Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 11 D E E N E R O D E 19 C 9. EDICIÓN 1. PAG. 4. atribuciones del Municipio, Ja provincia, la dos en el error; se Durla desús prestigios, que región; regulando y ahogando actividades para engañar á gentes inocentes, cada día que debiera dejar libres; véase cómo se ab- más escasas, ponderan, sólo de labios afuesorben y malgastan en funciones, por el Es- ra, los agrupados alrededor de ellos para tado usurpadas, recursos necesarios para la satisfacer aspiraciones de partido, á reserva vida local de los pueblos, y dígase si no es de burlarse en su fuero interno y en tertulógico echar de menos los tiempos, en que lias de amigos de los merecimientos y exlos españoles tenían ánimo y decisión para celencias en que quieren hacer creer á los oponerse á las demasías del Poder central. demás. Esos ruinosos prestigios son los resPues bien; en tal sentido y soto en él ha- ponsables del desconsolador escepticismo bla el regionalismo de los pasados siglos; político que corroe á España. Pero como el como ejemplo de que los españoles de en- escepticismo es la negación de toda fuerza tonces sabían hacer respetar la razón y el y toda aspiración, ese estado de ánimo naderecho; como- esperanza de que los descen- cional es otra verdadera y grave desdicha dientes de tales hombres podrían también para España, contra la que sólo lucha hoy hoy, con los mayores recursos que la vida el regionalismo, oponiendo á la deseonfianmoderna da á los pueblos, repetir aquello; za en los políticos fracasados la fe del puecomo demostración de que en España es lo blo en su propios alientos; sólo en él se ven castizo la libertad regional y copiado ex- bríos para librar batalla á hombres y sistranjerismo la centralización á la francesa temas de gobierno que anatematiza toda que nos oprime y aniquila; como prueba de España. que en tanto la vida regional fue potente Si crece, si se extiende, si sacude la conen España, grande y respetada fue ésta; de ciencia nacional en términos de despertarla que á medida que en nna mano fueron acu- de su actual letargo, triunfará, y podrá Esmulándose atribuciones y más atribuciones, paña gozar de nueva vida; si tto consigue usurpadas á ciudades y provincias, fue ini- reemplazar el deprimente escepticismo por ciándose y creciendo la decadencia que he- ana nueva fe, seguiremos recorriendo el camos visto llegar á términos de ruina en los mino de desdichas que nos es conocido, con. actuales tiempos. Nunca, nunca será bas- tinuaremos padeciendo bajo el feudalismo tante fuerte la protesta contra los falsos li- político, tan inicuo y opresor como el feudaberales á la francesa, que, llevando dentro lismo medioval, pero más egoísta que aquél. de si cada uno un tirano cortado por el paDON ÑUÑO trón de Luis XIV y sofisticando la verdadera libertad, la de vivir, la de moverse, la de intervenir realmente en la vida nacional, EN FAVOR DE ITALIA nos han regido á su capricho, con un centralismo absolutista, al que debemos el empobrecimiento del Erario, la incultura de L NUMERO EXTRAlos pueblos, la desorganización del Ejército, el aniquilamiento de la Marina, la depreORDINARIO D E A B C ciación de la moneda, la invasión del capital y el trabajo extranjeros, que á extrañas Nuestro proposito ae puDtiear un número tierras llevan el producto de industrias y extraordinario, cuyo producto íntegro sea empresas que debieran ser nuestras, y, por destinado á socorrer á las victimas de las último, lo que aun es peor, la desnaturaliza- catástrofes de Italia, ha despertado interés, ción de nuestro carácter, el rebajamiento que se manifiesta en cartas que recibimos que todo lo fía al favoritismo gubernamen- sobre el asunto. tal, á la influencia y á la recomendación. Deseamos que ese numero extraordinario ¿Qué extraño es que cuando el Poder se sea un homenaje del sentimiento de Espaatreve á lo que nunca se atrevió, y los pue- ña, representada por sus primeras figuras blos no osan defender sus derechos; que ex- ea el orden oficial, en el académico, en el traño es que como ejemplos de virilidad y político, en el científico, en el artístico, en cívicas virtudes evoque el regionalismo el literario, hacia la desgraciada Italia, para nombres y tiempos de pasadas épocas? lo cual solicitaremos el honor de que cola ¿Mas quiere esto decir que sea la aspira- boren con una frase, con un pensamiento, Su ción regionalista borrar la Historia, detener Majestad el Rey, los individuos de la Real el progreso de la Humanidad, moldear una familia y cu? tas personas son honra de la España de mañana calcada en la España de patria españo a por su saber y por los servictos que la prestan. remotos siglos? De ningún modo. ¿Significa esto que el recuerdo y el respePero pretendemos también algo práctico to á la vida propia de las regiones de ayer al aspirar que número de tan excelsa colay los anhelos de reconstituir hoy la local, boración sirva para constituir un fondo con con independencia de trabas que la ahogan, el cual hallen alivio algunas de las más inhayan nacido con el carácter de aspiración fortunadas víctimas de Calabria. retrógrada? No; el regionalismo actual es, De dicho número, en el cual ha de figurar ante todo