Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 27 D E E N E R O P E 1909. E D I C I Ó N i. P A G 9, -El teatro estuvo muy concurrido, y el J Cuarteto Vela ganó una victoria más. ¿Presenció usted el estreno de Elrincón 4 e la aleglía en el Cómico? gría es una cosita andaluza, ni mejor ni peor que otras que hemos visto, y que quizá por el exceso de cultivo de esta nota pareció á la gente de poca novedad. La partitura, de Calleja, tiene dos lindos números: un tango, que se repitió y que cantó Loreto con su gracia personalísiina, y un dúo bien orquestado y elegante, que cantaron la señora Franco y el Sr. Alonso al fiual. Sebastián Alonso, amor del libro, salió una vez á escena. Chicote representó con mucha vis cómica un personaje episódico. ¿Qué más se dice por ahí? -En Valencia, con un éxito formidable, ha debutado la compañía Pino- Thuiller, representando la hermosa comedia de Benavente Rosas de otoño. Los periódicos valencianos hacen grandes elogios de la interpretación. -Otra compañía, la de los Sres. Montenegro y Vigo, ha estrenado en Vitoria la divertidísima comedia de los Quintero Las de Caín. Obtuvo el mismo éxito entusiasta ue en Madrid. El tenor Iribarne, que tan bueua campaña liizo en Price recientemente, ha conquistado muchos aplausos en el Liceo de Barcelona, cantando La damnazione di Fauit y Dinorah. Se habla de una temporada de ópera en Madrid en la próxima primavera, y, entre otros artistas, se cuenta con el concurso üe Iribarne. -A propósito de Price. El tenor Figueroía, en Marina y Campanone, ha estado como en sus mejores días. Repuesto de su enfermedad, el simpático artista ha hecho alarde üe sus brillantes facultades. -En la Comedia siguen viento en popa los ensayos de la obra de Plauto- BernardPalomero, Los gemelos. Tirso y cuantos conocen la comeaia se las prometen muy felices. -Esta noche se estrena en el Salón Regio una obra de Martínez Sierra, y se prepara en Romea el beneficio del simpático Zamacois, con la 50. a representación de su linda comedia Nochebuena? ¿Hay algo más? -Por hoy cerraremos estas velaciones. FLORIDOR -Fue un succés d estime. El rincón de la ale- V LAS NOCHES DEL REAL I a segunda Butterfly alcanzó el mismo fe liz éxito que la primera. l a Storchio, continuamente ovacionada. Cuando la gente salía del teatro pude observar la enprme cola que había en la calle esperando á que se abra el despacho de billetes, ¡á las once de la mañana! para obtener localides á fin de ver á Titta Rufío esta noche en Rigolelto. No se ha dado otro caso semejante en la historia del teatro. Es verdad que la supresión de la reventa contribuye á ello, así como la supresión de los encargos en contaduría. 1 Las dos cosas se observan con gran rigor. i abonados ni no abonados pueden obtener una localidad como no sea formando cola. Lo que tiene es que no se evita la reventa clandestina, y hasta se dice que existe servida á domicilio y en bicicleta, por más señas. El revendedor forma en la eola, obtiene las localidades como un comprador cualquiera y luego las coloca entre sus clientes, l cpn lo que se ahorra el pago de la patente y íiace mayor negocio. l Como en otro lugar decirnos, mientras no se limite el número de localidades para cada venta, pero no ha resuelto este caso: ¿puede comprador- -cosa muy difícil, por cierto, -ó limitarse el número de localidades á cada se reglamente la reventa, casos como el pre- solicitante? Y como no lo ha resuelto, puede sente se repetirán mientras hava un Titta resultar que aunque haya mil localidades disponibles, con pocas personas, con las prt- Ruffo. meras que formen la cola, se agotan aqué- i Y ahora otras noticias. lias, porque están en su derecho pidiendo y Titta Ruffo cantará mañana, jueves, en llevándose diez, cincuenta, cien billetes ó, Palacio. más. Y no es esto reventa, porque cada comEl viernes, por la noche, en la función á prador puede ser comisionado, sin corretabeneficio de la Asociación de la Prensa. je, de diez, cincuenta, cien ó más espectaEl sábado, Rigoletto, y el domingo, El bar- dores. bero de Sevilla y canciones de su repertorio. ¡Ese Titta Ruffo ha venido á revolucionar ¿Que cómo se ha realizado el milagro? Sacrificando dos funciones á Montecarlo; Madrid! pero indemnizándole aquí la Empresa del I OS QUE SE VAN La famosa princesa Real á Titta Ruffo. Broglie ha terminaEsta indemnización, que supone 4.000 do en Price. Ontiveros, en la Zarzuela. francos, motivará una subida de un 10 por No sabemos si Sagi- Barba en Price. Ayer 100 sobre el precio de contadnría en las lo- no cantó, al menos. calidades. De los tres artistas, el último es el más artista y el más popular. 