Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 27 DE ENERO D E J 909. EDICIÓN i. PAG. 8. Barcelona, Niza, Italia y otros puntos del Extranjero. Se encuentra en Madrid el marqués de Jlocaverde, alcalde de San Sebastián. Por el ministerio de Gracia y Justicia se fea expedido; Real carta de confirmación á D. Alvaro Carvajal y Melgarejo, marqués de Cénete, en la grandeza unida á dicho título. Real carta de sucesión en el condado de Canga- Arguelles, á favor de D. José CangaArguelles y del Busto, por fallecimiento de su padre. En el marquesado de Tremolar, á favor de D. José María de Navarrete y Mayáns, por fallecimiento de su padre. En el marquesado de Lozoya, á favor de D. Luis Contreras y López de Ayala, por fallecimiento de su padre. Real licencia para contraer matrimonio, á ia señorita María del Milagro de Ayguavives y Moy, hija de los marqueses de Jas Atalayuelas, con D. Alfonso López y Sánchez. Autorizando á D. Bernabé Sánchez Dalp y Calonge para que pueda usar en España el título de marqués de Casa Dalp, concedido por Pío X. En plena juventud, y cuando su laboriosidad y su talento le llevaban rápidamente á un puesto envidiable en el foro, ha fallecido el abogado D. Francisco Lastres y Prieto, hijo del notable jurisconsulto y senador del mismo apellido. El finado pertenecía al Colegio de Mattrid, y había desempeñado con gran acierto el cargo de fiscal municipal, conquistando en todas partes muy sinceros afectos por sus excelentes prendas de carácter. Reciba su distinguida familia, y muy especialmente su padre, D. Francisco Lastres, y su hermano político Sr. Villahermosa, muy queridos amigos nuestros, la expresión del profundo sentimiento que la triste noticia nos ha producido. de la Cruz Roja de Oviedo, 125; Comisión provincial de la Cruz Roja de Malaga, 1.293; dos caballeros de Pamplona, desconocidos, 30. FIESTAS ARISTOCRÁTICAS LOS REYES EN EL PALACIO DE BAILEN p n el suntuoso palacio que en la calle de Alcalá habita la duquesa yiuda de Bailen se celebró anoche el anunciado banquete en honor de Sus Majestades y de los príncipes de Battenberg. En la mansión, verdaderamente señorial, de tan ilustre dama, riquísimo museo de obras de arte y antigüedades de incalculable valor y mérito, se utilizaron anoche las habitaciones de gala, situadas en la planta principal, que es donde se halla instalado el gran comedor. La escalera de honor estaba artísticamente adornada con infinidad de flores, viéndose hábilmente combinadas las rosas, las camelias y los claveles. En magníficos tibores antiguos de! Japón y en jarrones de China de gran mérito lucían plantas soberbias. Por todo el palacio, en la amplia galería que circunda el hall, en el salón de baile, en el fumoir. un alumbrado artístico y discreto avaloraba los cuadros y esculturas que ailí se admiran. El gran comedor ofrecía un golpe de vista deslumbrante, y la mesa, para veintiséis cubiertos, sobre finísimo mantel, adornábanla figurillas de porcelana del Retiro y artísticas guirnaldas hechas con Claveles rojos y amarillos. La cristalería era de Bohemia, con decorado de oro; las vajillas, de oro, plata y cristal y porcelana de Sajorna; todas son piezas de tanto valor como gusto artístico. Los puestos de la mesa estaban colocados en la siguiente forma: á la derecha del Rey, la duquesa viuda de Bailen, el marqués de la Torrecilla, la duquesa de la Conquista, el marqués de Aguilar de Campoo, condesa de San Román y el ayudante de guardia de Su Majestad, barón de Casa- Davalillos. A la izquierda del Soberano se sentaron la princesa Beatriz de Battenberg, el duque de Mandas, la marquesa de Viaua, el duque de la Conquista, la marquesa de la C a q u i s ta y el Sr. Quiñones de León, Frente al Monarca se sentaba su augusta esposa, y á su derecha, el príncipe Mauricio de Battenberg, la Reina doña Clistina, el marqués de Viana, la condesa del Serrallo, el conde de San Román y míss Cockrane. A la izquierda de la Reina doña Victoria estaba el presidente del Consejo, Sr. Maura; la duquesa de San Carlos, el conde del Serrallo, la marquesa de Aguilar de Campoo, el marqués de Santillana y la marquesa del Riscal. A las ocho llegaron los Reyes al palacio de la duquesa viuda de Bailen, quieq recibió á SS. M. l. y AA. al pie de la escalera, á ambos lados de la cual se hallaban lacayos con casacas y libreas con los colores rojo y azul, de la casa ducal de Bailen, Los Soberanos hicieron su entrada á los acordes de la Marcha Real. Vestía el Rey uniforme de capitán general de gala, ostentándolas insignias de las Ordenes militares; S. M. la Reina doña Victoria lucía riquísimo vestido blanco 7l eté, adornándose con riquísimas perlas. La Reina doña Cristina también vestía de blanco, luciendo asimismo valiosas perlas; la