Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 3 DE ENERO DE 1909. EDICIÓN i PAG. 5. fías víctimas de los terremotos, fue como j siempre: tiquis miquis de aquí, bagatelas da allá, quejas de abusos, y paren ustedes de 1 eontar. La política dio de sí uu Consejo de minisftros, y el Consejo ele ministros, una nota ofijciosa, y la nota oficiosa, una sorpresa: la de t que en el año íntimo han sobrado treinta (millones de péselas. Si es verdad tanta belleza, no se comprende que la instrucción pública sea tanta miseria. Después del Consejo salió la lista gtandg de serradores vitalicios, y como en ella hay algo halagador para esta casa, permítannos ustedes que nos regocijemos como si aquélla fuese la lista grande de la lotería y en ella hubiese un premio para nosotros. En los Tribunales no hubo vista alguna que merezca el comentario de una línea. Sucesos lamentables, un suicidio, ¡y e- n la Calle de la Esperanza, para mayor ironía! y dos detenciones de dos cariñosos esposos que, aficionados con exceso á la música, pusieron á sus respectivas esposas en solfa. Por la noche, el dulce fresco de rigor; pero ni un solo estreno teatral, y eso que estamos en el comienzo de la peno. sa cuesta de Enero. Pero todavía hay presión en las Calderas de los escenarios I a cuestión es que la haya en los bolsillos de los espectadores. J Y en la Casa del Pueblo, una conferencia tle Pablo Iglesias metiéndose con el bloque, yaya por la tendencia del bloque á meterse Con la Iglesia. No pide más que unos cuantos Wilson, Cobden, Gibson y Bowbrin para realizar lo que ios partícipes del bloque aspiran á hacer en España. Sería preeiso pedirlos á Manohester. La decepción ha sido inmensa; pero no ha debido sorprender. El que no sabe cómo las gasta el solitario de Graus es porque no quiere y porque se complace en perder el tiempo. Es como lo que quieren hacer ahora los electores de Sabadell: elegir diputado á Estévanez, que no quiere serlo. Parece cosa fatalmente inevitable que los paitidos obligados á ser los más prácticos sean los más románticos. Hoy volverán á sonar con ecos bélicos las trompetas guerreras del bloque. Falta las hace para hallar la compensación de la sombra que le hacen esos dos solitarios esquinados que se llaman el solitario de Graus y el solitario de Lourizán. embargo, observó que el jefe del Gobierno iba. á Palacio dejando reunido el Consejo, y dio la voz de alarma. s Rápidamente circuló la noticia por los Centros políticos, produciendo bastante expectación. -El presidente ha ido á firmar los nombramientos de senadores- -pensó todo el mundo. Efectivamente. Cuando terminó el Consejo manifestó el ministro de la Gobernación que el Sr. Maura había llevado á la firma del Rey los nombramientos de senadores vitalicios. Añadió el Sr. La Cierva que á última hora de la noche facilitaría él en el ministerio la nota de los nombramientos. LOS VITALICIOS INFORMACIÓN POLÍTICA p l Consejo de ministros celebrado ayer tarde en el domicilio del Sr. Maura empezó á las tres y media y terminó á las ocho y media. La reunión estuvo dedicada de modo principal, según luego informaron los ministros á los periodistas, á seguir y ultimar el examen del proyecto sobre reclutamiento del Ejército. Quedó aprobado el proyecto, que pasará al Estado Mayor Central para que este Centro lo conozca. Se trató también, de manera extensa y detallada, de la cuestión económica, dando á conocer el ministro de Hacienda los datos relacionados con la liquidación del presupuesto último. Se liquidará este presupuesto, según el Sr. González Besada, con un superávit de treinta millones. Comparado el mes de Diciembre de 1908 con el de 1907, arroja un aumento de 900.000 pesetas en la recaudación gor Aduanas y derechos reales, y una baja de 50.000 pesetas por concepto de Timbre. ¡Relacionado Con esta liquidación se trató, aunque nada más que á grandes rasgos, de las bases fundamentales sobre las que ha de descansar el presupuesto para 1910, presupuesto en el que se ha de dar forma á la nueva orientación marcada á la hacienda local por el proyecto de Administración que se está discutiendo en las Cortes. El ministro de Marina dio cuenta de que 1 el Princesa de Asturias ha salido de El Ferrol, que llegará hoy á Cádiz y zarp, ará con rumbo á Italia, para asociarse al dolor que esta nación experimenta por la catástrofe e Calabria y coadyuvar á los auxilios que se prestan á las víctimas de tan terrible desgracia. Dijo el general Ferrándiz que no había tenido tiempo de dar cuenta al Consejo de un expediente que llevaba. p l Consejo de ayer despertaba interés en tre la gente política, porque se sospechaba que de él había de salir algo definitivo respecto de las senadurías vitalicias De este asunto se había ya tratado en el Consejo de ministros y estaban acordados los nombres de los agraciados. Faltaba únicamente que el Rey firmara los