Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 29 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 8. Ua chiquillo sé acerca á S. M. y le áice con ese desparpajo propio de la infancia: -Perdone usted, señor, ¿quiere usted decirme qué hora es? -Con mucho gusto- -contesta el Rey, deteniéndose, desabrochándose el gabán, sacando el reloj y mirándole. -Son las doce y tres cuartos. -Muchas gracias- -repuso el chiquillo; -hace dos horas que estoy esperando para poder ver de cerca al Rey; pero ya no espero más. -Haces bien; yo también renuncio á verle. Y S. M. prosiguió sonriente su paseo. da á París; la Pardo, de napolitana, S apetitosa que una napolitana de chocolate; Mora, con sus canciones estilo Polín; Rubio Simó Rciav, Después se estrenó Refranes y dichos, utt juguete como para echar del teatro al paciente Job si levantase la cabeza y se sometiese á orueba de obras malas. Lo más interesante de la función fue la no ta ofrecida por catorce individuos que ocuparon la primera fila de butacas y que al descubrirse lucían catorce calvas perfectamente iguales y enormes, y en cada una de ellas una letra roja y grande. Todas estas letras formaban uu reclamo: Aguas de Solares. Los portadores de estas verdaderas letias á la vista vestidos de negro, guardaban una seriedad y una corrección que para sí la quisieran muchos espectadores del paraíso del Real. Parecían una ronda secreta concertada por el infeliz ex delegado Puga, ¿vi notable y popular lonbw, primer burro de carácter de la compañía Loreto- Chicote, nos envía la siguiente carta, que con mucho gusto reproducimos: Amigo Floridor: Me tomo la libeitad de escribirle para manifestarle mi más profunT do agradecimiento al público madrileño por su asistencia al homenaje inmerecido que en mi honor se celebró ayer en el teatro Cómico para conmemorar mi éxito indiscutible en Alma de Dios. Perdone la inmodestia; pero como hay precedentes en otros burros que tienen menos derecho, á ser festejados, me permito tal expansión. La fiesta puedo calificarla ae briilantísi ma y solemne. A los graves acordes de una marcha triunfal, hice mi presentación en escena, vistiendo un elegante y alegórico traje, regalo del sastre Sr. Vila, y luciendo un inag- -1 nífico reloj- pulsera, presente de un admirador que discretamente ocultó su nombre. En mi obsequio leyeron poesías muy ingeniosas y alusivas á mi coronación de burro nacional las señoritas Prado, Franco y Saavedra y los Sres. Chicote, Soler, Ripoll y Castro, á quienes guardaré eterna gratitud. Después fui obsequiado con la caución del vagabundo, con letra escrita expresamente para mí, y al terminar la ceremonia multitud de regalos cayeron delante de mí pesebre de honor, entre otros que no recuerdo, bizcochos de soletilía ¡pan de flor, cebada perlada, alfalfa, un estuche de nai pes para jugar al burro, y otras coqueterías. La ovación fue formidable; no sé cuántas veces tuve que salir á escena, y yo, con muy buen juicio, dediqué todos aquellos aplausos á los autores de mis días, que esperaban impacientes en la cuadra más inmediata el resultado de mi coronación. A todos mi gratitud, y especialmente á Loreto y á Chicote por las infinitas atenr, ciones que han tenido conmigo desde la no- che de mi debut en Alma de Dios. Muy suyo y obligado, q. I. e. 1. m. 7o Damos las gracias ai arortuuado asno por su amable misiva y le deseamos muchos éxitos como el de ayer Según nuestras noticias, el ingreso de la entrada- -que fue formidable- -se aplicará, con los intereses que produzca, á la funda? ción de un premio, que se titulará Toríbio 3 para premiar todos los años la obra que nava sido más estruendosamente gritada. V LAS NOCHES DEL REAL Pueden estar satisfechos los iconoclasias del paraíso del Real. Su víctima se va. Hoy marchará, en el sudexpreso, á París. Desde París irá á Milán, cuyo teatro de la Scala le telegrafió ayer mismo ofreciéndole varias Junciones antes de su ida á Nueva York, donde va á cantar la tetralogía wagneiiana. Ayer se despidió de la empresa del Real. Con lágrimas en los ojos, dolido de la forma agresiva con que una parte del público le rechazó anteanoche, manifestó que dejaba Madrid, cuyo público tantas veces le ha LAS INOCENTADAS ovacionado. -Acepté gozosísimo sus aplausos, y huDE AYER biera aceptado con resignación su severo p N LA ZARZUELA Componían el projuicio si, por mi desgracia, he perdido facul- -grama de la función tades y no soy acreedor ya á su benevolen- de ayer el entremés La contrata, cia. El silencio, el siseo, bien. Pero el insulmás que entremés, zarzuela ruuy bonita to, el pedir que se me mate de verdad, como