Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 8 DE ENERO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 4 pitopio jaez, porque, en la Cámara de dipu táéos progresistas y regeneradores comparten las fuerzas casi por igual. Y así, cuala mesa. quier Ministerio homogéneo, formado por Anoche, á las ocho, se celebró en el coHombres de una misma parcialidad política, medor de gala del regio Alcázar el banquese verá obligado á pedir auxilio al otro, y te con que S. M. obsequia al Cuerpo diploesto, en las circunstancias presentes, no es mático residente en nuestra corte, cosa fácil de conseguir. La vasta sala- comedor estaba adornada No quedará otra solución entonces más con la suntuosidad y riqueza de siempre. que un Gabinete de concentración, y esto se Enorme cantidad de flores y plantas y gran ha demostrado en la práctica con el ensayo profusión de luces hacen resaltar el severo de Amaral, que no satisface á las múltiples decorado del elegante recinto. exigencias de este infortunado período poLos puestos de la mesa fueron ocupados Jítico. en la siguiente forma: La verdadera crisis, la que mas debe preDerecha del Rey: Reina Cristina, príncipe ocupar á todos, no es la del Ministerio, sino Raniero de Borbón, infanta doña Luisa de la de Portugal. La crisis del carácter, que es Orleáns, conde de Casini, señora de Méndez la peor de todas. No se encuentra fe ni for- Prado, ministro del Brasil, dama de guartaleza de ánimo en los hombres que han re- dia con S. M. la Reina, ministro del Ecuagido los destinos del país. Y en esta confu- dor, condesa del Serrallo, ministro de la sión, en esta agonía lenta y silenciosa, los Argentina, dama de guardia con la infanta partidos se revuelven, lachan unos contra doña Isabel, encargado de Negocios de Chiotros, y será. cada vez mayor la desarmonía le, dama particular déla Reina Victoria, enentre ellos, en tanto no venga y se abra cargado de Negocios de los Estados Unipaso un puñado de hombres convencidos y dos, mayordomo mayor de la Reina doña resueltos que consoliden el Trono y las Ins- María Cristina, procapellán mayor de Palatituciones. cio, conde de San Román, ayudante secreMientras, no serán pocas ias sorpresas que tario de S. M. inspector d. e la Real Casa, ios depare el barómetro político. Izquierda del Rey: Princesa Henry de Battenberg, príncipe Felipe de Borbón, embajadora de Inglaterra, embajador de FranI A PESTE EN FAYAL El Consejo de Sa- cia, señora del ministro de Portugal, minis nidad, tan pron- tro de Estado, camarera mayor de la Reina to como el telégrafo transmitió la noticia de Cristina, ministro de Bélgica, duquesa de haberse registrado varios casos de peste en Santo Mauro, ministro de Suecia, dama de Fayal, fue convocado para adoptar, por el guardia con la infanta Luisa, encargado de momento, las medidas prescriptas por la Negoeios de Cuba, marquesa viuda de Náciencia. jera, encargado de Negocios de Noruega, Ahora se recuerda que en el propio Fayal gentilhombre de guardia con SS, MM, duiiubo varios casos sospechosos reciente- que de la Conquista, intendente de la Real mente, con posterioridad á haber asolado la Casa, secretario particular de S. M. director peste la isla Terceira; pero no tuvieron gran- de las Reales Caballerizas. de importancia, porque ninguno de ellos Derecha de la Reina: Infante clon Ferparó en defunción. Sin embargo, aquellos nando, infanta doña Isabel, príncipe Maucasos provocaron allí disturbios populares, ricio de Battenberg, embajadora de Alemaá causa de ciertas deficiencias que e nota- nia, embajador de Inglaterra señora del ron en la aplicación y rigor de las medidas ministro del Uruguay, ministro de los Paíadoptadas para localizar y extinguir la te- ses Bajos, dama de guardia coa S. M. la rrible epidemia. Reina doña María Cristina, ministro de MéLos fayalenses atribuyeron el contagio al jico, marquesa de Aguilar de Campoo, miiiecho de haber sido admitidos á libre plá- nistro de Turquía, duquesa de Tovar, entica los pasajeros y mercancías procedentes cargado de Negocios de Guatemala, marde Terceira. qués de Águila Real, Sr. Heredía, gentilHoy, á lo que parece, revisten mayor gra- hombre de guardia con la Reina Cristina, vedad los casos ocurridos, á juzgar por los duque de Aríón, primer caballerizo, secretainformes oficiales de aquella isla. Esto ex- rio particular de la Reina Cristina, ayudanplica la urgencia con qvie el Gobierno va á te del infante D. Carlos, oficial mayor de poner en ejecución los acuerdos sanitarios Alabarderos, mayordomo de semana de Su deí Consejo. Majestad el Rey, mayordomo de semana de AFFONSO GAYO la infanta doña Isabel. Lisboa, 6, i, Izquierda de la Reina: infante D. Carlos, infante doña María Teresa, embajador de Austria- Hungría, camarera mayor de Palacio, embajador de Alemania, señora del encargado de Negocios de Chile, ministro de p o r separado damos información del so- Portugal, marquesa de Viana, ministro del lemne acto inaugural del puente de la