Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NECROLOGÍA ana biografía anecdótica, titulada Nostra Rerina, escrita para los niños y profusamente ilustrada. Es un librito simpático, en el cual, sin, exageraciones cortesanasse transcriben, á modo de instantáneas literarias, diversos episodios de la vida de la bella soberana Elena Petrovich. Sencilla y modesta, tuvo que adaptarse á un medio desconocido, aprender una lengua extranjera y, lo que es más difícil, captarse las simpatías populares. El pueblo es un niño caprichoso, el cual se rinde con paciencia y bondad, y así lo ha conseguido la que era tau sólo hace años la piccola Priucipessa di Montenegro. La reina Elena ama con pasión a su esposo. Una de sus damas la preguntaba por qué prefería el color violeta para sus trajes, y contestó: Porque es el que prefiere el Rey Le agradan tnucno las nores. JSTo sólo tienen poesía- -dice, -sino que las encuentro algo puro, verdadero. Al inaugurar una Exposición regional en Udine, llamó la atención lo correctamente que hablaba el italiano, idioma que cultiva con entusiasmo, no hablando apenas en servio ni en francés. En estos idiomas compuso versos con el seudónimo de Farfalla Azzura, pero ahora apenas se ocupa de literatura. Una escritora italiana solicitó una audiencia, y ía ofreció sus novelas. La Reina dijo: Las leeré en cuanto termine de estudiar los clásicos. Es económica y no gusta de llevar ricos trajes, sobre todo cuando visita á los pobres. Madruga mucho, y por esta causa va poco al teatro y no gusta de fiestas. Se levanta á las siete, y ella misma Daña á sus hijos Mafalda, Humberto y Jolanda. Una niña pobre escribió á la Iníantita pidiéndola una muñeca. Al punto recibió una muy hermosa. Desde entonces llueven sobre Palacio mil solicitudes. El intendente la hizo observar que ya constituía un abuso tanta petición v aue convendría limitarlas. ¿Para qué? -dijo la Reina. ¡Nada hay más hermoso que hacer felices á los niños! También les envía libros, sabré todo á las escuelas rurales. Visitando la humildísima de Castelporziano con las princesitas, dispuso que se hiciera una fotografía, poniendo á su lado á la maestra y á sus hijas entre los niños pobres. Estos exclamaron entusiasmados: Viva Mamma Regina Es verdad, es una verdadera madre. Ella acoge benévola á todas las desgraciadas que necesitan protección. Ha contribuido á la fundación de sanatorios. marítimos y otras obras análogas en favor de la infancia, y recientemente acaba de dar una muestra elocuente de lo que vale como mujer y como reina, con motivo de la terrible catástrofe de Messina. Europa entera se na conmovido ante tan noble y caritativa figura, capaz de realizar los mayores sacrificios con lágrimas en los ojos y sonrisas en los labios, sin aparente ssfuerzo y generoso proceder. Nada más justo que consagrarla en estas humildes páginas el homenaje de respeto y admiración que inspirará al mundo entero Mamma Regina, MAMMA REGINA EL DOCTOR BLACHE llamó grandemente mi Al recorrer Italia las principales librerías e s t e ilustre profesor acaba de morir de atención en apoplejía fulminante mientras estaba asistiendo á uno de sus enfermos. Nieto del célebre Guerssant é hijo del insigne Blache, famoso especialista de medicina infantil, uno de sus hermanos murió de interno víctima de la difteria contraída en el hospital. Fue durante muchos años secretario general de la Sociedad Protectora de la Infancia, posteriormente del Comité de la protección de los niños en la primera edad y de las Juntas directivas de las Asociaciones de Casas- Cunas, hospitales marítimos, obras de los pequeños mendigos, habiendo consagrado sus principales desvelos á la obra de los niños tuberculosos de Ormesson. Precisamente el día en que murió se iba á celebrar el XX aniversario de la creación de esta útilísima obra benéfica. Tierno, delicado, indulgente, probo, sincero y generoso, era un perfecto caballero, y su muerte será llorada en Francia entre los bienhechores de los niños. Diríase que el amor á estos inocentes seres hace al ser humano mejor. En los tiempos de egoísmo utilitario que corren, el doctor Blache es una gran figura digna de imitación. riológico no revele la presencia del bacilo Loeffler virulento, ó sea, por término medio, veintiún dias. Para la tos ferina, todo el tiempo de los accesos y una semana más. Todo niño que tosa durante una epidemia de la tos ferina es sospechoso. Para la viruela, aislamiento mínimo de cuarenta días. Vacunación. y revacunación de los que rodeen al enfermo. Para la varicela, tifoidea, paperas, rubéola, etc. hasta la curación. En todos los casos se practicara desinfección escrupulosa, especialmente de esputos, deposiciones, ropas, etc. Examinando coa. cuidado las gargantas y reconociendo el pecho de los hermanos de los enfermitos; L meningitis cerebro espinal, que es tambiéa frecuente, necesita aislamiento del enfermo, sobre todo si hay niños de pecho en la casa. Conviene no olvidar que los libros y juguetes pueden ser vehículo del padecimiento. A pesar de la aparente benignidad de algunos casos, debe tenerse muy presente que suelen adquirir extraordinaria virulencia estas enfermedades al esparcirse y propagarse. CUADROS REALES EL MUÑECO y bello M enudm, flaquito le cogía como un muñeco, cuando se en brazos daba una sensación de fragilidad que conmovía. Comprendíase cuan fácilmente podía morir. Vivaz é inteligente, adivinándolo todo, se hacía entender con su vocecita aguda y su gestos expresivos. Trájole del pueblo lejano la dama caprichosa y con ello alivió la penuria de sushermanos, caídos en la desgracia. En los comienzos se entretuvo en vestir y adornar al muñequín. Era un bibelot más de la casa. Le llevaba en coche, le enseñaba á sus amigos, y la pobre figurita humana parecía revivir; su rostro menudo y gracioso se sonrosaba y sus carnes nacidas se endurecían. La vida nueva le hacía bullicioso; pero sus ímpetus y alegres risas enervaban á la madrina, quitándola tranquilidad para sus ocios y escarceos mundanos. Un día, pretextando hallarse enterma, devolvió el niño, arrojándole de su lado, sia piedad, viéndole, impasible, partir en un coche de tercera, tiritando de trío, sin pensar en la miseria que le esperaba... ¡Triste destino el de los muñecos Humanos, sacrificados siempre por las almas frías y egoístas... v. F. LA SALUD DE LOS NIÑOS enorme MPORTANTES ADVEK TENC 1 AS fra de atacados por sarampión, escarlatina, viruela y otras enfermedades infecciosas en Madrid hacen de actualidad las discusiones que recientemente han tenido lugar en la Sociedad Médica de Ginebra, respecto á la lueha contra las enfermedades contagiosas en la infancia. No bastan las medidas draconianas que cierran las escuelas y suelen agravar el mal, toda vez que los niños, privados de aquel refugio, estáiren contacto con los atacados en las casas. Es preciso aislar los enfermos y los sospechosos, sin producir tanto trastorno, que es contraproducente. Importa para ello que los enfermitos y sus hermanos no frecuenten sitios públicos adonde puedan llevar el contagio. ¿De qué seivirá que se cierren las escuelas, si en la iglesia, en el teatro, en los tranvías, los individuos que están en contacto con los atacados pueden difundir el mal? Procede, pues, que los médicos declaren ios casos y las familias se presten á esta buena obra de profilaxia. Recordamos á este propósito una famosa epidemia que afectó á varios niños en un colegio de Madrid, que goza C ONTRA LA DES- El Municipio de Naa tes ha decidido da de buenas condiciones higiénicas, y fue producida por visitas de padres que tenían enPOBLACIÓN u n a ggr a t i f l c a c i o n d e fermos en sus casas. Se demostró que las 50 francos al año á los empleados que cold causas no podían proceder del interior. bren 2.000 francos de sueldo por cada hijo Ahora bien, para el sarampión es necesario que tengan. Los bomberos, policías, indiun aislamiento de catorce días, por lo menos, viduos de consumos, etc. benefician de esta del enfermo y de los que han estado en con- disposición. Los hijos aprovéchanse de ella tacto durante el período prodrómico. Para hasta la edad de catorce años. Además, al la escarlatina, de cuarenta días, y en todo caso, casarse, los empleados perciben una gratifihasta la terminación de la descamación. cación de 100 francos. Los que gozan de Para la difteria, hasta que el examen bacte- estas ventajas son unos 450 niños, de suerte DICHOS Y HECHOS