en que luce sus gracias Emérita. si fuese un criminal ó un osado que sale á Dos populares estrellas, escena sin saber lo que es el arte y el tealas dos jóvenes y bellas, tro... á eso no puedo resignarme. Nieves Gil y Paz Calzado, Y el tenor popularísimo ayer, el gran arbailaron un delicado tista cuya labor en La Walkiria y en Sigfredo keivol, compuesto por ellas. acaba de merecer el elogio unánime del púDel ramo de caballeros, blico dejará hoy Madrid llevándose el lucieron como luceros, amargo recuerdo de una injusticia con tal por su gracia extraordinaria, ensañamiento ejecutada, que sus propios auEmilio Mese o, Alaria tores estarán arrepentidos de su obra. Ahora y el inocente Ontiveros. que la obra de unos cuantos no puede atriSe representaron después el segundo cuabuirse á un público que por ser culto no dro de Bohemios, con varias chirigotas que puede menos de ser correcto. fueron del agrado del público; La manzana Iva dirección de Tosca no gustó. La pro- de oro, con cambio de sexos, y la revista testa estaba justificada. El director, Gian- A C, que, como todas las noches, obtuvo netti, se marcha también hoy. La satisfac- un éxito formidable. ción al público es cumplida; pero al público Galerón fue el héroe de la tarde. Desde que tiene derecho á protestar, no al que se los griegos hasta nuestras días no tuvo el le toma para convertir el teatro en plaza de prólogo mejor intérprete. ¿Hemos dicho toros y en spoliarium de artistas que mere- algo? cen, cuando menos, consideración por su ¡Bravo, Galerón! ¡Tuyo es el porvenir! historia y por sus méritos. El teatro, hasta los topes. Y ahora, á buscar tenores, si los hay; porque América, con más teatros, con más di- j POLO Presenciamos el estreno de El nero y con mayor temporada, se los lleva -árbol de Bertoldo, pasatiempo muy todos. Lisboa no suelta á Scampini, que ya á propósito estos días hateantado en pocos días dos Aídas y dos Tro- libre, originalparaPepe Jacksonde escalpelo de Veyan, múvadores. En Barcelona están Viñas, Gillioni sica del maesto Calleja. é Iribarne. En Milán, Garbín. Indiscutibles Rosario Soler Pilar aún para nuestro público, Viñas y Scampi- ron un magistraly asalto Laredo nos brindani. Con los demás, ya ha tenido el gusto de das en todo el trayecto. á florete, con parameterse antes de ahora Cristalli no puede El árbol de Bertoldo entretuvo al auditorio. venir antes de ocho ó diez días; Anselmi, hasta Febrero. Perea cantará mañana El La partitura, de Calleja, muy ligerita, muy agradable barbero de Sevilla con la Paretto y Titta pitiéndose y muy reconstituyente, gustó, retres números. Ruffo. La lucha entre los campeones del género Hoy no hay función. Mañana estará en Madrid la Storchio, que chico, Carreras y Moncayo, resultó intereacaso debute con Madama Butterfli, que es sante. musculatura trae de la Argentina ¡Qué obra del repertorio de Perea. Emilio! ¡Qué torso el de Moncayo! Aunque no hubo apuestas, el momio salió por Carreras. A TRAVÉS El joven Manzano imitó con mucha graá Bombita, y el espectáculo con DE LA FRONTERA ciarepresentaciónterminóbribonas. de Las r OSAS DE NIÑOS! Los niños en Ingla- la El teatro, literalmente lleno. térra no suelen usar reloj. Cierto que lo mismo ocurre en otros I ARA. En la bombonera de D. Cándido países. Tienen la costumbre los pequeños hijos se le sirvió al respetable público de la soberbia Albión de preguntar la hora una astracanada, arreglo del alemán, por á los transeúntes, sea para entrar en la es- Federico Reparaz, con la mar de situaciocuela, ó sea para ir á merendar, ó sea para nes cómicas debidas á esa bendita casualicualquiera de sus obligaciones. Aquí ocurre dad que tanto favorece á los autores cuando lo propio, y á veces la petición se extiende se ponen á enjaretar escenas, dando de lado á una cerilla para encender un cigarrillo. á la verosimilitud. El público se rió mucho- -Daily Chronide refiere á este propósito una ¡á qué estaba sino á reírse! -pero no aplauanécdota curiosa, de la que ha sido testigo dió tanto, si bien al final llamó al autor de el reverendo Cecil Mansell, un pastor que Veinte días á la sombra, que faltó á la lista ha pasado una temporada en Brighton re- por hallarse enfermo. poniendo su salud. Siguió una fregolinada, en la que se disDías pasados llegaba á la explanada de tinguieron Leocadia Alba, la mejor actriz Home, donde solía dar largos paseos solo y de Lara, cantando cuplés bilingües como á pie el Rey g u a r d o VII. jjna Fornarina de la Cava Baja transporta- EL TENOR G 1 RAUD SWASNE MERCEDES KAN iPSÍKMI Exposición de Zaragoza. Agente general: T. Beteá Cjriíi 5. Vi, jfí.