Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 26 DE ENERO DE 1909. EDICiON 1. PAG. 8. BANQUETE DE GALA A noche, á las ocho, se celebró en el conie, dor de gala del regio Alcázar el banquete qne debió celebrarse el día 23 para solemnizar el santo de S. M, y del heredero de la Corona. I, a mesa estaba artísticamente adornada, con profusión de flores y luces, y los principales puestos se hallaban ocupados en la forma siguiente: Derecha de S. M. el Rey: Reina doña María Cristina, príncipe Reniero, infanta doña Luisa, presidente del Senado, dama de guardia con la Reina, ministro de la Guerra, condesa del Serrallo, ministro de Fomento, dama de guardia con la infanta Isabel y capitán general de la primera región. Izquierda de S. M. el Rey: pn cesa Beatriz, príncipe Felipe de Botbón, duquesa de San Carlos, presidente del Congreso, duquesa de la Conquista, ministro de Marina, marquesa de Aguilar de Cainpoo, presidente del Consejo de Estado y dama de guardia con la infanta Luisa. Derecha de S. M. la Reina: infante don Fernando, infanta doña Isabel, príncipe Mauricio, señora de AUendesalazar, ministro de Gracia y Justicia, condesa viuda de los Llanos, D. Alejandro Pidal, marquesa de la Mesa de Asta, presidente del Tribunal Ayer falleció en esta corte nuestro distinSupremo, condesa de Peñaranda de Braca- guido y querido amigo D. José O tamendi. monte y director general de Carabin eros. persona estimadísima en la buena sociedad Izquierda de S. M. la Reina: infante don de Madrid y de San Sebastián. Carlos, infanta doña María Teresa, presi A su viuda y á sus hijos, especialmente á dente del Consejo de ministros, señora de D. Joaquín y á D. Miguel, ingeniero y arSánchez de Guerra, ministro de Estado, du- quitecto muy conocidos de es a corte, damos quesa de Sotomayor, ministro de Instruc- nuestro sentido pésame. ción pública, dama de guardia con la infanta doña María Teresa, presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina, miss Cockrane y comandante general de Invá- POPLAS DEL MARTES. lidos. ¡VAYA, VAYA! Ocuparon las cabeceras el jefe de la Casa Militar del Rey, general conde del Serrallo, ¡BUENO, BUENO! y el marqués de la Torrecilla, mayordomo Maura dio ayer un banquete de S. M. y dijo á su Gabinete: I a comida se sirvió con arreglo á la si ¡Otro ano más! ¡Otra raya! guiente lista: ¡Y habrá, por lo menos, siete... Consommé Borbón, Sopariojana, Salmón ¡Vaya, vaya! la boarnesa, Alondras Santa Alianza, So ¿Tal fe tiene en lo futuro lomillo á la Richelieu, Pollos de Bresse, que se supone seguro, Trufas de Périgord, Panes de hígado, Isacuando ya se anuncia el trueno bel; Sorbetes de Sillery, Chochas, Bread por el horizonte obscuro? Sauce, Ensalada, Espárragos de Aranjuez, ¡Bueno, bueno! muselina y maltesa; 55i zcocho San Ildefonso, Helado Victoria, Saboury. Más de un socio aprovechado, Vinos: Jerez, Cháteau d Iquem, Cháteau desde su puesto elevado tatour, Bourgogne Romanee, Champagne se corre un poco y se explaya y Moscatel. cabe un Centro bien dotado... Durante la comida, la música del Real ¡Vaya, vaya! Cuerpo de Alabarderos ejecutó el siguiente Pero, al fin, se hará imposible programa: la alternativa insufrible, El paso del regimiento (marcha militar) Co- pues ya se anuncia el estreno verley; Carmen (fantasía) Bicet; Dollcrwalde una ley incompatible. zer, Leo Fall; En la Alhambra (serenata) Bre ¡Bueno, bueno! tón; La Boheme (fantasía) Puccini; Manon (minitetto) Massenet; Gioconda (escena coro Montero no ya al combate y bailables) Ponchielli. ni hará hincapié Sn el debate; mas no por eso desmaya. ni transige, ni se abate... ¡Vaya, vaya! Cuando venga su partido, 1 Se hallan en Madrid el conde de San Féya el proyecto maldecido üx y el marqués de Vehlla deEbro. que hoy le colocan, en plenoj, En breve tomará el hábito de caballero de un golpe, será abolido. de Calatrava el conde de Árdales del Río. ¡Bueno, bueno! Ha dado á luz con toda felicidad un hert Habrá escuadra, aunque hoy las moso niño la distinguida esposa de nuestro lo discutan impacientes! querido compañero de ¿redacción D. Enri ¡Ya miro, desde la playa, que Mariné. los cruceros imponentes! ¡Vaya, vaya! La duquesa de la Vega se halla mejorada Pero... üay que acabar la historia de su grave enfermedad. de ía admirable memoria que ha escrito el ministro ameno En San Sebastián se verificará en