Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 2 3 DE ENERO DE j 909. EDICION JPACL A CAUSA DEL HERRERO POR TEI. LURAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SEVILLA, 1 2 4 T onsejo de guerra. En la sala de audiencia de la cárcel, situada en la planta baja del edificio, constituyese el Tribunal poco después de la una de esta tarde. L Numeroso público, en que predominan los militares, llena la sala. v El coronel de Víllaviciosa, marqués de Marchelina, ocupa la presidencia, y actúan como vocales del consejo los capitanes barón de Horts, de Artillería; D. Rafael Robles, del regimiento de Soria; D. Isidoro Bilbao y D. Antonio Méndez, de Caballería, y D. Juan Molina y D. Carlos Bernal, del Cuerpo de Ingenieros. Como suplentes, los capitanes D. Antonio Escobar, de Artillería, y D. José Solís, del regimiento de Soria. El reo, conducido por dos empleados de la cárcel y custodiado por el propio jeie de la prisión, ocupa el banquillo. Escucha el fierren con grande atención a leetura de ¡as diligencias judiciales, encomendada al comandante Sr. Maitinez Ferrer. En determinados momentos el procesado nace con la cabeza signos negativos. A veces no puede ocultar su abatimiento. Seguidamente el fiscal, Sr. Vázquez, lee Su escrito de acusación, cuya síntesis telegrafié ayer. Al tocarle el turno á la defensa da lectura de su informe el capitán del regimiento de ranada D. Antonio Heredia. Comienza éste declarando que no ha teiiido un momento de sosiego desde que se comunicó su designación, por las graves responsabilidades que le acarreaba el capricho del Iletreio de haber dejado al azar su tiefensa, máxime cuando es la primera vez que él se encarga de esta clase de trabajo. No obstante, espera se sobrepondrá á todo género de prejuicios la rectitud del consejo. -En párrafos muy sentidos evoca la ineniojria de las víctimas, y espera que á sus famiJías infortunadas no les faltará el amparo y apoyo de la sociedad, por defender á la cual ge sacrificaron en el cumplimiento del deber. 1- Deplora que el fiscal haya calificado de cínica patraña la declaración del procesado, mucho más para combatirla, y recuerda que n las del Cojo y Conejero quedó probada ¡a participación de éstos en el triste suceso por las propias manifestaciones del guardia Jáázquez, mientras que contra el Ileneto no hay más acusación que la de aquellos que, creyendo salvarse de los rigores de la justicia exculpándose mutuamente, se confabularon para perder á este infeliz, achacándole toda la tragedia. Si el fiscal- -dice- -da crédito á las declaraciones de aquéllos, el defensor no puede, en conciencia, dar crédito á otra declaración que la del detenido. -Afirma que el llenero iba sentado en el centro del testero del coche, pues la declaración del revisor Alba, asegurando que iba en el extremo, la desvirtúa otra del mismo revisor, con lo cual se demuestra que no conocía bien á los procesados. Cree el defensor que el crimen lo cometieron Conejero y el Cojo, y sólo es culpable el llenero de haberse aprovechado de la perpetración del mismo para recabar su libertad, toda vez que iba atado; era testigo obligado del triste suceso, y, al marcharse, ante las amenazas de los criminales, probó ¡que sentía repugnancia c i asociarse á ellos en la comisión del delito. Rechaza que concurriese ninguna circunstancia agravante respecto del Herrero, pi- 13 eina desde la aiaanigada, fuerte tempo ral de agaa y viento que ha causado A ntes de ios informes. TM Después de ser leídas las diligencias, y averías en el puerto y ha obligado á suspenantes de que empiece á hablar el fiscal, se der la salida de varios buques. Parte de la carretera de Cártama está insolicita que se lea un careo que consta en la causa anterior entre el procesado, el Cojo y transitable. l,o s trenes toman muchas precauciones. Conejero. Según las últimas noticias, Como el presidente contestase que no se abarca casi toda la provincia. el temporal íe había careado, se pide sea leída la diligencia de levantamiento del cadáver del guardia Ramírez. A esto manifiesta la presidencia que se leerá en sesión secreta. POR TELÉGRAFO Pregunta el fiscal al procesado con quién iba amarrado. DE NUESTRO SERVICIO PART 3 CULAF- -Solo- -contesta el Herrero. S Eií ESj 2 2 2 í Entonces el fiscal requiere la lectura de se arregla, %l a comunicación del guardia civil, en la ouflicto que primera reunión del Ayunta Desde la cual consta que sólo iba