Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIERCOLEg 6 DE ENERO DE 1909, EDICIÓN 1. PAG. i3 martillazo de un remache: un acontecimiento al parecer trivial, el choquecillo de un. i Bs una verdadera crueldad arrancar toda es- pasión de adolescentes, basta para imprimir peranza de curación á aquellas personas que carácter á toda una vid- a. Cuando queráis sufren del pecho, tanto más cuanto que es un conocer el por qué de la tnal velada melanerror el creer que no se curan. Si á tiempo se colía de uu aneiano vuestro amigo, buscad hace uso del Alquitrán Guyot, á la dosis de lejos la causa, y probablemente la hallaréis una oucharadita de las de café, mezclada con en algún suceso de su remota mocedad. cada vaso del líquido que se beba á las comidas, Huele siempre la vasija al primer vino que se consigue, en efecto, dominar y aun curan- la se eohó en ella. Esto, que á nadie interesa por lo que toca tisis, por declarada que esté. Los catarros, por rebeldes que sean, y lo á las almas insignificantes, interesa á todos cuando se trata de aquellas superiores que mismo las bronquitis, aunque sean muy anii guas, se curan en poco tiempo con el Alquitrán por los gloriosos senderos del arte 5 de Ja ciencia llegaron á ser como partes y elemenGuyot. De venta en todae las farmacias. ADVERTENCIA. -Si os quieren vender tal tos del aima nacional, porque con ellas y ó cual producto en lugar del Alquitrán Guyot, en ellas todos tenemos cierto linaje de conDESCONFIAD DE LA OFERTA: ES INTERE- vivencia y condominio. Ahora bien, nadie SADA. Lo mejor en tales casos es exigir ter- hasta hoy llegó á saber cuál hubiese sido minantemente el Verdadero Alquitrán Guyot, el martillazo moral que determinó el caráccuya etiqueta, si es el legítimo, deberá llevar, ter de la insigne poetisa Gertrudis Gómez además del nombre Guyofc en leteas grandes, de Avellaneda; sus biógrafos no lo averila firma también de Guyot obMcoamente y en guaron y hablaban cotí extrañeza de aquetres colores: violeta, verde y rojo; é igualmente lla honda melancolía, de aquel negro tedio las señas del Laboratorio: Casa L. Frere, 19, que rebosa en las más de sus composiciones poéticas, especialmente en las juveniles. rae Jacob, París. Este tratamiento viene á costar DIEZ CÉN- Al lado- -escribía en 1841 sa prologuista D. Juan Nicasio Gallego, -al lado de las TIMOS AL DÍA, y... cura. Precio del frasco para el público en toda Es- ideas nobles y de la elevación de espíritu paña, pesetas 2,60. De venta en todas las far- que distinguen á nuestra poetisa, se notan ciertos suspiros de desaliento, desengaño y macias y droguerías. saciedad de la vida, que harán creer al lector que son fruto de la edad madura, de esperanzas frustradas, de ilusiones desvanecidas por una larga experiencia. ¡Cuál fue nuestro asombro cuando nos encontramos dolor de cabeza y neuralgias se calman en el ac- Lo con una señorita de veinticinco años, en excon VALBH 0 L 1 NA MONREAL, más eficaz que la antipirina, é inofensiva. Farmacias. tremo agraciada, viva y llena de atractivo; -U Más cerca de dar en el hito anduvo mucho ti e ¡upo después, en 1869, el movidable escritor y crítico D. Juan Valera, quien, desde comercio se realizan á precios fabulosamente ba pués de comparar á la Avellaneda con la alratos las existencias de la fábrica de PARAGUAS, tísima Victoria Colonna, y de manifestar SOMBRILLAS, BASTONES y ABANICOS de la calle que iiubas cantan y ensalzan en su pj 1 de FUENCARRAL, 19 y 21. Para regalos: abanicos BOLSAS DEL DÍA 5 COTIZACIONES HOY CIERRA LAS ENFERMEDADES DEL PECHO DÍA i DJFERENCJ S OE MADRID nterioral contado, Serie F- -en diferentes series id Interior fin corriente ídem Interior fin próximo Amortizable 5 por 100, Serie F -on diferentes series Amortízatele i por 1 U 0 Obligaciones del Tesoro Ayunt. de Madrid. Besultas- -Expropiaciones del interior. -Cédulas de ensanche Obligaciones de la Villa (190 Banco de liíspaña, exdividendo. Banco Hipotecario Banco His- pano- A mericano, exdiv. Banco Español de Crédito Arrendataria de Tabacos Sd. Grral. Azucarera. Preferentes. -Ordinarias. CAMBIOS. Francos Libras. 83,95- 0,05- -0.10- f 0,05- -0,10 86 S 4.05 101,45 101,5,0 88.75 96.25 +0,16 +0, +0,51) -0,75 f 117,50 408,50 387,50 104,75 40,50 11 27,88- -0,50- -0,50+ 0,85+ 0,65- 0,01 Río de la Plata DE BARCELONA Interior fin de mes BattcoHiepano- Oolooi? i Acciones, Nortes- -Alicantes -Oren M s 1 83,9? 