breve que tiene un puesto en la gloria. la boda de una hija de los condes de Peña ¡Bueno, bueno! flontia CQP un hijo de los condes de Ler sundi, y también la de la señorita de Herreros de Tejada con D. José Muñoz Vargas. Ayer, á las cuatro de la tarde, se verificó en casa de la condesa de Vía Manuel la boda de su hija doña Milagros Pardo y Manuel de Villena con el Sr. Arroyo, hijo menor de la condesa de Cheles. Bendijo la unión el obispo de Madrid- Alcalá, quien pronunció después una elocuente plática. Apadrinaron el enlace la condesa de Cheles y el marqués del Rafal, y fueron testigos: por la novia, el marqués de la Puebla de Rocamora, el duque de Gor y D. Alfonso Maldonado, y por el novio, el conde de Peña Ramiro, D. Lorenzo Moret, D. Luis Triana y D. Ramón Arroyo. Por el luto que guardan los contrayentes sólo asistieron á la ceremonia sus parientes y allegados, entre los que estaban los condes de Sallent, Toreno, Vilana, Ariani y Valle, los marqueses de Zarco del Valle y de la Vega de Bonillo, la señora viuda De Carlos y sus hijas, señores de Caro, Agrela, Maldonado y Queipo y la condesa viuda de España. Los recién casados, á los que deseamos muchas felicidades, salieron anoche para sus posesiones de Orihuela. ¿Se va á deshacer el ¿Se desunen Juan y Roque, gantes de distinta laya, que hoy coinciden en un to jaeic ¡Vaya, vaya! Pero, en fin, Don Segismundo, con su partido fecundo, de noble entusiasmo lleno, va á transformar nuestro ¡Bueno, bueno! 3I L PARRADO L A VISITA REGIA A LA FABRICA DEL BABEL, EN ALI- CANTE. Al dar noticia en estas columnas de la estancia de S. M. el Rey á Alicante no nos fue posible, por falta de datos concretos y la premura del momento, informar á nuestros lectores de su visita á alguno de los más im portantes centros industriales de aquella población, siendo uno de éstos la gran refinera de petróleo de los Sres. Fourcade y Provót, situada frente á la p ay a del Babel. Con este motivo se había levantado un hermoso arco á la entrada de la fábrica, y en ella esperaban á la comitiva regia distinguidas personalidades, en unión de D. Fernando Fourcade, miembro de la Sociedad Fourcade y Proyót, llegado de París, donde reside, con el objeto de dar á Su Majestad la bienvenida. El Sr. Fourcade fue presentado á Su Majestad por el gobernador de la provincia, y dirigió luego al Monarca una expresiva salutación, haciéndole presente la conveniencia del abaratamiento del petróleo y su derivado, la gasolina, á lo que podría; llegarse con la rebaja de los derechos de Aduanas que gravan al petróleo en bruto, así coino con la de los consumos que pesan sobre el refinado y gasolina. En frases elocuentes manifestó que la Sociedad de que forma parte tiene desde hace tiempo proyectada la creación de una Caja de Socorros y Pensiones para obreros de la Sociedad, y declaró que en celebración y memoria de la visita con que Su Majestad honraba aquella casa quedaba desde aquel momento esta blecida dicha Caja con un fondo de 100.000 pesetas como primer donativo de la Sociedad. Su Majestad el Rey oyó con muestras de satisfacción las manifestaciones del señor Fourcade, y visitó luego las dependencias y maquinarías de la casa, demostrando inte res por el desarrollo de la industria petrolera. Vio destilar la esencia para automóviles marca El Clavileño, que fabrica la casa y que está acreditadísima, y fue ovacionado por los obreros y luego delicadamente obsequiado, con todo el acompañamiento, con un lunch, Champagne y habanos. La despedida fue en extremo cariñosa, lie vando el Monarca, como el infante D. Carlos y cuantas personas formaban la comitiva, grata impresión de la visita. Él Sr. Fourcade, que fue felicitado por el generoso desprendimiento de la Sociedad al instituir la Caja de Ahorros, obsequió á S. M. el Rey con un artístico regalo, consistente en un bidón de plata, en cuyo anverso está primorosamente grabada al agua fuer- te la marca de fábrica El Clavileño, que por cierto se inspira en una escena del Quijote, y (en el reverso, el escudo real y la dedicatoria A S. M. el Rey D. Alfonso XIII Este bidón es copia en tamaño reducido del modelo que, con rosca interior patentada por la casa Fourcade y Provót, se pon drá en breve en circulación, con su esencia, al servicio de su clientela. En Alicante produjo gratísima impresión el acto reseñrdo. DE SOCIEDAD