Uruguay, dama de guardia con la infanta Princesa, sobre el Manzanares, presidido Teresa, ministro de Nicaragua, miss Cokraayer tarde por S. M. el Rey. ne, encargado del Japón, primer introductor También hablamos aparte de la cariñosísima despedida del batallón de Cazadores de embajadores, mayordomo mayor de Su Majestad la Reina, áe Madrid á su jefe- el recientemente ascen- qués de Santíllana, lord William Cecil, marayudante de guardia á 2i do coronel D. Federico Páez Jaramilío. las órdenes de S. M. el Rey, médico de cáDe las recaudaciones realizadas en Bar- mara, jefe de la casa de SS. AA. don FerCeiona y Valencia á beneficio de los damni- nando y doña Teresa. ficadas por los terremotos de Italia hemos publicado en ediciones anteriores cuenta I a comida. Retaliada asimismo. He aquí la minuta del servicio en la Sólo añadiremos que en Barcelona, para mesa: Consommé embajadora, sopa de trigo de reunir cantidad considerable de público y realizar uaa cuestación abundante y rápi- Baleares, rodaballo de Doavres, salsa camajda, se organizó un concierto por las Socie- rones; frito á la Villeroi, carbonada á la Ara dades corales en la plaza de Cataluña, y que gonesa, pollo de Hondan, Sauwaroff; hígado fiambre con Champagne, sorbete orien sí se obtuvieron considerables ingresos. La nota más original de la postulación en tal, chochas de Veíay asadas, ensalada, esfalencia ha sido el adorno de la fuente del párragos de Araejuez, salsa holandesa; timÍTrisfón, en cuya taza, adornada por los so- bales á la Parisiense, helado Moka con lijpos del Ciretilo de Bellas Artes, se iban de- món, palmiers diablés. positando las cantidadas recaudadas. Vinos. -Jerez, Chateau d Iquem, C ateau FIESTA EN PALACIO L NUESTROS GRABADOS Margaux, Bourgogne Romanee, Champí. gne y Málaga. Durante la comida, la banda del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos ejecutó el siguiente programa: Suspiros de España, marcha, Aivarez; Le, Estrella del Norte, obertura, Meyerbeer, Laminé, fantasía, Leo Delibes; Cavalleria rusticana, intermedio, Maseagni; Elpuñao de rosas, fantasía, Chapí; Feramors, bailables, Rubinsteín. a concierto. Terminada la comida, los invitados pasaron al salón de Gasparini, donde se hizo música selecta, cantando los celebrados artistas del Real señorita Grazíelia Pareto y Titta Ruffo, tocando el violinista señor Hierro y acompañando al piano á los cantantes el maestro Guervós. La señorita Pareto cantó dos canciones. Amare e vita di donnat de Schuminam; Nella naíte d Aprif, de Tosti, y el aria de Rigoktto. Titta Ruffo, E la mia Donna, de Ferrari, y el prólogo de IpagUacci. Y ambos artistas, el dúo de Don fttan, de Mozart. El Sr. Hierro tocó la polonesa de Wieaawski y la habanera de Sarasate. Vtros detalles. El concierto duró desde las diez y cuarto hasta las once y cuarto, y en el transcurso de esa hora las Reales personas y los invitados al concierto escucharon con gran atención, con verdadero entusiasmo artístico, las filigranas y delicadezas de Graziella Pareto y de Titta Ruffo, que cantaron como saben y pueden hacerlo, y con esto está dicho, no su mayor elogio, sino la justicia estricta que corresponde á su arte y á su voz incomparables. Como ya hemos dicho, les acompañó al piano, con sa maestría habitual, el notable artista Sr. Guervós. Las Reinas doña Victoria y doña Cristina asistieron á la comida y al concierto, respectivamente, vistiendo elegantes trajes de ítssú de oro y de raso negro, y el Rey con el nuevo uniforme de Lanceros. Ai terminar el concierto, los Reyes felicitaron calurosamente álos ilustres caatantes y al violinista Sr. Hierro, y les regalaron valiosas joyas. A la Pareto la entregaron SS. M. M. un broche de brillantes y perlas; á Titta Ruffo, un alfiler de corbata consistente en un brillante rodeado de rabíes, y á Hierro, otro, con las cifras A. y V. entrelazadas en brillantes. Los tres citados artistas, qae agradecieron mucho las atenciones que les dispensaron las Reales personas, fueron obsequiados luego con ana delicada cena en ano de los salones de la Inspección de Palacio. A las once y media salieron del regio Alcázar los últimos invitados á la fiesta. ir MADRID AL DÍA pvefinitivamente terminado el período de las vacaciones, volvió ayer la gente escolar á sus clases. Y ahora, á esperar las próximas: las de Carnaval. Acontecimiento del jueves, la inauguración del puente de la Princesa en el paseo de las Delicias, Obra hermosa y digna de Madrid. Su construcción también lo ha sido. No ha necesitado más que ocho años. Así, la vida es un sopl La Diputación celebró sesión. Fuera de acordar un donativo de 5.000 pesetas para las víctimas de Italia, dio poco que hacer. En el Ayuntamiento se reunió la Comisión encargada de poner en música la vida madrileña. Es cosa hecha: tendremos banda con dos directores nada menos y 85 profesores. Nos divertiremos siquiera, y esa será una de las pocas cosas que tengamos qne agradecerle ai Ayuntamiento: ¡música, música!