79,20 97,75 28,50 4- 0,05- 0,10 DL PARÍS interior Exterior Renta francesa Ruso nuevo Turco Argentino, 1 por 100, 18 Brasil, i por 100,18 S 9 Nortes Zaragozas Andaluces Crédito Ijionós Banco Nacional de Méjioo Metropolitano Ríotinto De Beers Tharsis ftoldfields Rand Mines Transvaal- Cous- T nd 7 80 9 í, 15 98,70 39,75 92.92 81,50 337 ál. 7 217 1.207 993 50 J l. áS 9 -0.30- 0,17- 0,27- 0,12 nácar y bastones con puño plata de ley desde 14 y 7,50 pesetas. mera juventud á algún sujeto mortal por quien sentían más vivo afecto inclinábase á cre ¿r I íes 61 -1 abanicos, sombrillas, bastones M. de Diego, P u e r t a S o l m ÚLTIMOS DATOS IMPRESIONES I A ADBID La Bolsa tieno hoy un aspecto más aniJYl m a ¿0 La tendencia es firme, principalmente en el Amortizable nuevo, que recupera la totalidad áel cupón cortado el sábado. Las acciones del Banco cobran un dividendo de 10 por 100, y las del ítispano- Ameri ano un dividendo de 3 por 109. PAB 1 S JOS valores que tienen alguna relación con la cuestión de los Balkanes están floos. Los demás valoies, firmes, X CfcJ. 3 b iugoera, de Nicolás JJI. Magdalena, Mayor, 37 (antes Carretas, SI. P 3 T S! Camisas y novedades Xi- que aquélla se había visto obligada á conservar con frecuencia su ideal en abstracto y en vago, por no poderle fijar, ni concretar, ni dete- rmmar, en persona alguna de las que ha encontrado por el mundo. A desatar todas las dudas, á poner en claro de una vez y para siempre la causa Oe aquella tristeza y de aquel hastío, ha venida recientemente la publicación de un librito, LAS CARTAS DE LA AVELLANEDA o recuerdo cómo lo decía un novelista francés, pero sí lo que decia para explicarse y explicar por qué dos locomotoras iguales, construidas por unos mismos operarios, á un tiempo mismo, en una misma fábrica, con iguales herrajes y hasta con igual número de remaches y tornillos, salen, sin embargo, de índole muy diversa, y mientras que la una obedace con doméstica mansedumbre á la mano del maquinista, la otra, indócil y áspera, se le resiste como caballo loco ó mal domado que no se deja regir por su jinete. Para explicarse el por qué de esta diferencia de cualidades, Zola buscaba una causa poética y casi casi espiritual: pensaba que la diferencia consistía en que el postrer martillazo del último remache, no ya por suave ó por fuerte, sino por una recóndita relación de simpatía entre el artífice y la máquina, infundía en la locomotora una como alma, blanda ó recia, dócil ó inobebediente, buena ó mala, que de por vida había de determinar lo que, á tratarse de personas, llamaríamos su temperamento, su carácter y su inclinación. Lo mismo, mutatis mutandis, suele suceaer á las almas que á las locomotoras: créalas Dios en su inmenso taller, pero á las veces tuerce y fija su temple acá eu el mundo el fio oMdéís üoy lo mas i p í, e de 4o do el día: comprar el primer número de L A N O V E L A D E A H O R A reformada. Acuérdate de que te ofrecen un novela de A P A L A C I O V A L D E S lujosamente editada, por y ÜÜ p e si ía compras y no ie ista íe abolieran ta din ro. LA NOVELA DE AHORA CÉNTIMOS meditas (Huelva, 1907) A la verdad, no basta un artículo ligero, como ha de ser ei presente, para extractar bien esta inapreciable colección de cartas íntimas, en donde la a tora, gentilmente sincera, vertió su apasionadísima alma, con cien descuidos gramaticales, sí, pero con mil ricas exquisiteces de aquel tierno corazón y de aquel entendimiento privilegiado. Así la autobiografía (Julio de 1839) como las cuarenta cartas que la siguen (1839, 40, 43, 45,47,50 y 54) fueron dirigidas á mi paisano D. Ignacio de Cepeda y Alcalde, descendiente por línea recta de la familia de Santa Teresa de Jesús, y sujeto a quien amó, á quien adoró luego que se conocieron en Sevilla, en cuya Universidad estudiaba el afortunado joven. Tenía él eütonces veintitrés años, y ella, los veintitrés que decía y dos más que ocultaba y ocultó siempre, venial pecadillo mujeril, propia de todos los tiempos y de todos los países. Estas cartas interesantísimas, que sólo podrían serlo más si se conservasen y coa ellas hubiesen salido á luz las de su inspirador, pierden en 1840 su carácter de harto apasionadas, para reducirse por entonces á una correspondencia amistosa. ¿Qué sucedió? Que el Sr. Cepeda no había sabido á querido corresponder enteramente á aquel amor vehementís; mo, quizá, como sospecha el discreto prologuista, ante el temor instintivo de entregarse con armas y bagajes á no vena) intitulado La Avellaneda: autobiografía y cartas de la ilustre poetisa, hasta ahoia