y sobre todo, ansia de libertad por mucho también la parte artística, hareefectiva cansancio de cadenas y dogales, y mos una tirada de 50.000 ejemplares, cuyo protesta contra ellos; sed de que las liberta- producto neto de 50.000 pesetas, vendido des políticas conquistadas en un siglo de lu- cada ejemplar á peseta- -pues nos proponechas pasen de mentida ficción á realidad mos que la venta sea la ganancia líquida, -que garantice las verdaderas libertades que pondremos en manos de la reina Elena, fiaprovechan al pueblo: civiles, sociales, co- gura saliente, ángel de caridad, de abnegamerciales, etc. porque de nada sirven los ción y de heroísmo, umversalmente admiderechos políticos de los ciudadanos sino rada y bendecida en medio de la hecatomen cuanto medio de asegurar el disfrute de be, para que constituyendo cinco pensiotodos los demás. Es el regionalismo, en fin, nes, por ejemplo, de 10.000 pesetas, aseguafán de vida, el último esfuerzo que esta na- re á cinco huérfanos de los más necesitación hace para alzarse de la postración á que dos los medios de instruirse, de ser hombres ha venido. dignificados por el trabajo y de lo que vulNo es un secreto, m nuevo para nadie, garmente se dice empezar á vivir. que la conciencia nacional ha perdido la fe De este modo, algún día recordarían en ios partidos que nos han gobernado; des- aquellos hijos de la desgracia el nombre de confía con razón de los político santones España, y su gratitud sería un motivo más que, habiéndonos traído al presente estado, de confraternidad entre las dos naciones todavía pretenden les creamos capaces de hermanas. salvarnos por los mismos procedimientos Esperamos confiadamente en que en esta que los llevaron al cúmulo de fracasos que obra no ha de faltarnos desde el primer moson etapas de su vida política. La nació a se mento hasta el último el apoyo decidido de rie de esos veteranos de la política fosiliza- la opinión. MADRID AL DI 1 UI ás humano que el sábado fue el s go; pero también se trajo su tempera tura de hielo. Gracias á que Eolo no sopló tanto desde el Norte; pero lo poco que sopló fue también alfileres de fino cristal que penetraban en la piel. El sol, que todo lo alegra, dio ánimos para que la gente se echase á la calle y para que los paseos estuviesen animados. De todos modos, el tiempo es francamente protector de los espectáculos á puerta cerrada y de esa infinidad de teatros y de salones que han surgido en la villa de poco tiempo á esta parte, y aunque dos de éstos han caído ya rodando la terrible cuesta de Enero, ¡y los que caerán! todavía queda mecha para darle candela á la buena Talía. Por determinación de la ley y mandato de la Junta municipal de asociados, aparecen en la plaza Mayor las listas del censo electoral. Es una noticia. Muchos ciudadanos irán á verlas, sobre todo á las horas de sol, con la dulce esperanza de ver si por casualidad no aparecen en ellas sus nombres. El amor y la fe en el sistema electoral siguen siendo, como siempre, atroces. j ubo asamblea republicana del partí fio eu la provincia, y huelga decir que ht 00 profusión de discursos, pero unanimidad n dar de lado al bloque y en nombrar jefe I, erroux. Muy interesante el acto de las operarías de la Fábrica de, Tabacos, repartiéndose las ganancias de su Cooperativa en un trimestre de funcionamiento. Eatre los sucesos del día figuraron tres heroicidades hombrunas. Un marido amante ÍDgresó en la cárcel por malos tratos y amenazas de muerte á su cara mitad; otro guapo dio un tremendo puntapié en el vientre á una pobre mujer, y, finalmente, otro Cid fue preso por agredir bárbaramente á su esposa y á su hijo, niño de cinco años. Con hombres así se va á todas partes, menos al Rif, porque allí los rechazarían. También se registró un infanticidio y una reyerta cou puñalada y todo, para ilustración de la crónica negra. Y nada más. Por la noche, un deliciofcu Lohengrin en el Real, bailes á granel, estudiantinas á porrillo y una helada muy res petable oor esas calles de Dios. CRÓNICA cosa de rectificar. En efecto, una de las reuniones de la dulce alianza radical debia haberse celebrado en Cuenca; pero no pudiendo concurrir á ella un conspicuo personaje liberal, á quien otras atenciones le retenían en distinta po blación, se ha aplazado el mitin para el domingo que viene. ¿Asistirá á él el aludido personaje? Nos alegraremos de que asista. Celebraremos también que la persuasión conduzca á la ciudad citada al Sr. Montero Ríos y al Sr. García Prieto ó alguno de los elementos que, considerados dentro de la alianza, no han hecho, sin embargo, acto de presencia en ninguno de esos actos de activa propaganda. Es más: si de aquí al domingo cambiasen de modo de pensar los Costa, los Unamuno, los Iglesias, los Nakens y cuantos perteneciendo á las izquierdas extremas condenan, sin embargo, esa imponderable alianza, lo celebraríamos también Pero ni aun así, constituido el verdadero bloque radical sin discrepancias ni deserciones, creeríamos en su necesidad, porque seguimos pensando que no obedece á una corriente de la opinión ni surge de una apremiante necesidad. Las funciones de espectáculo ea las localidades donde no son frecuentes tieasat P O L Í T I C A BLOQUISTA ES