Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C L U N E S 18 D E E N E R O D E 5909 E D I C I Ó N cae anualmente el Municipio citado se impone un sacrificio anual de 22.500 francos para luchar contra la despoblación. Bien se confirma en Nantes la verdad del refrán que dice que todo niño trae un pan bajo el brazo. i NST 1 TUTO DE LA EMPE- Para luchar contra la RATRIZ AUGUSTA ViC- mortalidad TORJA infantil en PAO. Alemania, se va á construir en Berlín, bajo la protección de la Emperatriz, un Instituto de nueva planta donde se darán lecciones acerca de la higiene infantil y la de la mujer embarazada. Se establecerán laboratorios para estudiar lo referente á la alimentación del recién nacido y del niño, hospitalizando los niños de peeho que lo necesiten, para formar una escuela práctica para nodrizas y enfermeras. Más adelante se fundarán instituciones análogas en otros puntos del Im perio. 1 A GOTA DE LECHE Según los datos TTV RII n n estadísticos puEN BILBAO b i c a c i o s e a l aMemoria referente á esta institución benéfica, íundada en 1.0 de Enero de 1904, desde 23 de Agosto de 1907 á 31 de Agosto del corriente año fueron atendidos por el Consultorio 508 niños pudientes y 281 pobres. Entre los primeros, 213 eran lactados por sus madres; 199, por lactancia mixta; 29, por nodriza, y 67, lactancia artificial. De los socorridos, 92, por lactancia mixta; 23, artificial, y 166, por nodriza. De estos datos se deduce que las madres indigentes sólo acuden al Consultorio para pedir algo, pues Son pocas las de lactancia materna que asisten, á no tener su niño enfermo; además, la lactancia por nodriza es la que predomina en los niños socorridos por la Beneficencia, que permite á sus madres trabajar. Es el único Consultorio de España que paga nodrizas á los niños pobres; sin embargo, dice la Memoria que esto, que debe ser un timbre de gloria para el Ayuntamiento de Bilbao, constituye el más penoso de los servicios, pues es difícil obligar á la madre que apenas tiene leche á que someta al niño á la lactancia mixta, y es casi seguró que le retirará el pecho, no quedando otro recurso para salvar la vida del pequeño que proporcionarle leche de mujer que pueda salvarle. Además exige uaa gran vigilancia este servicio, que es costoso. Está demostrado que los cuidados y el cariño maternos son la mejor garantía para la vida del niño. El promedio de mortalidad de los niños socorridos lo demuestra. A pesar de esto, la leche materna es irreemplazable, y se impone la necesidad de propagar y favorecer la lactancia materna. Se han alimentado durante el año 530 niños con la leche que proporciona el Consultorio, de los cuales hubo 422 pudientes y 108 socorridos. El déficit ascendió á 15.571,12 pesetas. Iya benéfica institución se halla establecida en la calle de la Paz, esquina á la de L. uchana, y la dirige D. José Entrecanales. El doctor alemán aconseja en los casos de trastornos nutrí ti vos crónicos, en los cuales los niños están atrofiados, siendo conveniente la supresión de la dieta láctea por intoxicación alimenticia aguda, uno ó dos días de dieta hídrica, y después el caldo de zanahorias preparado del siguiente modo: 375 gramos de zanahorias mondadas y cortadas en pedazos, redúcense por la cocción hasta 200 centímetros cúbicos. Se exprime por un tamiz muy fino y se añade á un litro de caldo preparado con 50 gramos de carne, con hueso, de buey, añadiendo seis gramos de sal. Consérvase al fresco y se emplea en las veinticuatro horas Ha experimentado su eficacia en 48 niños de la Clínica, de quince días á seis meses. No creemos que sea en absoluto conveniente esta alimentación más que en casos determinados por el médico. Mor 0 jPL CALDO CON z a NABORÍAS EN LOS- -TRASTORNOS NUTR 1 T 1 VOSDEL NIÑO LA. TUBERCULOSIS EN LA INFANCIA A hora que en Madrid se han inaugurado dispensarios antituberculosos, convendría que se iniciara, en ellos, así como ea los que se organicen en España por el Comité nacional, una investigación acerca de la tuberculosis en la infancia. Para ello sería conveniente abrir una información parecida á la que hizo Grancher en Francia, la cual dio por resultado saber que ei 17 por 100 de los escolares parisienses eran tuberculosos. Tomando por base una población escolar de cinco millones de niños- -cifra inferior á la realidad- -se dedujo, después de los estudios hechos en provincias, que habrá en las escuelas ñancesas go. ooo tuberculosos, curables en su mayoría. Aterra pensar lo que arrojarán las cifras en España si se practica el recuento, cosa difícil, pero no imposible. Esta debe ser una de las tareas preferentes de los ilustres miembros que componen el Comité. De este modo se pondrá de relieve la urgencia de multiplicar los centros de preservación y profilaxia en la infancia, de que estamos tan necesitados. No hay que olvidar que la cooperación de la masa popular es relativamente escasa en estas grandes obras, quedando reservado lo más penoso de la labor á los médicos, á los maestros y á las personas caritativas. Harto será que los más beneficiados no sean los más rebeldes en aceptar el bien que se les quiere hacer con tanto mo como patriotismo. J O S HOSPITALES DE NIÑOS EN LONDRES Los grabados que se insertan en este nú mero dan idea de lo que son las instalacio- ¡1 San dWMMMi z wm. K CARIDAD PRACTICA p n t r e las mucnas cartas que he recibido y recibo, referentes á distintos asuntos, contesté en esta hoja á una suscripta por una señora, la cual se interesaba por una madre agotada y enferma, á quien sus convecinas deseaban internar en un sanatorio ú hospital, pues padecía de ataques. Les aconsejé en el número del 2 de Noviembre que no la abandonasen. Era difícil llevarla fuera del pueblo en busca de un Hospital provincial, y cruel separarla de sus hijos. Con gran alegría me entero que, según dice doña A. J de S. mi bondadosa comunicante, se halla la infeliz raejoradísima y sólo con un sencillo remedio (dice) Se la emplea en casas particulares, en limpiezas, matanzas y otras ocupaciones, y se la da de comer de la misma comida que se hace para la familia de dichas casas, que, siendo abundante, sobra aún para que los niños de la pobre mujer, que ya están buenos, coman todo el día, Esto lo hacemos por turno, y la madre y los niños se van poniendo hasta gordos. He transcrito textualmente la carta para demostrar la eficacia del sistema de socorrer personalmente las desdichas humanas. Sólo así se remedian. Creer que con hacinar desdichados en un asilo para alejarlos de nuestra vista, alimentándoles mal y dejándoles en la ociosidad, se combate la miseria, es una crueldad y una insigne torpeza. Lo demuestran los hechos, y no muy lejos tenemos el ejemplo en Madrid con el Asilo Tovar. No es la Caridad cuestión de dinero, sino de corazón, y fuerza es despertar los corazones dormidos. Mucho celebro que los niños de la señora de S. hayan aplicado con éxito la gimnasia respiratoria. Sepa que la idea oportunísima que expone su carta ha sido ya estudiada por el Consejo Superior de Protección á la Infancia, y que en breve podré ser más explícito. i nes hospitalarias en Londres para los niños. En estos días se les regalan juguetes por J ¡OSP) TAL INFANTIL En 1807 se han DE GINEBRA t a d o 431 enfermitos (219 niños y 212 niñas) De ellos 225 eran suizos y 206 extranjeros (116 franceses) Los gastos se elevaron á 27.150 francos, habiendo habido un déficit de 6.382, que se enjugará con el fondo de reserva. Traíanse los enfermos de medicina y cirugía, así como los padeci- los Reyes y las personas pudientes, y no les mientos infecciosos, difteria, escarlatina, co- faltan nunca flores, luz y alegría para enqueluehe, etc. prestando grandes servicios dulzar sus primeros y crueles dolores. á la población indigente de Ginebra. Los médicos son Martín, Revilliod y Audeod.