Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO El, MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO m m WÁ ABC DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y 19 t TELEFONO MADRID. EN LA CÁRCEL DE MUJERES LA FIESTA DEL ÁRBOL DE NOEL QUE SE CELEBRO AYER CON ASISTENCIA DE LA JUNTA DE DAMAS DE NUESTRO 3 NV 1 AD 0 ESPECIAL Fot. Alba. interrumpir el sueño jdel presidente, y mis si esto fuera poco, ahora un periodista de aplausos le hubiesen despertado. escándalo el mismo que hizo las campaEl señor Fallieres es un buen hombre que ñas contra Casa- Riera y contra el Rey de hace todo lo posible por pasar inadvertido; Bélgica, ha echado á volarla especie de que pero sus enemigos se han empeñado en no el hijo del Presidente asesinó á un abogado j 1 QU 1 DACJON Vamos á liquidar el año dejarle vivir, y le están matando á disgustos. porque éste le sorprendió en íntimo cololo mismo que comenzó, Claro que la culpa la tiene una parte de quio con su esposa. con una campaña cada vez más rabiosa con- la Prensa, que se complace en publiear en El Sr. Fallieres, tan bonachón, tan excetra este pobrecito Sr. Fallieres, que ni se sus columnas las cosas más descabelladas, lente persona, es, como son por lo general mete con nadie ni es capaz de hacer daño á y es indudable que estos periódicos caen- los hombres gordos, de un carácter angeliuna mosca. Ahí está Soleilland, que no me tan con un público que lee con gusto tales cal; pero comienza á impacientarse. Días dejará mentir. fantasías, pues de lo contrario no venderían pasados circuló la fatídica palabra: El PrePorque, ¿qué nace el Presidente de la Re- un solo ejemplar. L. a Prensa no ceja en su sidente quiere hacer dimisión Y la noticia pública para provocar tantas iras? Hace la campaña un día y otro, porque hay gentes produjo enorme impresión en todas partes, vida de un burgués apacible y tranquilo, ni que, aun á sabiendas de que se trata de ca- á pesar de que no hacía falta meditarla muniás ni menos. Partidario decidido áel oo- lumnias, gozan leyendo las atrocidades que cho para comprender que se trataba de un ting, como debieran serlo todos los hombres aparecen escritas contra el Presidente y su infundio. gordos, sale por las mañanas tempranito á familia. El reciente atentado de que fue víctima, dar un paseo ápie para ver si con el ejerci ¿Dónde, si no, en París habría público ca- lejos de acallar esta violenta campaña de cio se le aligera un poco el abdomen. lluego paz de fingir creer lo que se dice de Fallie- Prensa, la ha recrudecido, exasperándola; se encierra en el Elíseo, despacha con los res? Hay periódico que le acusa de ser poco porque advertiréis que cuando la agresión ministros, y por las noches se acuesta tem- menos que el asesino del pintor Steinhel; contra el jefe de un Estado fracasa, todo se prano. No suele ir al teatro, porque se duer- otros afirman que este último atentado ha vuelven burlas y chirigotas. La gente pareme. No sé qué actriz reprochaba reciente- sido una pantomima preparada por la Po- ce que se llama á engaño, y sin decirlo lamente á un Monarca de paso en París que licía de acuerdo con el Presidente de la Re- menta que no haya habido tragedia. no la hubiera aplaudido en una función de pública, y ridiculizan la escena de la agre- ¡Bah! ¡Es u n a pantomima! -dicen gala, y el Monarca dicen que la contestó: sión porque Matáis se limitó á tirar un rato ahora los periódicos- -Eso estaba preparado Perdone usted, señora; pero... no quería de las barbas al pobre señor Fallieres. Por por la Policía para distraer á la opinión y A B C EN PARÍS