Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 5 DE ENERO DE 1909. EDrCION 1. PAG. 4. El desawecHtado vaticinador inglés no tas, no ha mostrado su decisión y su entunos amenaza con más conflictos armados siasmo. ¿Cuál es la causa de este hecho? Se en 1909; pero en cambio nos amenaza con pronuncian multitud de ardorosos discuruna agradable visita que durará todo el sos; se celebran numerosas asambleas; se año: la aparición de una nueva enfermedad publican incontables artículos entusiastas. que el llama el Lock- out nervioso. Del nuevo Y todo es inútil. El hecho merece que hamal no da ningún detalle y sólo nos dice gamos sobre él algunas reflexiones que será terrible, espantoso y que le contraerán principalmente aquellas personas OT 1 VOS DEL ESCEP- La desconfianza que por placer ó por necesidad tienen que T 1 C 1 SMO popular estriba, abusar del ferrocarril y del automóvil. El principalmente, microbio del Lock- out nervioso es, por lo vis- en consideraciones puramente históricas. to, la gasolina. Se mira al pasado y se sospecha que el porEstas son las más importantes prediccio- venir será como el pasado. El partido libenes publicadas en la Prensa inglesa por el ral ha motivado en el pueblo español numeSr. Oid Moore. leyéndolas nos preguntarosas decepciones. ¿Porqué- -se dice el puemos cómo ni este señor, ni madame de The- blo- -no ocurrirá mañana lo que ha ocurrido bes, ni ninguno de los adivinos, que al lle- ya repetidas veces? gar esta época del año dan fe de vida, han Se recuerda, por ser lo más reciente, lo avisado á los desgraciados habitantes de acontecido durante la última etapa liberal. Messina y Reggio para que escaparan antes El Sr. Moret se halló al frente del Poder; de que estallase el tremendo maremoto qae pudo hacer por la libertad lo que ahora pretantos miñares de víctimas ha ocasionado. dica, y no lo hizo. Dejó la presidencia del ¿No tienen todos estos embaucadores la Consejo. I e sucedió otro presidente liberal. pretensión de leer en el porvenir? ¿No dicen Se presentó á las Cortes un proyecto sobre que adivinan lo que va á suceder? ¡Tan poco las Asociaciones religiosas. a Prensa libetrabajo como hujp ra costado á madame de ral lo aplaudió. El Sr. Moret, por medios Thebes ó al Sr. Ola Moore poner un telegraaquí no acostumbrados, pidió el poder al mita al gobernador de Messina avisándole jefe del Estado. L. o consiguió. El Sr. Moret la catástrofe! duró tan solo tres ó cuatro día 3 en la presiY pensar que Mad. de Thebes vive arras- deacia del Consejo. Se desplomó el proyectrando automóvil á costa de los que van á to de ley sobre las Asociaciones. I a opinión que les lea el porvenir, y que este señor sufrió un profundo desencanto. Los que Oíd Moore se atiza sus buenos latigazos de han ahogado en la cuna el primer conato w ¿sky con las guineas que cobra por las pre- serio de antimonarquismo- -decía Et Lthera -están para siempre juzgados, ha. opidicciones particulares. ¡El número de tontos es incalculable en nión de los crédulos, que alimentaba sospechas y temores- -añadía el colega, -de aquí todos los rincones del mundo! en adelante tendrá una completa é indesC. GONZÁLEZ CL 1 FFORD tructible certidumbre. Se puede juzgar Londres- Enero 909. una vez, por excepción- -escribía el Heraldo de Madrid, -con la inocencia y la buena fe de la España liberal, haciéndola caer en el 5, lito de la famosa disolución, del programa postumo de reformas constitucionales, de la entrada, aunque tímida, en el concierL ESCEPTICISMO POLÍTICO Noshalla- to de libertad de conciencia del mundo. Cia- -mos enun ro es que los muchos ó pocos, más bien pocos que muchos, que creían esas cosas se momento muy interesante de la vida polítidejaban guiar por sus convicciones y eran ca española. Tenemos en España un partien tal concepto respetables. Pertenecían al do conservador numeroso, compacto, discinúmero, que ya va escaseando, por fortuna, plinado, con un fuerte sentido de jerarquía de aquellos románticos incurables defensoy de cumplimiento de la ley; tenemos por res del arrepentimiento de las traviatas. El otra un partido liberal en nebulosa, inconsistente, con tristes recuerdos en el pasado, mundo del lirismo y del romanticismo performado con elementos heterogéneos. El tenece cada vez más á la historia, y el escarmiento quita las telarañas de los ojos. partido conservador lleva ya dos años en el Poder; al partido conservador ha de suceI, as palabras citadas no pueden ser ni der el liberal. ¿Está el partido liberal en más directas ni más puestas en razón, Pero condiciones de suceder al conservador? ¿I,o esta certidumbre completa é indestructible de estará dentro de un año? ¿Con qué prograque los liberales españoles no han de hacer ma cuenta este partido para realizarlo en el nada ó, por lo menos, su jefe; este escarmienPoder? ¿Quí afirmaciones concretas y ter- to que quita las telarañas de los oíos hasta, ¿qué