1 a función á beneficio de la Asociación de A los otros les dirá el público: ¡buen viaje! la Prensa se verificará, como queda dicho, el viernes por la noche. El programa es: LA FIESTA DEL KAISER Sinfonía de Egmont, por la orquesta, bajo i a colonia alemana residente en Madrid la dirección de Rabí. Actos segundo y tercero de El barbero de rant celebrará hoy un banquete en- el restauSevilla, por la Paretto, la Barea, Titta Ruffo, años Tournié para solemnizar el cumpledel emperador Guillermo. Perea, Mansuetto, Oliver y del Pozo. Asistirán al banquete el embajador, coa Acto segundo de Madame Butterfly, por la Tattenbach; el personal de la EmbajaStorchio, la Lucacew ka, Brombara, Pini de deel cónsul. da y Corsi y Tañci. Por la tarde, á las tres, celebrará la coloCanciones italianas por Titta Ruffo. alemana El precio de las localidades será único: niala primeraotra simpática fiesta, colocando piedra de una nueva Escuela, el actual de contaduría. un solar de la Hoy en todo el día se reservará las si yas deEsta se construirá enla de Fortuny, calle Zurbarán, esquina á á los abonados. Mañana, á los socios de la Prensa. Y las que queden se pondrán eu despacho durante todo el día del viernes, Ceis ó siete días de cama son muy conve nientes. Yo estaba aburrido de tanta salud, y por hacer algo en beneficio de la clase médicoW ERODES MUNICIPALES Enlacallede farmacéutica- -según dicen, todo está muy Serrano se ha malo- -adquirí unas fiebres muy decentitas, abierto una ancha zanja para obras de al- y ¡zas! á la cama con ellas. Estuve por pedir á cualquier compañero cantarillado. Está bien. Los adoquines del pavimento y las tie- que publicase un sueltecillo dando cuenta rras de la hendedura se han amontonado de mi dolencia, que, afortunadamente, no ha tesobre la alameda de los números pares de nido importancia, en los Ecos de sociedad vertedero de las pequeñas vanidades; pero dicha calle. Está mal. El peso enorme de tanta piedra y de tanta desistí por no alarmar á dos ó tres Flérídas tierra es un atentado contra la existencia de que tengo hipotecadas. Pues decía que seis ó siete días de cama, los árboles, en su mayoría jóvenes y dignos de más cariño. Se les ha dejado un hueque- son muy convenientes, porque, entre otras cito alrededor del tronco, como para que be- particularidades, me he enterado que exisban las gotas de agua que las nubes tengan te en el mundo una porción de caballeros á bien regalarles; pero las raíces no viven de los que no tenía la menor idea. ¿Quién halla lugar en el ajetreo diario sólo debajo de ese reducido espacio. Se extienden por la tierra, hoy apisonada, pren- para leer ciertos artículos que publican los sada por la tremenda carga que soporta. Y periódicos, como si los sacaran de la guareso es una crueldad. ¡Apenas hay calles dilla? Sólo en una convalecencia se pueden enpróximas afluyentes y sm árboles donde dechufar esas cosas, positar tierras y adoquines! iHasta los anuncios se lee uno! ¡Fues 110 ¡Y como andamos tan sobrados de arbolado en la villa para procurar su martirio y me he enterado yo de pocos específicos nuevos en estos días! ¡En fin, sé hasta las muerte! viudas que hay dispuestas á ceder algo! ¡Herodes municipales délos árbolesl Además, los que vienen á vernos, ¡qué J ACOLADELREAL Ayer se repitió el amablemente nos consuelan! ¡Casi con en: -espectáculo del do- vidia! mingo en los alrededores del gran teatro. ¡Chico, qué frío hace! ¡Una noche de peLa cola de gente en demanda de billetes rros! ¡No se ve linda persona por la calle! -para oir esta noche á Titta Ruffo daba vuel- dice un amigo. Y nosotros, bien arrebujados, ta por la plaza de Oriente. Se acabaron los oímos desde la cama, con cierta cruel combilletes que por orden de la autoridad de- placencia, los recios pasos de un transeúnte ben ponerse en contaduría á disposición del ó los menuditos de alguna palomita calleje público antes de que la mitad de la cola hu- ra que va á encerrar. biese adquirido billetes. Se pagaron pues- ¿Qué es eso? -exclama, dándonos el tos á cinco pesetas, y algunos, los que los quién vive, otro camarada. ¿Estás malo? pagaron, se quedaron sin pesetas y sin lo- ¡Qué suerte tienes! ¿Te libraste del estreñíto calidades. Hubo protestas, intervención de de anoche? ¡Valiente tabarra! las parejas... Y hoy, repetición del especY el amigo nos cuenta lo que pasa en la táculo con el despacho, porque todo Madrid comedia, y celebramos la oportunidad de quiere oir á Titta Ruffo, y todo Madrid, ni nuestra indisposición. muchísimo menos, cabe en el Real. ¡Así como así, era de un compañero! ¡Vaya Además, la autoridad ha prohibido la re- un embolado! Hubiéramos teaido que ha. NO HA SIDO NADA COSAS QUE PASAN: