Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B Q. M 4 RTJ 5 S P E E N E R O DJE i90 E D I C I Ó N PAG. 8 escena del teatro Real, hállase en un ambiente tan extraño, principiando por la lengua, tan inconscientemente hostil y tan ajena al interés artístico nacional, que aun obteniendo y mereciendo la obra el aplauso del público muere al cabo asfixiada por la atníósfera que allí la rodea, falto aún en esta materia el público que asiste á dicho teatro de fe y conciencias nacionales y sobrado de atávico entusiasmo por cantores y cantatrices y cuanto del extranjero procede. IvO misino que ocurre hoy en Madrid- -no en España- -ocurrió hace muchos años en otras metrópolis europeas; pero atentos los respectivos Gobiernos y artistas al interés nacional, fueron cultivando éste con esmero cuidadoso y celosa constancia, hasta lograr derrocar la tiranía del arte extranjero ó la manifestación del arte universal en extranjero idioma, y constituir espléndidos y poderosos organismos nacionales. Así Francia, así Alemania, así Austria con sus tres grandes nacionalidades: alemana, húngara y bohemia. Mas para llegar á tal resultado, fue preciso, como antes se dice, que los Gobiernos velaran- -y sigan velando- -paternalmente por los intereses aitísticos de su nación. Sólo en París, dota el Gobierno francés cuantiosamente la Academia Nacional de Música (antigua grande Opera) la Opera Cómica, ia Comedia Francesa y el Odeón. Los similares de las demás naciones están igualmente dotados, 110 sólo en las metrópolis, sino en otras capitales, ya por los Gobiernos, ya por los Soberanos ó por los Municipios. ¿No demuestra esto de una rnanefa evidentísima que es de todo- punto necesario el auxilio material para que esos centros artísticos puedan sostenerse y, vivir... ¿No será, pues, insensato el pretender que ituestro país realice lo que nación ninguna carealizado ni puede realizar... Y termina el maestro Bretón estableciendo las siguientes tres consideraciones, que Juzg a terminantes: Primera. El arte serio no puede vivir de sus propios recursos. Segunda. Si se quiere que España tenge una alta representación musical hay que froporcíonar á esta manifestación los meíos necesarios. Bastaría esto para demostrar los compositores españoles que ya merecen ser considerados mayores de edad. Tercera. Teniendo en cuenta que el Municipio madrileño ha concedido siempre al arte dramático su teatro gratis y que el Estado español subvenciona con la casa al arte musical extranjero, lo menos que debe hacer en pro del arte músico nacional es jubvencionarlo con la equivalencia. que halló un sitio más cercano á su propio domicilio. La coincidencia de haber sido dependiente de la cochera y haber depositado allí, como decimos, su carruaje le decidió á encargar á Antonio la pintura de algunos efectos. A recoger otros que en el taller tenia presentóse ayer Quintín. Parece que ni anteriormente había satisfecho al Antonio el importe de la pintura, ni en el día de ayer quiso pagarle. Este fue el motivo de la conversación que ambos sostuvieron, conversación que bien pronto degeneró en disputa. pjl hecho. Antonio, apurado por la necesidad, demandaba con apremio su dinero; el Quintín no negaba la deuda, pero respondía con evasivas y con palabras que pudieron ser, y acaso fueron, interpretadas como negativa y amenaza. I,o cierto es que, tras de cambiarse algunas frases duras, Quintín se dirigió destempladamente hacia Antonio. Supuso éste, por lo visto, que iba á ser víctima de una agresión, y para repelerla asió una barra de hierro que allí cerca se hallaba y dio con ella un fuerte golpe al contrincante. Fue su intención, según luego dijo ante el Juzgado, batir el brazo del presunto agresor, por si éste hacía uso de algún instrumento ó arma; más, por desgracia, la barra fue á caer sobre la cabeza del cochero, y tan violentamente, que hendtó el cráneo, originando una súbita conmoción y con ella la muerte. Cayó Quintín desplomado, sin pronunciar palabra. Su agresor, suponiéndole no más que desvanecido, inclinóse para socorrerle, y cuando, cerciorándose de la magnitud del suceso, se dio cuenta del crimen, prorrumpió en sollozos y en gritos, lamentando la fatalidad y llorando por sus hijos y por su paz y su libertad perdidas. K l Juzgado. Poco después personóse en la calle de Alcántara el juez de guardia, procedió á levantar el cadáver, previo reconocimiento por el médico forense, y luego, en la Casa de Canónigos, recibió primera declaración aí Antonio Gómez, quien hizo el relato del suceso en la- forma que sintéticamente dejamos consignado. Quintín Díaz era casado y deja un Huérfano de diez años. Antonio Gómez, según arriba anotamos, tiene cinco hijos, que ahora quedan, como su madre, en el mayor desamparo. piendiniiento universal aliviaré la slícai. Sís de las regiones siniestradas. El Sr. Giolitti presentó elfproyecío ue Tey, ya conocido y aprobado por la Cátaaía de diputados, referente álos créditos- extraoidinarios y demás disposiciones análogas encaminadas á remediar en lo posible 3 DS Jaños de la catástrofe. Propu o tatnbién el presidente del Consejo que se nombre una comisión encargada de informar al Senado sobre el particular. l,o s senadores, de modo unánime, aprobaron cuanto solicitó el Sr. Giolitti, siendo perfecto el acuerdo y grande su caritativo entusiasmo. PARA LAS VICTIMAS DE ITALIA fi a Gran Pena. Esta aristocrática Sociedad madrileña ha girado 5.000 liras á nuestro representante en Italia, Sr. Pérez Caballero, cou destino á las víctimas de los ter- eniotos. á nuestra Redacción el estudiante D. Alfredo Pérez, entregándonos un remitido, que por falta de espacio no insertamos, en el que excita á sus eoffi. paS. eros para que contribuyan á la cuestación á beneficio de las víctimas de los ierren otes de Italia. POR TELÉGRAFO Y TELEFONO oción escolar. Mc Se ha acercado DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR CALAHORRA. 4 T. Jj oy ha postulado por las calles en favor 6 de los supervivientes de Calabria y Sicilia una comisión de! L, a Cruz Roja acompañada de una banda de música. I, a recaudación alcanza buena castidad. En los cinematógrafos se preparan íaficiones con igual objeto benéfico. Para ellas expenden billetes distinguidas señoritas de. esta población. Aumenta paulatinamente la suscripción para las víctimas de los terremotos. L, as empresas de los cinematógrafos piensan dedicar una función á tal objeto. Se comenta que, á pesar de la enormidad de la catástrofe, no se hayan recajdado cantidades tan importantes como en ottas ocasiones, atribuyéndose esto á la crisis de la industria y del pequeño comercio. Hasta ahora, incluyendo el crédito votado por el Ayuntamiento, no llega lo recaudado á 50.000 pesetas. HUESCA, I I LOS TERREMOTOS EL CRIMEN DE AYER DE ITALIA i a fatalidad, más que el ánimo y que el propósito, originó ayer un homicidio. IL, a víctima fue un cochero de punto, llamado Quintín Díaz, de unos sesenta y cinco años de edad. El agresor, Antonio Gómez, pintor de coches. Ambos, en sus respectivos oficios, gozaban de buena reputación. He aquí algunos detalles del suceso. de Alcántara, que hace poco liquidó el negocio, tetiía establecido su taller, por condescendencia del encargado del local, el Antonio. Había sido éste, á su vez, también encargado de una cochera; tenía esposa y cinco hijo. s, era honrado y trabajador, y su situación y laboriosidad determinaron el que setolerara su permanencia después de vendido el taller. v Quintín Díaz había adquirido un coche íiace mes y medio, y lo encerraba asimismo, por favor del encargado, en la cochera de ia calle de Alcántara ha ta pocos días ha. POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ROMA, 1 1 8 N extraordinaria del Senado. Sefeióu Cámara de senadores se ha reunido I, a hoy en sesión extraordinaria, con asistencia del Gobierno en pleno. Jí presidente del Senado abrió la sesión, pronunciando un conmovedor discurso, en el que expuso la magnitud de la catástrofe sufrida por el pueblo italiano, tan duramente castigado en sus hermanos de Calabria y Sicilia. Tuvo el presidente en su discurso sentidas frases de, gratitud para todas las naciones que ofrecen, á Italia el consuelo de sus generosos desprendimientos, expresando al hac erlo los sentimientos que animan á los representantes del país. El Sr. Giolitti, jefe del Gdbierno, pronunció también palabras de reconocimiento para todos cuantos se aprestan á socorrer á Italia, y dijo que confiaba en que el des- I jna comisión de la Cruz Roja ha celebra do una conferencia con las autoridades para estudiar la forma de arbitrar recursos en favor de las víctimas de los terremotos de Italia. I, a Cruz Roja destina mil pesetas de la caja de dicha institución. CARTAGL A, 1 J 7 T Antecedentes. En una cochera de la calle p a r a reunir fondos con destino á Italia poá tulará la Cruz Roja acompañada de las bandas de música. En el teatro se celebrará una función coa el mismo objeto. El cónsul de Italia ha solicitado la cooperación pecuniaria de sus compatriotas aquí residentes. miELvi, 11, í sta población, respondiendo al movimiento general caritativo que se há, despertado en favtíí de los que en Italia haíjt quedado sin amparo por los terremotos, ha abierto suscripciones en distintos Centros; alcanzando hasta ahora el mejor éxito. Las cantidades recaudadas por el Casino y por el Consulado italiano suman 2.500 pe- E