Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C XUNES 18 DE ENERO DE 1909. EDICIÓN- t a PAG. 8. X, a comitiva real recorrió los paseos de adea y de la Explanada y las calles de Victoria, Castelar y Angeles, en todas las cuales veíase engalanados los balcones. El pueblo, que invadía las aceras, hizo á S. M. vivas demostraciones de entusiasmo. Delante de la tenaza del Casino se reipiíieron los vítores. De los balcones, ocupados por señoras, cayó sobre el Monarca una lluvia de flores. En los templos de la capital fue ireneral el repique de campanas. Rey por el marqués de Viana el nuevo marqués del Bosch. Don Alfonso conversó con él breves momentos. El Rey, que vestía el nuevo uniforme de capitán general, se asomó, antes de abandonar las Casas Consistoriales, al balcón principal, que da á la plaza de Alfonso XII, que ocupaban miles de personas. I, a presencia de S. M. fue acogida por todos aquellos miles de almas con delirantes aplausos y estruendosos vivas, á que don Alfonso contestó saludando sonriente al público. Desde el Ayuntamiento, el Monarca y su comitiva regresaron á bordo del Cataluña para almorzar ALICANTE, 17, 3 r En la Colegiata. Rey á la iglesia de SanNiAl llegar el colás salieron á recibirle el obispo de OriTiuela, D. Juan Maura, revestido de pontifical, y los canónigos de la Colegiata. Estos llevaban el palio bajo el cual entró S. M. en el templo hasta el trono que en el presbiterio se había alzado. Allí cantóse un solemne Tedeum. ALICANTE, l tiempe abonanza. Ha cesado la lluvia, pero se ha suspendido la corrida hasta mañana. Espérase que el Rey desembarque para asistir á la tirada de pichón que se verifica ahora en el Polígono del Tiro Nacional. E dores se pusieron en pie, y Ja pesia ejecutó la Marcha Real. v A la derecha del Rey tomó asieato el infante D. Carlos, y á la izquierda el ministro de Marina, general Ferrándiz. Sa Majestad vestía uniforme de almirante, de media gala Terminado el tercer acto de Ótelo, ¿ue fue la obra que se puso en escena, S. M. Jibándonó el teatro á los acordes de la Marcha Real y entre las entusiastas aclasaaciones del público. El embarcadero estaba lleno de geaíc, que deseaba verle de nuevo antes de etrooicar para dirigirse al Cataluña. l erbena. v En el paseo de la Explanada e está celebrando una verbena, que se ve concurridísima. A ello ayuda la noche, que está verdaderamente primaveral. Todo ace presumir que mañana hará un día magnífico para los toros y las regatas. IT el templo al ruar. En el mismo orden se dirigió la comitiva desde la Colegiata al embarcadero, que precisamente hoy ha estrenado el Rey. En el trayecto oyó S. M. nuevas ovaciones populares. En la falúa á vapor del crucero Cataluña embarcaron con S. M. el infante D. Carlos, los Sres. Maura y Ferrándiz y el personal palatino. IvOS socios del Club de Regatas vitorearon entonces á D. Alfonso. Cuando la falúa arribó al Cacahtña, el crucero disparó los veintiún cañonazos de ordenanza, é izó en su palo mayor el pendón inorado de Castilla. Desde las escalas de las jarcias la marinería de todos los buques surtos en el puerto, que estaban empavesados, dio entusiastas burras al Rey. lluego que se desayunaron las augustas personas, se celebró á bordo del Cataluña misa, que oyeron S. M. y S. A y sus acompañantes. a r i o s detalles. TM El presidente del Consejo se hospeda sn el Gobierno civil y el general Ferrándiz á bordo del cañonero Pinzón. Entre las autoridades y comisiones que acudieron á recibir al Monarca, se hallaban el jContraalmirante Sr. Jiménez, el comandante geneial del apostadero de Cartagena, los marqueses de Alcaraz y Bosch y los comandantes de los buques de guerra, que lucían el nuevo uniforme. Una comisión del Club de Regatas ha solicitado de S. M. hora para entregarle las insignias de oro del Club. En la población la animación es grandísima. Todos los trenes han llegado hoy atestados de forasteros, no sólo de esta provincia, sino de las limítrofes. a recepción. Después de la misa cambió de traje el Rey y volvió á la ciudad, dirigiéndose al Ayuntamiento, no obstante haber empezado á llover. El público llenaba las calles del trayecto desde el desembardero hasta las Casas Consistoriales. I a recepción se celebró en el salón de se siones, donde se había dispuesto un trono bajo rico dosel, rodeado de preciosos tapices. Junto