Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COMPAÑÍA ANÓNIMA ESPAÑOLA DE EXPLOTACIONES AURÍFERAS EL PUBLICO VIENDO FUNCIONAR LA DRAGA SIL EL DÍA DE LA INAUGURACIÓN Fot. Alba. A estas horas se cuentan por millares las personas que han tenido ocasión de ver fun cionar la draga. Mide este artefacto 29 meconstituirá seguramente una página glorio- tros de largo, desplaza 200 toneladas, tiene sa en el resurgimiento de la historia mine- 90 caballos de fuerza en sus máquinas y ra de aquellos países, tan famosos por sus an- puede trabajar cien metros cúbicos por tiguas y admirables explotaciones de los hora. Ha sido construida por una acredita aluviones auríferos. da casa holandesa, y al frente del dragado Debido á la amabilidad de los señores hay tres técnicos de reconocida práctica, y consejeros, podemos reproducirlas vicisitu- que han trabajado en Servia, Siberia, Guides de esta aventurada y venturosa tentativa. nea, Colombia, Punta Arenas y Australia. Un eminente ingeniero español, D. Augusto La Compañía posee las minas Alba, Antea, Sandino, que, con una tenacidad y perseve- Pilar, Eloísa, Angelita, Julia, Asunción, Josefa rancia dignas del éxito alcanzado, se pasa y Enriqueta, que miden unas mil hectáreas veinte años luchando, mientras que con inde- y ocupan 17 kilómetros de los ríos Sil, Cúa cible pena ve realizar todo su programa á y Burbia. yanquis é ingleses, que obtienen cuantiosos Al acto de la inauguración concurrieron beneficios; un grupo de amigos que aporta el vicepresidente, D. Juan Llasera; los conanos miles de duros para el estudio y pros- sejeros D. Máximo Sánchez de Ocaña, don pección del negocio, bajo la inteligentísima Manuel Duran de Cottes, D. Rosendo Lódirección del presidente de la actual Socie- pez y D. Antonio Miguel, el Sr. Sandino, el dad, D. Carlos Cuartielles Cátala; otro gru- gobernador militar de León, que puso en po de decididos y entusiastas del negocio, marcha la draga; el secretario del ilustrísique también van dispuestos á arriesgar otro mo señor obispo de Astorga, que por delepuñado de miles de duros, y que confian á gac ón de su ilustrísima bendijo los aparaD. Antonio Miguel la realización de las tos; el ingeniero jefe de Obras públicas de pruebas; y un centenar de personas que, León, Sr. Diz; el de Minas, Sr. La Rosa; plenamente convencidas de lo que van á varios señores diputados provinciales de hacer, se atreven á llevar á feliz término la León y el secretario de la Diputación, alcalempresa, á pesar de los desinteresados consejos de de Ponferrada, señor juez de instrucción de muchos escéptitos. y demás autoridades de Villafranca del 19 del corriente, la minería espae Dkesde elcreciente un nuevo pasodraga Sil ñola ha dado de avanee en su progreso, La Bierzo. Todas las autoridades militares, civiles y eclesiásticas de los Ayuntamientos de Carrazadelo y Villadecanes y Concejos de Villa de Palos y Toral de los Vados, jefe de Estado Mayor de la provincia, capitán de la Guardia civil, D. Rogelio López, de Ponferrada; D. Marcelino Suárez, de Coruña; D. Luis Rey, presidente del Centro Obrero de Villafranca; los inspectores de la Compañía del Norte y un buen contingente de accionistas y hombres de negocios de León, Orense y Lugo, cuyos nombres sentimos no recordar. La Prensa estuvo dignamente representada por los Sres. Alba, de Blanco y Negro, ABC y Actualidades; Alonso, de Nuevo Mundo; Canitrot, de Galicia; periódicos de Orense, Pontevedra, Vigo, León, Astorga y corresponsales de diversos periódicos de Madrid. Todos los concurrentes, después de ver funcionar la draga, viajar en ella y admirar un magtkífico lingote de oro fundido sobre el terreno, fueron obsequiados con un espléndido banquete, servido en improvisado comedor. Se brindó por la prosperidad de la naciente Empresa y por los directores de la misma, Sres. Cuartielles, Sandino y Miguel. Por nuestra parte, deseamos á los capitales interesados los más brillantes resultados.