Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 7 DE ENERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4 Esa es la bohemia cuyas interesantes desda el rincón de aquella guardilla miserable. Marcel Gaillard encontró en Stella su cripciones nos hicieron llorar y reir. Yo no musa, y yo no he necesitado más que ver- sé si habrá sido verdad alguna vez lo que Jos la noche del 31 en el Pasaje de la Opera Henri de Murger nos cuenta y Pucini y para adivinar ese poema de risas y de do- Leoncavallo nos cantan; pero si aquella bolor, de amantes promesas y de lágrimas hemia ha existido, hoy no existe. Los tiemabrasadoras, que han vivido el bohemio y pos cambian. Siguiendo las sendas recorridas por Marcelo, por Schannardt y por Rosu inseparable compañera. Porque Marcel ha conservado en el nau- dolfo, este pobre Marcel Gaillard no verá fragio de sus ilusiones la dignidad. Ama á nunca sus obras en el Salón... Por esos caStella, la quiere para él solo, no comparte minos hoy se va á parar á una celda de la Santé, con motivo ó sin él: por vagabunsu amor con nadie. Y Marcel Gaillard, para llevar un pedazo daje. ¡Oh! Los buenos tiempos de la bohemia... de pan á Stella, ha cantado canciones por las calles, ha pintado tarjetas postales, ha Cuando os hablen de ellos como de cosas hecho, en fin, todo lo que jamás hubiera que todavía existen, reíos, reíos del embusdescendido á hacer. Noblote y confiado, fre- tero. Los tiempos de la bohemia parisina, se cuentó el trato de gentes sospechosas, por- han parecido un poco á aquellos tiempos que cuando no se tiene dinero ni indumen- heroicos de nuestros torneos oratorios en taria no ¿puede exigirse á un hombre que se las Academias, de nuestras luchas de opereúna con los socios del Automóvil- Club, ni reta trágica en las barricadas, cuando mocon los personajes del Jockey. Pero ha con- rían un puñado de hombres para hacer miservado la gureza de su amor, y en esto no nistro á una medianía y bastaba un artícuha querido jamás admitir la más pequeña lo inocente para derribar un Ministerio. ¡Oh! concesión. Hoy, la Policía, registrando su Si aquellos tiempos volvieran... Ya estaría ser vida, saca á relucir un episodio que, lejos cansado de y enministro el Sr. Barriovero en España, Francia, Marcel Gaillard, de perjudicarle, le dignifica. Antes de cono- en vez de vender postales pintadas á mano cer á Stella tuvo Marcel amores con otra por los bulevares, tendría la primera medamuchacha de más apetito y menos aguante, lla, un hotel y un estudio á la moda. que, aunque le adoraba, no podía acostumPero los tiempos cambian. Todo pasa... brarse á la falta de regularidad en las comidas. Y un día le engañó. Marcel estuvo á Todo pasa... Jos UAN CADENAS punto de matarla, pero pudo contenerse á París, 1909. tiempo. Para castigarla la desnudó, la pintó de cobalto y la puso en medio del arroyo con un letrero indeleble que decía: Mi amánteme echa á la calle por pendón. No... Este hombre no puede estar complieado en el crimen famoso del callejón Rou- p e todas aquellas obras en que la caridad sln. Tropezó en su vida con una musa bue- florece, ninguna como la que derrama aa, con una musa dulce, sumisa, resigna- sobre los niños pobres ó desvalidos la aleda, que le consuela y le infunde alientos. El gría del espíritu en el día solemne que la hombre que lleno de sueños de gloria, de tradición popular ó religiosa consagra á los arte y de ambición se lanza á cantar por los pequeñuelos. A ella ha respondido la iniciativa de nuespatios de las casas para ganar el pan de su amante, que no vacila en exhibir su cabeza. tra casa y en ella se ha inspirado la munide artista en el bulevar vendiendo postales ficencia dejos Soberanos, de damas ilustres, pintadas á mano, este hombre no es un cri- de distinguidas personalidades, de todos cuantos con sus donativos, venidos de tominal. Pero yo conservo aún fresca la visión de das las clases sociales, han contribuido al la última noche del año cuando reparé en esplendor del festival celebrado ayer tarde la amante pareja. Yo recuerdo los rasgos en el hall de Blanco y Negro y A B C, decoraatormentados de la cara de la piusa, veo ti- do en consonancia con el acto. Era una cadena interesante la que á lo ritar de frío á la pobre señorita Stella, me 3 a figuro hambrienta, esperando los resulta- largo de las calles Serrano y Martínez de la dos de la venta de las postales, que Marcel, Rosa, y extendiéndose por el paseo de la avergonzado, no se atreve á vocear, mien- Castellana, formaban los niños que esperatras la multitud pasa indiferente... Sí... Yo ban recoger el regalo que para cada uno de no he olvidado aquella eseena, y la impre- ellos habían depositado en nuestra casa los sión que me causara no se ha borrado aún... Santos Reyes, y, en su nombre y espíritu, Y os digo