Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 3 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 3. a PAG. 7. I espués (lina de las aristocráticas damas tocó al piano algunos villancicos, que fueron coreados por las presas y acompañados al son de las panderetas, zambombas y castañuelas, de las que también las anónimas generosas donantes habían repartido abundante provisión. Así transcurrieron algunas horas, que para las desgraciadas recluidas en la prisión debieron parecer de las más felices de su vida, pues durante ellas, olvidadas de sus sufrimientos y de s u s dolores, viéronse transportadas á otras esferas en oue todo es paz y concordia. La fiesta terminó por la tarde, y las generosas organizadoras de ella abandonaron la prisión, recibiendo las bendiciones y todo género de muestras de gratitud de las reclusas. Bien las han merecido, pues derramar una gota de amor en los corazones que sufren es quizá una de las obras más santas que pueden realizarse en esta vida. -Mcret, Moret, Moret. -Callao, Callao. Callao. ¡Qué más quisiera él! Jo habéis equivocao. El perro cMco. Por la copia: SINESIO DELGADO E l Juzgado, terminada esa diligencia, regresó á su despacho oficial y, después de tomar allí declaración á los detenidos, decretó que fuesen puestos en libertad. BOLSA DEL DÍA 3i s ADRID. Cierre: interior contado, 84,553 fin, 84,50; próximo, 84,80; Amortizable, 101,20; nuevo, 90,30; Cédulas, 100,90; Banco, 444; Tabacos, 398; Francos, 11,255 Azucareras, 106,75; ordinarias, 40,50. OPLAS DEL JUEYES. ÁLBUM Si á causa de los discursos nos dan el Poder en Marzo y en Abril tenemos crisis... ¡me voy con los solidarios! Uno del bloque. Funcionan cuarenta cines y aun no estrenan los noveles ¡por quinientos galopines que acaparan los carteles! El 501. Yo liago campañas tremendas, levanto y tumbo Gobiernos, y mi jefe sube y sube. pero no ríe sube el sueldo. Un periodista anónimo. Las horas grises, los ojos glaucos, los cantos suaves de los sinsontes americanos no están de moda, 3 a í e pasaron... yo me desolo, yo me desueio, yo me desalo Un poeta tacto. ¿Que el Ayuntamiento entero acoidó poner tahonas y ai reglar el matadero. ¡Lo que inventan las personas paia sacarme ei dinero! El pueblo de Madrid. Para la recogida de los mendigos no queda un real; pero el año que viene tendré charanga mumsjpal, El mismo pueolo. El alimento del alma no puede estar más barato: ¡cuesta más mi panecillo que una zaizuela en seis cuadros! Un abonado al cine. tjicn venga el millón de rea ¡es de subvención á un teatro. si no crean tres ó cuatro Direcciones generales. Un malpensado. Aunque al amo le joroben, ¡bendito sea el Bombita, que, coa su actitud, me quita el riesgo de morir joven! Un tero de Míura. C n la tertulia del café de San Millán juga ban anoche, á las doce, una partida de tute varios individuos, entre los cuales se hallaba uno llamado Pedro el Carnicero. Sentado junto á la mesa de los jugadores hallábase Cayetano García González, de veinte años, quincallero, con domicilio en la Ronda de Segovia, 29. Entre los jugadores se suscitó una discusión por si Pedro había hecho un renuncio, y como uno de aquéllos preguntara su opinión á Cayetano, éste contestó en sentido desfavorable para Pedro. Este, sin duda molestado porque Cayetano le había quitado la razón, dando por terminada la partida, invitó á Cayetano á tomar unas copas. Salieron ambos del café, dirigiéndose por la calle de los Estudios hacia el Rastro, y al llegar á las inmediaciones del sitio en que se halla emplazada la estatua de Eloy Gonzalo, Pedro dijo á Cayetano: -La copa que te voy á dar es ésta. Y con un cuchillo dio una puñalada á Cayetano en la región mamaria izquierda. El agresor huyó por una de las calles convergentes al lugar del suceso, y el herido, en brazos de algunos transeúntes, fue conducido á la Casa de Socorro de la Inclusa, donde los médicos de guardia, señores Guedea y La Llave, le apreciaron una herida en la indicada región, de centímetro y medio de profundidad, de pronóstico gravísimo. -Cayetano fue conducido al hospital en una camilla. El juez de guardia, Sr. Lujan, tan pronto como tuvo conocimiento de lo ocurrido, se personó en la Casa de Socorro, tomando declaración al herido, el cual manifestó que no conocía al agresor. El Sr. Lujan ha citado á su despacho al camarero de la tertulia del café de San Millán, en la suposición de que conocía á los jugadores. -El inspector de Policía del distrito de la Inclusa Sr. Aparicio capturó esta madrugada en el Puente de Vallecas á Pedro Bustos Vega. Poco después, los agentes Pérez Porto y Ballesteros detenían en una taberna de la calle de la Arganzuela á Pedro Fernández Labrada, uno de los individuos que estaban jugando en el café cuando surgió la disputa que motivó el crimen. 