Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO DE TOPO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO LA FIESTA D E SAN ANTÓN EN MADRJD UNO DE LOS GRUPOS DE JINETES QUE AYER DIERON ANIMACIÓN A LA CALLE DE HORTALEZA, DONDE ESTA LA IGLESIA EN QUE SE VENERA AL SANTO Fot. Alba. y 1 elayo se divulgó la noticia de que yo me ocupaba asiduamente en preparar para la estampa la segunda edición, aumentadisima de los Cantos populares españoles que LAS EFES DE FRANCISCA esde que en cierto discurso de mi veneD rado maestro D. Marcelino Menéndez entendido bien el alcance de su significado. Es ésta: Esta copla y aquellos signos me dan pie para fil presente articúlelo y ocasión que ni Una novia que yo tuve las siete efes tenía: Francisca, ranea, regona, ea, laca, loja y ría. publiqué por los años de 1882- 83, y que siendo entonces ocho mil y pico, pasarán ahora de quince mil, un colaborador espontáneo y anónimo que, por lo visto, viaja mucho por toda España, me remite de cuando en cuando, ya desde una provincia, ya desde otra, de las extremeñas especialmente, coleccióncitas de coplas que, sólo con ese generoso fin, recoge de la tradición oral. Yo estoy agradecidísimo á este amable folk- lorista; pero nunca he podido manifestárselo, porque no ¡ogro averiguar quién es. No certifica aus remesas, probablemente para que por ahí yo no le descubra, y en las ligeras notas explicativas que acompañan á algunos Cantares demuestra ser persona culta, que lee mucho, y, lo que es más y mejor, con provecho; pero... aquí paz y después gloria. Entre las últimas coplas populares que recibí de mi comunicante misterioso (esta vez desde Murcia) hay una que por toda anotación trae al cabo unos signos interrogativos como en muestra de que él no ha D. ANTONIO HERNÁNDEZ FAJARNES, ACADÉMICO DE LA ESPAÑOLA QUE AYER TOMO POSESIÓN DE SU CARGO pintada para agradecer públicamente sus estimables aportaciones á mi embozado colega. Sepa, si esta quisicosa literaria llega á sus manos, que le estoy reconocidísimo par su desinteresada colaboración, y que holgaré mucho de tenerle y de que me tenga oor amigo La precitada copla, que no esta en la primera edición de mis Cantos populares, no es, sin embargo, nueva en las adiciones, todavía inéditas, y ya la cité en una de las notas de mi discurso de entrada en la Academia Sevillana de Buenas letras (1895) entre varias muestras de aliteración, que es, como allí dije, otra particularidad no accidental de los refranes, en los cuales la emplea el pueblo á menudo, sirviéndose de ella algunas veces como de una cuasi rima, y siempre como de un reeursp mnemotéenico Y en aquel estudio mencioné, junto al dicho aantar, el de las cuatro eses del buen enamorado y las tres efes del celoso, y muchedumbre de refranes españoles, tales como el de las tres ees que matan á los viejos (curso, catarro y ¿aída quitan al viejo la vida) el de las tres erres de la mala vecindad (río, rey y religión tres malos vecinos son) el de las tres eles con que se ha de huir de las epidemias uego, ejos y argo tiempo) así como las tres pes de los malos abogados (depobres, parientes y... y la pe que falta) y las otras tres de lo que abunda en Albarracín eras, erailes y eñas)