Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 24 DE ENERO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 5. ferión alcanzara un gran éxito. Además, la suscripción de los 150 millones de francos que se reservaban al mercado inglés tuvo lugar el día 18, y resultó cubierta cinco veces, lo cual es de buen agüero para los 1.200 millones que el Gobierno ruso pide al mercado francés. Dos consecuencias ha tenido esa emisión: el dinero para la liquidación de quincena ha sido algo más caro que de ordinario, pues en muchos valores hubo que pagar 4 por 100 y se han producido muchas ventas de títulos con el objeto de arbitrar recursos y de acudir con ellos á la suscripción. La Bolsa se ha mantenido, sin embargo, muy firme, y la baja fue insignificante en los valores que más terreno han perdido. Los fondos del Estado español quedan, poco más ó menos, á los misinos cambios de hace ocho días; el Interior, á 75,67, y el Exterior, á 95,90. Los Andaluces valen 214. Los Nortes y los Zaragozas ganan 3 francos, y quedan, respectivamente, á 416 y 214. La Renta francesa vale 96,42; el Ruso Nuevo, 99,30; el Turco, 94,12; el Brasileño, 81,20; el Crédito Lionés, 1.208; el Banco de Méjico, 980; el Metropolitano, 506; la De Beers, 289, a Goldfields, 119, y la Rand Mines, 146. A pesar de la baja del cobre, que vale en Londres 61,12 libras la tonelada y que cotizó á. 60,50 el in irtes, los valores cupríferos se mantienen armes. El Riotinto se negocia á 1.822, y la Tharsis á 146. Como la cuestión de Oriente no preocupa ya al mercado, es de presumir que después de la terminación del empréstito ruso volverá la Bolsa de. París á orientarse al alza vieja había presentado del cargo de presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina. Añadió que no tenía noticia ninguna de esa dimisión. CONFERENCIAS A yer se celebró una conferencia entre los Sres. Moret y Sol y Ortega. El jefe del partido liberal celebrará todavía algunas otras conferencias con distintos personajes políticos. DE TELÉGRAFOS JRl director general de Comunicaciones ha entregado al ministro de la Gobernación un proyecto de reformas en Telégrafos. El proyecto traza grandes modificaciones, entre ellas la ampliación del telégrafo á muchos pueblos que actualmente no disfrutan de este servicio. LA ESCUADRA pfn el ministerio de Marina se da como se guro que cuando terminen los Consejos de ministros dedicados al estudio de los documentos relacionados con la construcción de la escuadra se dictará la Real orden oportuna otorgando la concesión, con las modificaciones que el Gobierno acuerde en el pliego presentado por la casa á quien se adjudique. Dicha Real orden será, pues, condicional; es decir, que las modificaciones pasarán nuevamente á estudio de la Junta consultiva, la cual se limitará á dar una especie de placet, siempre que estén conformes con algunas de las conclusiones fundamentales de los informes técnicos y votos particulares, y que en su esencia no modifique las bases de la convocatoria de subasta. Y se explica esto perfectamente; pues si INFORMACIÓN las modificaciones son esencialísimas, las podrían entablar POLÍTICA otras casas concursantes de nulidad, y es lo el recurso administrativo que quiere evitarse, para que sea un hecho CONSEJO DE MINiSTROS e n el domicilio del Sr. Maura se reunió la construcción de la escuadra- en plazo el Consejo de ministros á las seis de la breve. tarde de ayer. Í No empezó antes la reunión porque los ministros, después de la recepción en Palacio, tuvieron que ir á sus domicilios respec- DECEPC 5O N EN PALACIO Muy concutivos para despojarse del uniforme. rrida y bri- Cuando entraron los ministros anuncia- la recepción celebrada en ron que no se ocuparían más que en prose- llante resultó ayerpara solemnizar la fiesta el regio Alcázar guir el estudio de los documentos relacio- onomástica de S. M. el Rey y, á la vez, nados con la construcción de la escuadra. S. A. el de Asturias. Se prolongó el Consejo hasta las diez de deComenzópríncipe por la recepción de las el acto la noche, y confirmaron los ministros al sa- Comisiones de las Cámaras. A las dos de la lir lo que habían anunciado al entrar, esto tarde entró en la plaza de la Armería la de es, que habían dedicado las cuatro horas que estuvieron reunidos á examinar los in- la Alta Cámara, escoltada por una sección de formes de la Junta consultiva, el dictamen Caballería y precedida de los maceros con del ministro y los votos particulares presen- sus típicas dalmáticas. La tados por algunos de los individuos que nores guardia exterior tributó al Senado homilitares, y por la gran escalera de componen aquel organismo. honor subieron á las regias habitaciones la El trabajo resulta lento, porque los mi- Mesa y Comisión del Senado, que habían nistros han de ir haciéndose cargo de todos llegado en las carrozas, y muchos senadores los documentos que forman el voluminoso que se agregaron al entrar en Palacio. expediente. Los ministros de Marina y de Recibieron SS. MM. á los representantes Instrucción fueron dando detalladas expli- de la Alta Cámara en el salón del Trono, y caciones de los diferentes extremos, bien vistiendo la Reina riquísimo traje de raso técnicos ó bien administrativos, que com- blanco y valiosas joyas de perlas y brillan prenden los documentos. tes, y D. Alfonso uniforme de gala de capiNo quedó terminada la labor. Hoy prose- tán general, del nuevo modelo, con la cruz guirá en un nuevo Consejo, que empezará del Mérito Militar, los collares de Carlos III á las cuatro de la tarde y se prolongará du- y el Toisón de Oro, las insignias de las cuarante algunas horas. tro Ordenes militares y algunas otras conIgnoraban los ministros si hoy habrá ya decoraciones. lin acuerdo sobre tan importante cuestión. Adelantóse hacia las gradas del Trono el EL SR. MAURA general Azcárraga y leyó su discuso de fetpl presidente del Consejo, aunque más licitación, al que contestó el Monarca Después descendieron los Reyes y con aliviado del catarro que padece, no saversaron afablemente con casi todos los selió ayer de su domicilio, nadores. EL GENERAL POLAVIEJA Salieron éstos de la regia estancia cuanY %1 ministro de la Guerra dijo ayer que á do entraba la representación del Congreso, su poder no ha llegado la dimisión que, con su presidente, el Sr. Dato, y los secresegún noticias que han circulado durante tarios señores margues de Santa Cruzs Silfistos días, se aseguró que el general Pola, -vela y Quiroga, EL SANTO DEL REY El presidente de la Cámara popular pronunció la salutación de rigor; contestóle D. Alfonso con un breve discurso, y á continuación SS. MM. descendieron del dosel para conversar también con los diputados, como lo habían hecho con los senadores. Las representaciones de las Cortes que acudieron eran numerosísimas. Verificóse luego la recepción pequeña en la cámara regia, adonde se trasladó el Rey y donde le felicitaron el Gobierno, los embajadores, capitanes generales y caballeros del Toisón. A las tres en punto se volvieron á trasladar SS. MM. al salón del Trono y ocuparon sus sillones bajo el dosel. A su izquierda, y por el orden en que los citamos, se hallaban las infantas doña Teresa, doña Isabel, doña Luisa y los infantes D. Carlos y D. Fernando. Detrás de los Reyes se colocaron los jefes palatinos; á la derecha, el Gobierno; detrás, la alta servidumbre palatina y los ayudan- tes del Cuarto Militar. En semicírculo y en los sitios de costumbre se pusieron el Cuerpo diplomático extranjero, los grandes de España y las oficialidades de la Escolta Real y Alabarderos. Comenzó el desfile de: comisiones y representantes oficiales por los Altos Tribunales de la nación, la Diputación provincial, con su presidente, el Sr. Pérez Calvo; el secretario y los diputados Sres. Castelain, Ramírez Tomé, Vargas y Cernuda, entre otros; el Ayuntamiento también en corporación, presidido por el alcalde, conde de Peñalver; comisiones de los ministerios, Ordenes militares y religiosas, Banco de España, Monte de Piedad y Maestranzas, etcétera, etc. La recepción militar fue lucidísima, y á ella asistieron muchos generales del Ejército y de la Armada y casi todos los jefes y oficiales de la guarnición libres de servicio. A las cuatro menos cuarto se verificó la recepción de señoras en las habitaciones de la Reina doña Victoria y asistiendo al acto la Reina doña Cristina. Sus Majestades conversaron un Tato con las damas del Cuerpo diplomático acreditado en la corte y con las aamas de la Reiuas que habían acudido en gran número. Finalmente, desfilaron ante S. M. el Rey los jefes de Palacio al frente de sus respeetiras dependencias, en su. totalidad, y en perfecto orden de formación. La recepción da ayer fue notable por la extraordidaria concurren cía de personas que acudieron al regio Alcázar á testimoniar su respeto y adhesión á las Instituciones. Con la Reina doña Victoria estaba de servicio la duquesa de Arión; con la Reina Cristina, la duquesa viuda de Terranova; con la infanta doña Teresa, la marquesa de Castelar; la de Santa Cristina, con la infanta doña Isabel, y con la infanta doña Luisa, la duquesa de Tovar. Como grandes de España estaban de guardia: con los Reyes, el duque de las To ries, y con la Reina madre, el marqués de S órnemelos. En las inmediacioues de Palacio hubo durante toda la recepción gran número de curiosos presenciando el desfile de carrozas y personalidades de uniforme y trajes de corte. En la plaza de la Armería tocaron niieru tras duraba el acto las bandas de la eruarniciónc i os discursos. El presidente del Sanado pronunció el siguiente discurso: Señor: Grato es para el Senado acudir una vez más al real Alcázar para felicitar á V. M. con ocasión de conmemorar la Iglesia la fiesta de vuestro sauto Patrono, que también lo