11 n error policíaco. Inmediatamente fueron conducidos al Juzgado dichos Pedro Busto y Pedro Fernández; pero las señas de ninguno de ellos coincidían con las que de su agresor había dado Cayetano. Este dijo que su agresor era alto, fornido, moreno y con bigote negro, y que vestía blusa y mandil de carnicero. Sin embargo, como la Policía los envió detenidos en concepto de autor y testigo del crimen, respectivamente, el juez ordenó que se practicase un reconocimiento Y, efectivamente, poco después el Juzgado de guardia se constituyó en el hospital, acompañando á los detenidos y al camarero del cafe, Manuel Iglesias, de servicio ayer en la tertulia. Sin vacilación afirmó el herido que ninguno de aquéllos era su agresor, del cual repitió las señas en- la forma ya dicha en su declaración primera. EL CRIMEN DE ANOCHE DEL ARTE EN LA INDUSTRIA rvesde tiempo inmemorial ha tenido el gus to artístico por campo adecuado para su manifestación determinados ramos de la industria, como el decorado y la construcción de muebles finos, en que, armonizando la línea y el color con el carácter de una época, se han producido verdaderas obras de arte que aun recuerdan, á través de los siglos, el imperio ó predominio de ideas y tendencias de olvidadas generaciones. En los dominios sin limites del arte todo paso que se dé ha de despertar necesariamente el interés popular, cualquiera que sea el fin á que se dirija, sobra todo si viene á responder de modo preciso á las necesidades de la época, siendo producto inmediato de los descubrimientos modernos. Desde este punto de vista, muy digna es de atención la Sociedad que con la razón Tomás Ferro y Compañía se ha establecido recientemente en esta corte, dedicada á la construcción de muebles artísticos y decorado interior de toda clase de edificios, y de cuya dirección técnica y artística se ha hecho cargo el reputado arquitecto D. Amos Salvador- y Carreras, contando con la colaboración del notable dibujante D. Fernando Marco. La Sociedaa na establecido amplios talleres en la calle de Palafox, 13 y 15, reuniendo en ellos notables elementos de trabajo y numeroso y escogido personal, así como inmejorables materiales é instrumentos mecánicos, para la preparación de las maderas. En la construcción de muebles finos prefiere esta casa el trabajo manual al mecánico, observando un principio artístico, que es garantía del imperio del buen gusto en sus obras. Con destino á las dos Exposiciones de muebles y decorado que los Sres. Tomás Ferro y Compañía están montando en los locales de la calle de Alcalá, 19 triplicado, y Goya, 4, hemos visto algunos muebles qu son verdaderas preciosidades artísticas que han de llamar poderosamente la atención, También hemos admirado magníficas obras ejecutadas por cuenta de los numerosos clientes de la casa. Esta, aunque se propone cultivar espexdalmente el estilo moderno, sin ese modernismo estrafalario que tan pronto ha caído en desuso, sino atenida al gusto sensato y práctico del día, hará también todo cuanta se le encomiende en los estilos antiguos é históricos, para lo cual cuenta con variadísimos y escogidos materiales de tapicería, aplicaciones, herrajes, vidriería, mayólicasj tallas, etc, etc. Tiene, en fin, la Sociedad Tomás Ferro 5 Compañía privilegio de invención por una incrustación especial é ingeniosa que asemeja perfectamente á la de marfil. Y terminaremos estas líneas consignando que, no obstante sus elementos y progresos, que la colocan en primera línea, esta casa no viene á establecer competencias, sino ai contribuir al mayor esplendor de las industrias artísticas del país. Merecen por todo ello plácemes los seño res Tomás Ferro y Compañía.