amarrado con dos miento, presidida por el gobernador, se inicadenillas. Después solicita la comparecen- ció la corriente de armonía que lleva á la cia del revisor del tren, Sr. Alba, y éste de- solución del conflicto. Falta sólo encontrar clara que en el centro del asiento iba Cone- una fórmula que satisfaga todos los deseos jero, y el procesado frente á Ramírez. salvando el prestigio de ambas autoridades. A preguntas del vocal S? Robles, el pro- Se hubiera evitado lo ocurrido si la Junta cesado manifiesta que ninguno de los tres de Reformas Sociales hubiera resuelto el presos amenazó álos viajeros. expediente que obra en su poder hace más El fiscal modifica sus conclusiones reti- de un año. rando la agravante de alevosía. El gobernador aprovecha su estancia en El tribunal se constituye en sesión secre- ésta para inspeccionar los establecimientos ta para discutir el fallo. Este no se conoce- benéficos, estudiando además las cuestiorá hasta que lo apruebe el capitán general. nes de higiene y de sanidad; no marchará Es pesimista la impresión dominante en hasta la completa solución del conflicto, el público. al auguno. Cuando elHerrero bajábalas escaleras de la cárcel para asistir á la vista de su causa, andando difícilmente por e! peso de la barra de hierro que lleva al pie, miró al cielo por el claro de una de las ventanas, y al ver que el día amenazaba tormenta, exclamó. ¡Malo está el tiempo! Veremos cómo salimos. Avanzó denodado y abstraído, y al notar la presencia de los fotógrafos, dispuestos á enfocarle, les rogó que no le retrataran para evitar sufrimientos á su familia cuando viesen en tal forma y situación su retrato. diendo se le condene á diez y siete años, tres meses y un día de reclusión como encubridor de insulto á fuerza armada. Y termina su informe con un párrafo sentido, pidiendo al consejo que serenamente dicte sentencia con estricta justicia, colocándose fuera de la atmósfera hostil que envuelve al procesado. TEMPORAL EN MALAGA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTÍCULA! MÁLAGA, 2 2 4 T. POR CÁELE DE NUESTRO SERVICIO P A R T J C U L A I Í ar NES, 2 S 5 T. LOS TERREMOTOS DE ITALIA POR TELbGIÍAFO pasados los primeros momentos de pánico, se organizaron los trabjos de salvamento, tomando parte en ellos casi todo el vecindario y muchos confinados, que se h an conducido con arrojo. l,o s deposites de agua que abastecen la plaza han rebosado. Hay que tener eu cuenta que uno solo de ellos tiene 13.500 metros cúbicos de cabida. I, g, imprevisión de las autoridades, que no tiene en condiciones las calles para el desagüe de las lluvias, ha dado mayor importancia al daño que noy sufren muchas familias que han quedado en la miseria. HESNES, 2 2 7 T, DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SOMA, 2 2 4 T Aj ás sacudidas. Comunican de Reggio di Calabria que esta mañana se sintió un fuerte terremoto, al que precedieron grandes ruidos subterráneos. CATÁSTROFE MINERA. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR JOH NESBURGO 2 2 4 T. CTn una extensa zona minera de esta re gión han causado enormes daños las torrenciales lluvias que caen sin cesar desde hace muchos días. Los torrentes han roto las presas, y las aguas se han precipitado en el interior de las galerías de las minas Wituatersrand, pereciendo ahogados 160 obreros, de ellos. 10 de raza blanca. I a presa de Knight, obra de gran importancia, ha quedado destruida. jentre los sitios en que inás daño ha causa do ¡a inundación figura la calle de la Amargura, cuyo vecindario pedia socorro con tales voces, que se sobreponían á los ruidos del torrente y de los truenos I,o s confín ados en los talleres del antiguo convento de San Francisco solicitaron permiso para prestar auxilios y acudieron provistos de luces, picos y cuerdas, siendo muy útiles sus humanitarios servicios. I a autoridad militar ordenó Ja demolíción de uu muro que ofrecía peligro. I, a casa ocupada por el comandante del buque yanqui Oberenda se hundió, teniendo que buscar refugio en otra Mr, Thimke Eos acogidos en el Asilo de ancianos y huérfanos han sido trasladados á un piso alto por estar inundados los departamentos que ocupaban. En algunas calles el torrente lia arranca do el empedrado, socavando el piso más de un metro. Hay casas que han recogido hasta quince familias huidas de las sayas inundadas. Desde hace treinta años no se ha conocido una iiiundacióii igual á ¡a de abara