Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUND Q POR C A B L E POR TELÉGRAFO Y MADRID. EL SANTO DEL REY LA COMISIÓN DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL, PRECEDIDA DE LOS MACEROS, AL SALIR DE LA RECEPCIÓN Fot. Goñi. CELEBRADA EN EL PALACIO REAL anunciada en pasquines colocados en las esquinas de las calles, prontas á intervenir las tropas acuarteladas, en trance de saltar á tierra las tripulaciones de los barcos de gueauxiliar y reforzar la I,o s aconteciLUENGAS TIERRAS... mientos políti- rra, paracasi en estado de sitio Infantería de línea, y la ciudad. cos que hace próximamente un año conmoNo hay para qué decir que nada de esto vieron á Portugal, todavía mantienen viva es exacto, ni siquiera verosímil. Al presente, nuestro país no atraviesa un la impresión en el extranjero. Y así parte de los periódicos europeos, en su afán de dar período de perturbación por el estilo del en noticias sensacionales, con el menor pretex- que las pasiones políticas fueron concitadas to exageran y desvirtúan los hechos, reco- por la trágica dictadura que originó la muergen los cañarás más absurdos y no vacilan te de D. Carlos. Presagios y dudas ensomen atribuímos cosas que por su despropor- brecen la situación presente; pero ello no ción caricaturesca harían reír, si con la fal- significa que hayamos de parar indefectita de fundamento no llevasen en su propia blemente en la revolución. Todavía es pronto para eomprender el carácter y alcance de enormidad nuestro descrédito. Se explica que los corresponsales de esos este momento histórico, de verdadera trasperiódicos- -si es que tales rumores parten cendencia para la nacionalidad lusitana. L, as circunstancias son graves, más diré, de Lisboa- -reflejen en sus despachos y crónicas el malestar, la inquietud y la descon- gravísimas; pero no es dado á los hombres fianza que conturban los espíritus, porque evitar los peligros que urge conjurar. Paréresponde á la verdad y sintetiza el senti- cerne que antes de una transformación radimiento colectivo ante los cancanes de la po- cal en las costumbres, en los hábitos y, solítica portuguesa. Pero no se puede tolerar bre todo, en la educación cívica del pueblo, que se hable de revolución en nuestro país, cualquier cambio de instituciones sería excomo los diarios aludidos sueñan verla temporáneo é inútil. DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EN LISBOA A. Entre los pueblos latinos, el portugués se distingue por el predominio del sentimiento, y, por tanto, es el menos apto para reflexionar serenamente sobre el problema del porvenir. L, a revolución en Portugal solamente se haría por espíritu de aventura, como por eí propio espíritu fuimos á América y á la India en los siglos xv y xvi. Mas los tiempos cambiaron; á la guerra de conquista y las cruzadas sucedió, como tenía que acontecer, el dominio de la colonización y el imperio comercial. Mas el carácter lusitano se estacionó, en vez de evolucionar y asimilarse la tendencia de la época, y, por la misma causa, su emporio colonial no está en armonía con las modernas exigencias; de la civilización. En tanto, los destinos de la nación portuguesa no deben sufrir gran quebranto en lo que se refiere á la armonía interna. De fuera vendrá ciertamente el peligro, sí; en el orden económico, no pueden los Gobiernos hacer frente á la crisis financiera, que es, al cabo, la más grave y la más positiva Nos vamos ya haciendo á que de todos