián, Basación. rreneohea y Jordán de Urríes y López RoSe da lectura á una proposición inciden- berts. tal del Sr. Soriano. Se el magistrado del TrlSe suspende este debate y jura el cargo el bunalhalla enfermo Fermín Hernández IgleSupremo, D. Sr. Laviña. sias. TRIBUNALES DE SOCIEDAD Mientras se elige un individuo por la Comisión de Actas, resultando elegido el señor Luna, la casi totalidad de los diputados y el público abandonan el salón y las tribunas haciendo animados comentarios sobre el discurso del conde de Albay, y especialmente sobre sus anteriores manifestaciones. Se aprueba el proyecto de ley referente á las obras del dique de Benicarló. RÉGIMEN LOCAL Ocupa la presidencia el Sr. Prado Palacio y pone á debate el proyecto de ley reformando el régimen local. En los escaños sólo han quedado nueve diputados. El Sr. ALCALÁ ZAMORA apoya una enmienda al art. 386, y es desechada en votación nominal por 67 votos contra 13. El Sr. MUÑOZ CHAVES defiende otra al art. 386, que es aceptada. Al art. 387 se desechan dos enmiendas de IACJ grec. ajcalá Zamora y Pártela, ORDEN DEL DÍA Ha dado á luz con felicidad un hermoso niño la condesa de los Andes. En la iglesia de la Concepción de Calatrava se reunió ayer tarde, á las tres, el Capítulo de la Orden Militar de Montesa, con asistencia de los caballeros de Calatrava y Alcántara, para armar caballero y vestir el hábito de aquella Orden al vicepresidente del Senado, Carlos Frígola y Palavicino, barón del Castillo de Chirel. Presidió el Capítulo el marques de la Ro mana, clavero mayor de la Orden de Montesa, y fue padrino del nuevo caballero el marqués de la Candelaria de Yarayabo Los Sres. D. Miguel y D. José Muguiro le colocaron la espada y le calzaron las espuelas. Bendijo el hábito el capellán de las Ordenes, D. Felipe Morales de Setién. A la ceremonia asistieron íiuiobos caba lleros de las Ordenes Militares y una aristocrática concarrenei 9,