que si la musa, en la memorable los corazones que alientan al calor de todas noche del 31, se desespera y pide pan con las ternuras. Legión infantil, para quien la vida no es impaciencia á su hombre... Marcel roba y sino un lindo juguete, contábanse por nümata. Afortunadamente para Marcel, la señorita llares, avanzaban con impaciencia, desfilaStella es la verdadera musa, que antes se ban con no reprimido júbilo por entre niños dejaría morir de hambre que ver deshonra- ricos y damas elegantes, que con su presendo á su amante, el gran artista en cuyo cia se asociaban á la realización del pensagenio cree como si fuera para olla algo sa- miento que ha llevado la dicha á muchos hogares. Eran más e 4.000 y parecían un gradoejército triunfador por su alborozo al pasar í ed la verdadera bohemia, la que no quie- apretujando contra su pecho los juguetes, ren pintaros esa media docena de car- guardándose con delectación preciosas possis que todavía hablan de la hora verde tales, buscando gratos secretos del paladar áel Boul Mich y de los cafés estudiantiles. en las bolsitas de bombones y caramelos, El barrio Latino es en la actualidad un ba- chispeándoles los ojos de contento ante los rrio tan vulgar como otro cualquiera, y es- cuentos y grabados que, como los de Gente loy por deciros que más vulgar que los de- Menuda, les distraían y hablaban muy adenmás. Los bohemios que á él llegan, ó son se- tro el lenguaje impresionista de su edad. fioritos con dinero que los envían regularNo podía ser, ni fue ajena á este hermoso mente sus familias- -y así la bohemia es espectáculo, de año en año renovado, la múmuy agradable, -ó son inocentes mariposas sica, que es, de todas las artes bellas, la que somo Marcel Gaillard, á los cuales la nece- más llega al alma. Y eran también niños los sidad empuja por malos caminos, y, al ver que tocaban. Convenientemente instalada gue sus ilusiones van muriendo una por en el piso primero de nuestra casa, la nota ana. renuncian un día á la conquista de la ble banda de los Asilos de San Bernardino gloria imposible y, de concesión en conae- dio grande animación á la fiesta, ejecutansién, acaban por hundirse en el vicio v á do á maravilla ios números más selectos de Teces en el crimen. su repertorio. Y á sus acordes, y por virtud de la satisfacción recibida, los muchachos que pasaban y pasaban sin cesar en procesión interminable parecían sentir nueva vida, como si una oleada de sangre que subió del corazón y con el bullir alegre del sueño cumplido hubiese teñido de una vez muchas mejillas macilentas. Y como la alegría es difusiva, cuantos hemos asistido al acto hemos olvidado en tales horas el ajetreo insaciable del vivir para sentir con los niños su propio júbilo. Este es el mejor galardón que el festival infantil ha podido proporcionarnos. Blanco y Negro y A B C están vivamente satisfechos y reconocidos al concurso que la caridad nos ha dispensado para esta obra de amor sin tristezas. Y pues que la gratitud mueve nuestra pluma, nos complacemos en consignar que, aparte los donativos en metálico que vinieron á nuestras manos con este objeto, y cuya relación completa publicamos seguidamente, los Sres. D. Carlos Prats, D. Venancio Vázquez y la señora viuda de Matías López han enviado con espontaneidad liberal y laudable miles de paquetes de caramelos, bombones y petacas de cigarrillos de chocolate para los niños desvalidos. Sean estas líneas testimonio expresivo de nuestro profundo reconocimiento para todos, M e aquí la lista de las personas que han contribuido con sus donativos á la fiesta de ayer: FESTIVAL 1 NFANT) L LISTA DE DONATIVOS Pesetas. S. M. el Rey S. M. la Reina doña María Cristina S. A. R. la infanta doña Isabel. SS. AA. RR. los señores infantes D. Fernando y doña María Teresa S. A. R. el infante D. Carlos Don Torcuata Luca de Tena, diractor de Blanco y Negro y ABC Excelentísimo señor ministro de la Gobernación. Milagro Hurtado de Amézaga. Excelentísimo señor conde de Arcentales. Empresa del teatro Real Círculo de Bellas Artes Doña Manuela Díaz de Bustamante Excelentísimo señor duque de Nájera Don N. L José de Elola Excelentísimo Sr. D. Eduardo Dato Iradier Niña Carinencita Hargindey... Excelentísimo Sr. D. Marcelo de Azcárraga Excelentísima señora marquesa de Squilache Excelentísimos señores barones del Castillo de Chirel Excelentísima señora viuda de Bosch y Labrús Señores Díaz Cordones Excelentísimo señor conde de Cerragería Don Luis Bruguera 250 250 150 150 100 500 250 125 100 100 roo 100 100 3,50 50 5 c 50 50 50 50 ¡0 50 50 KO G. P. O 50 Don Joaquín y D. Serafín Alvarez Quintero 50 Manuel de Aedo 50 Excelentísima señora marque sa de Fernán Núnez 50 Excelentísimos señores marqueses de la Mina 50 Banco Hispano- Americano 50 Don Tirso García Escudero... 50 Sumaysigue 3,208,50