á las gradas del trono sentóse el infante D. Carlos. A la derecha de S. M. estaban el jefe del Gobierno, el ministro de Marina y el marqués de Viana, y á la izquierda el resto de ía comitiva. La recepción resultó brillantísima. AnteS. M. desfilaron más de 1.000 personas. Terminada la recepción, fue presentado al ALICANTE, 17, 6 T pf n el Concurso de tiro. El Rey ha estado en el polígono de tiro. Al cruzar el barrio de San Antón fue objeto de entusiastas aclamaciones por el vecindario en masa, que se había echado á las calles para verle pasar. En el polígono iué recibido por el presidente, general Escario. Se estaba jugando el premio del Rey. Su Majestad y el infante D. Carlos entraron en concurso. El primero estuvo desafortunado; el segundo, acertadísimo. Ganó el premio. En la segunda tirada, el infante resultó empatado con el tirador alicantino D. Agustíu Sánchez, originándose una interesantísima poule, que al fin ganó D. Carlos por diez pichones v un cero, contra nueve y un cero. Al anochecer, D. Alfonso y D. Carlos regresaron á Alicante, repitiéndose las ovaciones durante el trayecto. ALICANTE, 1 7 8 N LOS TERREMOTOS DE ITALIA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ECnAA. 7 S n ÍV lás terremotos. En la noche anterioi- se en Messina los terremoto I,o s edificios que se habían salvado de la anterior catástrofe sufrieron con el temblor de tierra de anoche considerables daños, derrumbándose muchos de los que cjredaron agrietados en aquella ocasión. UNA AGRESIÓN POR TELÉFCM 3 DE NUESTRO SERViCIO PARTICUI Í EJLBAC, iy 3 T. pestivál marítimo. Se está celebrando el iestival marítimo. Centenares de embarcaciones artísticamente engalanadas, representando cisnes, góndolas y otros caprichos, recorren el puerto en desfile fantástico. Los buques de guerra, y algunos mercantes lucen espléndidas iluminaciones. También están iluminados el Casino, los cafés de la Explanada y los edificios oficiales. ALICANTE, 1 7 I O N p l conocido pintor Maeztu, hermano del periodista y literato D. Ramiro, estaba disgustadísimo por un suelto insultante que Se había publicado en el neriódico ¿a Gaceta del Norte. Hoy, paseando por la Gran Vía el sefíoi Maeztu, se encontró con el director interino del citado periódico, Sr. I ópez Becerra, viniendo á las manos en cuanto se vieren, resultando lesionado en la cara el Sr. Becerra, pasando á curarse á la Casa de Socorro. El suceso ha causado verdadera impre sión M L aura y Canalejas. En el correo de esta noche ha marchado á Madrid el Sr. Maura, después de comer con el gobernador. A pesar de que el viaje no estaba anunciado, los andenes de la estación se encontraban llenos de gente, que tributó al jefe del Gobierno una entusiasta despedida. En el mismo tren ha marchado también el Sr. Canalejas. ALICANTE, 1 7 11 N LA ESCUADRA INGLESA POR CA. ELE DE NUESTRO SERVICJO PARTICULAR TEÑE! lPEt í? 9 N. j a fondeado en este puerto una escuadra inglesa, compuesta del baque almirante Good Ilope, de 12.000 tonelad- as, y los cruceros Antrím, Carmarvón y Df wt fiite, punción de gala. En el teatro Principal se está celebrando la función regia. I os caballeros asisten de uniforme ó de frac, Los palcos están ocupados por bellísimas y elegantísimas mujeres. El Rey ocupa el palco del gobernador, y el séquito los dos laterales. El antepecho del primero está cubierto por un riquísimo tapiz grana con el escudo de España bordado en oro. Su Majestad entró en el teatro á las nueve y treinta, siendo recibido por una comisión de propietarios del coliseo. ha escalera estaba artísticamente adornada con plantas y flores. Al aparecer en el palco, todos los esoecta- cada uno de 11.000 toneladas. I as dotaciones de estos buques cían un total de 2.745 hombres y 44 cañones. El fuerte Almeida hizo los saludos reglamentarios y las salvas de ordenanza. Un inmenso gentío presenció la en trada de los buques ingleses. El almirante que manda la divisíóia, uiís ter Perci Scott, bajará mañana á tieua á cumplimentar á las autoridades. En el ñute- lie tributará los honores una compañía de Infantería con bandera y nnisica. El Club Tenerifeño obsequiará á los marinos. Se preparan varios festejos. I ¿a plaza de la Constitución ha estado esta noche muy animada, concurriendo gran número de oficiales de la escuadra, El martes próximo por la nocfie z aiá de ésta.