princesa Beatriz llevaba traje de terciopelo negro y magnífico collar d e pedrería. La dueña de la. casa, que hizo los honores con la distinción en ella peculiar, vestía traje de crepé de Chine negro, con rosas, UNA DEMANDA pjl procurador de esta corte D. Bernabé Pa lacios ha presentado, á nombre de don Torcuato Luca de Tena, como director y propietario de A B C, una demanda de conciliación contra D. Joaquín Sánchez de Toca para poder formular) a correspondiente querella por injurias contra este señor si en el Juzgado municipal no hubiera avenencia entre las partes. No podrá ya dudar el comisario regio del Canal de Isabel II de que hemos cumplido nuestra palabra, y, pues la cuestión está en los Tribunales, creemos llegada la ocasión de que el Sr. Sánchez de Toca dejnuestre que somos tornavoz de Empresas industriales ó reconozca el error gravísimo en que incurrió al propalar con inexcusable ligereza hechos infundados y que de tal modo perjudican nuestra honra y buen nombre, La comida se sirvió coa arreglo ai Siguiente menú: Brota priotaniére, Petites timba les Victoria, Traites sauinonées sauce Valois, Noix de vean gastronomique, Jambón de Prague Suzette, Croútes de Nancy á la gelée, Punch pommery, Poulets de Reims rótis, Salade diplómate, Asperges sauce moussehne, Mille feuilles MontBlanc, Bombe de Cremorne- Garden. Vins- Jerez Trafalgar Rivero 1805, Cha teau Iquem 1876, Cüateau Margaux 1899, Cios Vougeot 1899, Pajarete 1848, Roederer Brut 1900. Durante la comida las Reales personas conversaron amablemente con los demás invitados, recibiendo numerosas felicitaciones la ilustre dueña de la casa por el sello de esplendidez y de delicado gusto con que sabe revestir todos sus actos. El café se sirvió en e! salón rojo, artisti camente decorado y habilitado para fumoif, y después pasaron los invitados al salón de baile, en el que organizaron animadas partidas de bndge. A las diez y media llegó á la suntuosa morada la infanta doña Isabel, que vestía traje color heliotropo, adornándose con rl quísimas joyas, y también acudieron a l a d- tada hora otros invitados, entre ¡os que recordamos á los ministros de Estado y Gra- cia y Justicia, á los presidentes del Senado y del Congreso, al marqués del Vadillo y á otras muchas personalidades de la polítícaí de la diplomacia y de Ja milicia, y á distinguidas damas, cuyos nombres no mencionaremos para no incurrir en involuntarias omisiones. Baste decir que lo más selecto de nuestra sociedad aristocrática hallábase allí congregado. La Reina doña Victoria recorrió los salones, en unión de la dueña de la casa, expresando á ésta su complacencia por lo gra- to de la fiesta que en su honor y en el de sil augusto esposo había organizado. á A las doce de la noche abandonaron las 1 Reales personas el suntuoso palacio de la calle de Alcalá, y á esa hora empezaron 3 desfilar los demás invitados á la fiesta. Bien puede asegurarse que ésta ha sido de las más brillantes que se han celebrado en Madrid en estos últimos tiempos, y bien satisfecha se puede hallar la ilustre duque. sa viuda de Bailen de las pruebas de afecto y cariñosa simpatía que con tal motivo ha recibido de los Soberanos y de lo más distinguido de la sociedad madrileña UN ESTRENO Y OTRAS COSAS I e parece á usted que tiremos de diálogo á la manera de nuestros amigos Masca rilla, Rubryk y otros clásicos de salones? ¡Por mí... ¿Qué me dice usted de Titta Ruffo. ¡Hombre! ¿A qué viene eso? -Como venir, no viene á nada; pero quedaríamos en ridículo si no hablásemos del artista evocador de los grandes triunfos de Maurel, Cotogni y Menotti. ¡Qué lástima que se vaya tan pronto! -Titta Ruffo y la canción del vagabundo Melquíades Alvarez son las dos notas de ac tuahdad. ¿Estuvo usted en el concierto del Cuar teto Vela? ¡Cómo tocan esas criaturas! ¡Son un prodigio! Por cierto, y esta es una indicación cariñosa que me permito hacer al amigo Yáñez, que para los conciertos sucesivos debe disponerse la escena de otro modo. A mí me hizo el efecto, ai contemplar aquella decoración, que los jóvenes éj inteligentes artistas, en una genial extravagancia, se ha- 1 bían reunido á tocar en un cuarto desalquilado. jr ruz Roja Española. Décimacuarta lista de suscripción: Excelentísimo señor duque de Santo Mauro, 50 pesetas; Comisión de la Cruz Roja de El Escoria! 366,50; Comisión de la Cruz Roja de Tortosa, 1.000; D. Cipriano Aragoucillo, de Rojales, 5; doña Antonia López, de Villafranca del Bierzo, 2; D. Pedro Beberide, 1; D. Joaquín Beberíde, 1; Comisión de la Cruz Roja de Toro, 400; Sección provincial de señoras de la Cruz Roja de Valladolid, 1.927,60; Comisión de la Cruz Roja de Vigp, 2.500; Comisión provincial de la Cruz Roja de Lérida, 911,37; Comisión provincial EN FAVOR DE ITALIA