minantes se han hecho por su jefe? punto podrán ser modicada por los liberales Todas estas preguntas surgen en el espíespañoles? ritu de cuantos se preocupan de los asuntos ¿Que se habrá de hacer para destruirlos? públicos en España. Los partidos conservadores han de tener la confianza y la fuerza PREPARANDO EL El problema es muy de las clases medias, urgnesas; los partiPORVPNiR delicado; es preciso dos liberales, la confianza y la fuerza del PORVENIR escribir sobre él con pueblo. Sin la confianza de la clase media, toda escrupulosidad y delicadeza. L, o que ¿cómo podrá gobernar y moverse un partiante todo salta á la vista es que el jefe de do conservador? Sin la confianza del pue- los liberales españoles se halla en una de blo, ¿qué va á hacer en el Gobierno un par- las situaciones más difíciles y violentas en tido liberal? que puede encontrarse un político. ¿Qué es En España, como en otros países, turnan lo que ha de hacer él para conquistar la en el Poder un partido conservador y otro confianza del país y subir con ella al Poliberal. En España el partido liberal necesi- der? Esta es la primera parte del problema ta reconstituirse y fortalecerse. ¿Habrá alque es preciso resolver. Después, ó al misguien que desee esto más ardientemente mo tiempo, se presenta también otra preque los conservadores? ¿Dejará de desearlo gunta de suma trascendencia: ¿Qué es loque un conservador que ame á su patria y al rése debe considerar como elpaís? ¿Cmál es la gimen que funciona en su patria? ¿No serán verdadera opinión pública? ¿No se correrá los primeros interesados en esta reconstitu- el riesgo de sufrir en este terreno alguna ción liberal los conservadores? El partido confusión de lamentables y funestas conseliberal español ha decidido fortalecerse y cuencias? reconstituirse; para esto ha sabido ponerse Del concepto que un jefe de partido tenga en contacto con el pueblo. El pueblo, hasta de lo que es el país y la opinión; de situar ahora, digan lo que quieran los hiperbolis- lo que se llama en abstrv- sto en este ó en aquel terreno ó esfera ó oíase social, depende el éxito lisonjero ó fracaso de su política. El jefe liberal español, ¿creerá que la opinión y el país son los que á diario le dicen y repiten que son? El jefe liberal espa ñol ha iniciado y ampara una extensa campaña de propaganda; se da al pueblo en esta campaña el espectáculo de unos hombres que se presentan como redentores; se afirma que cuando tornen los liberales al Poder se inaugurará una era de libertad y de bienestar; se anuncia para entonces todo género de bienandanzas. Ahora bien, ¿no es este juego un poco, 5 aun un mucho, peligroso? El jefe del partido liberal, amante de su patria, amante del régimen monárquico, ¿no ha meditado en lo que todo esto significa? Si cuando suban los liberales al Poder vemos, una yez más, que no se realiza ninguna de las bienandanzas anunciadas, ¿qué sucederá en España? ¿Na se consolidará de un modo definitivo el escepticismo público? Y si á los ocho, los diez ó los quince meses de estar en el Poder los liberales se ha de llamar de prisa j corriendo á ios conservadores, para evitar en España un espectáculo bochornoso, ¿cuándo volverán á gobernar a uí los liberales? AZOR 1 N JUGUETES PARA LOS NIÑOS POBRES FIN DE LA SUSCRIPCIÓN Pesetas EL PASADO Y EL PORVENIR E Suma anterior 5.204,00, Doña María Perales 5 Don José Rubio 5 Condesa de Pardo Bazán 15 Conde de Superunda i5 Niño José Diez y Contreras 5 Señora de Sáez 5 María Eugenia y María ¿uisa... 5 TOTAL GENERAL 5.329,00 Queda cerrada esta suscripción Por rarísima coincidencia, su producto ha sido igual á la que abrimos el año pasado con igual objeto. ñ o r una errata de caja apareció alterado en la lista que publicamos ayer el apellido de una de las señoritas que nos han remitido dinero para la fiesta de los niños pobres. Trátase de la señorita Encarnación Nogales, que en nuestras listas como Encarnación Ñapóles. r MADRID AL DÍA Oi no es por la supresión de la reventa Je billetes, no hay ayer de qué hablar en Madrid. Fue una jornada tranquila para todo el mundo, menos para los revendedores, naturalmente. Por poco se da el caso raí- de que el público de los teatros rompiera á aplaudir fuera de ellos, en la calle, al observar la desaparición de la guardia pretoriana que formaban los señores de la reventa á la entrada de cada coliseo. Tan grande fue el regocijo de las gentes. En fin, con decir á ustedes que no ha habido periódico que se meta con I a Cierva, autor de la plausible medida, como de la supresión ¿te los sombreros femeninos en las butacas, del cierre dominical de las tabernas, de la desaparición de muchos antros de la usura, eteétera... Se arregló Capa- rota en el asunto de las vaquerías del radio y del extrarradio. Qa. lo sucesivo todas serán iguales, lo cual, por cierto, no quiere decir que hayan de ser todas buenas Por la Audiencia hubo un iu vio de pe-