Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 16 D E E N E R O D E 1909. E D 1 C 5 O N i, P G 4- LA FUNCIÓN B E N É F I C A D E L REAL GRUPO DE ARTISTAS QUE TOMARON PARTE EN LA FUNCIÓN A BENEFICIO DE LAS VICTIMAS DE ITALIA. EN EL GRUPO APARECEN LAS SRTAS. PARETO Y GOBBATO; LOS SRES. TITTA RUFFO, PEREA, LEL 1 VA, MEANA, DEL POZO, Y LOS MAESTROS VILLA. SOLAR 1 Y MATEOS Fot. R. Cifuentes. DE NUESTRO CORRESPONSAi A B C EN LISBOA 1 A SALUD DEL REY EnalgunosperióDON MANUEL ¿icos extranjeros se han publicado noticias poco tranquilizadoras acerca del estado de salud de nuestro joven Monarca. En ellos se ha propalado que S. M. padece tuberculosis en su primer grado, y necesita, por tanto, someterse al tratamiento clásico prescripto por la terapéutica de Koch. No han parado en eso los difusores de la mala nueva, sino que, entregados á su fantasía, han supuesto una amistosa inteligencia entre el rey de Portugal y el de España, en virtud de la cual D. Alfonso XIII ha brindado su palacio de Miramar, en San Sebastián, para que en él pase D. Manuel una larga temporada en la primavera próxima. Nada tan burdo y tan sin fundamento como tales rumores. No reparan los inventores de esas especies en que si nuestro Monarca fuese candidato á tuberculoso ya tiempo ha hubiesen hecho el diagnóstico los médicos palatinos, uno de los cuales, como especialista, dirige el Sanatorio que patrocina S. M. la reina doña Amelia. Y aun más. En caso afirmativo, la noticia no dejaría de constar en los centros políticos con sólo que tuviese apariencias de verdad. Mas lo cierto es que cuanto á este propósito se habla cae en la categoría de conversaciones de puerta de tierra. Un periódico de América no ha querido andarse por las ramas, y ha telegrafiado al presidente del Consejo rogándole que le saque de dudas. La contestación del jefe del Gobierno no se ha hecho esperar, declarando que la salud del Rey es tan perfecta que no inspira la menor preocupación. A PROTESTA DF Los disturbios populares en Alejo, proUN PUEBLO vincia de Villa Real, vendrá á ser una realidad pavorosa, y, poi ende, tos tumultos de Alejo repercutirán en todo el país, cansado y harto ya de soportar el yugo de esta política, que es la pe or hierba que pudo brotar en teiritorio que, como el nuestro, es esencialmente agrícola y ha de vivir de la agricultura. En esta ciudad, como en todas las más importantes del reino, las listas de donantes para socorros de las víctimas de los terremotos se llenan rápidamente. El primer día que los bomberos voluntarios de Lisboa han recorrido las calles de la capital postulando han recocido unas 11.000 pesetas. También con igual objeto la Sociedad Geográfica organiza una fiesta, que habrá de celebrarse en el teatro Nacional. En su programa figurarán los nombres más ilustres en las Letras y en las Ciencias. Dará mayor atractivo á este festival el concurse de S. M. el Rey, que, por primera vez después de la tragedia del Terreiro do Pazo, se presentará en función de ffala en un teatro de Lisboa. Zarpó ya para Messina, llevando á borde gran provisión de víveres v roDas. el cruceOS SOCORROS PARA ITALIA ro Vasco de Gama. han revestido carácter de verdadera gravedad, aunque no hayan llegado á tomar grandes proporciones. Al menos políticamente, tiene especial significación. El pueblo entero de Alejo, muchos millares de hombres armados, ha asaltado las oficinas de la recaudación de Hacienda y ha quemado y destruido todos sus documentos. En el momento actual se explica el motín por la falta de reglamentación de la ley Vinícola, que tanto afecta á aquella región. Otros y de mayor violencia podrán ser mañana los motivos, y entonces llegarán á convertirse los disturbios de ayer en luchas graves, en verdaderas revoluciones, provocadas por el hambre. Y en tanto, los Gobiernos pasan y se suceden, sin preocuparse apenas más que de la política de corrillos, y posponiendo á ellas siempre las necesidades urgentes é inaplazables de cada provincia. Y así la producción nacional no encuentra salida cuando, como acontece con los vinos, es superabundante. Si las cosas no varían, el hambre, que constriñe y aniquila al trabajador rural, No se confirma que, con el mismo rumbo parta el yate Doña Amelia. AFFONSO GAYO Lisboa, J 3 Enero J 909