decretos, y así lo hubiera hecho ayer por la mañana, de no haber salido de caza S. M. El presidente reeibió el aviso de que á las seis de lá tarde podía ir á despachar con el Rey, y á esa hora abandonó el Sr. Maura el Consejo, dirigiéndose á Palacio. Medía hora después regresaba el presidente á su domicilio. Esta salida del Sr. Maura no fue advertid a por casi ningún periodista. Alguien, sin CONSEJO DE MINISTROS UN NOMBRAMIENTO Majestad el Rey, á propuesta del Gobierno, figura el de nuestro querido amigo y director, D. Torcuato Luca de Tena. -Sería proceder hipócrita el de la Redacción de A B C si ocultase el júbilo que ese nombramiento la proporciona. Una momentánea ausencia de Madrid del Sr. Luca de Tena nos permite, además, exteriorizar este Mbilo, al que tal vez la presencia del direcítor, 3 seguramente su modestia, opondrían ¡legítimos reparos. Nosotros, sin embargo, aprovechamos esa circunstancia para consignar nuestra satisfacción, creyendo, como creemos, que ese nombramiento es justo y que al honrar con él á nuestro director se honra asimismo á la Prensa española. Hijo de ella, el señor I, uca de Tena conságrala sus entusiasmos, su celo, su vida entera, dedicando, en camino, escasa actividad á la política, pues aunque cinco veces ha sido diputado á Cortes iy dos senador, jamás buscó en ella su me aro personal. Liberal independiente, en ese coacepto obtiene la citada merced. Esa independencia es su mayor galardón. La Redacción de A B C, al felicitar á su jlirector, cumple también un deber sagrado elevando su gratitud al Trono, en primer lértnino, y al Gobierno de S. M. Entre los nombramientos de senadores vi, talicios que ayer se dignó conceder Su 1 os nombramientos hechos para ocupar las senadurías vitalicias que estaban vacantes son los siguientes: Señores general Ferrándiz, Díaz Cobeña, general La Cerda, marqués de Mochales, Alvarez Guijarro, Monegal, Benet Colom, Díaz Cordobés, marqués de Ivanrey, Luca de Tena, conde de Roda, López Muñoz, Fernández Caro, Amblard, Collado y Gil, Gimeno, general Concas, general Luque, Díaz Alvarez y duque de Baena. Para proveer las vacantes se ha tenido en cuenta la procedencia de cada una de ellas, adjudicándose á cada partido las que le correspondían. Resultan 10 conservadores y 10 liberales. Entre éstps figuran dos demócratas, los Sres. Amblard y Gimeno: un monterista, el Sr. Díaz Alvarez, y un liberal independiente, el Sr. Luca de Tena, que ooupa la vacante del Sr. Tañón, quien, profesando las ideas liberales, no estaba sometido á la disciplina del partido. EL REY Y EL MARQUES DE CASA RIERA rvesde hace tiempo venía preocupándose Su Majestad el Rey de varios importantes problemas relacionados con la influencia de España en Marruecos, y para fundamentar su pensamiento requirió el parecer de varias personalidades competen- tes en el problema marroquí, y se enteró minuciosamente de la situación de los subditos españoles residentes en aquel imperio. Con datos y opiniones que le fueron facilitados por la Legación de España en Tánger, cuyo ministro, el Sr. Merry del Val, está dando tan constantes pruebas de actividad é inteligencia, y conocida también la opinión de africanistas tan afamados como el distinguido escritor D. Gonzalo Reparaz, Sil Majestad formó juicio aeerca de la política que convenía desarrollar en Marruecos, y comprendiendo el ventajoso resultado que en muchas ocasiones da la iniciativa privada sobre la oficial, á su paso por París, de regreso de su viaje á Austria en el otoño último, realizó D. Alfonso discretas gestio- nes, á las que ha respondido con genero- 1; so desprendimiento el marqués de Casa Riera, procer español que, como es sabido, vive en la capital de Francia desde hace muchos años. El ilustre patricio, por mediación del dig- no embajador de España en París, puso á la disposición de S. M. 300.000 pesetas para emplearlas en desarrollar la influencia es- pañola en Marruecos. Volvió á requerir S. M. el consejo de los especialistas en la materia, y después de estudiarse si convendría construir un hospital ó escuelas, D. Alfonso contestó que aceptaba el generoso donativo para la edificación de locales escolares, Inmediatamente el marqués de Casa Rie- ¡ra giró al augusto nombre del Monarca la cantidad de 300.000 pesetas, por mediación de la Casa Urquijo, y haciendo constar, á pe- CRÓNICA i OSTA El ilustre pensador no quiere 1 -nada con el bloque. Es verdad que no quiere nada con nadie. Por algo se le llama el solitario de Graus. También debería llamársele espachurra cuentos y el jiombre no le vendría mal. Cuando el pasando verano trataron los bloquistas de festejar la memoria de Mendizábal, salió el hombre con una carta que fue un jarro de agua fría eu plena plaza del Progreso. Gracias que la estatua del célebre gobernanta serva su abundosa capa como á prr. Ich iparrones. Ahora se ha descolgado con una ducha.