Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUNDO POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO m W W DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y IS I U 3 TELEFONO MADRID. EL S NTO DE LA REINA VICTORIA LA PLAZA DE ARMAS DE PALACIO DURANTE LA RECEPCIÓN VERIFICADA AYER TARDE ¡DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Fot. Goñi. A B C EN PARÍS p N E L BULEVAR Todos los años, al ms talar sus barracas los vendedores en el bulevar, los periódicos convienen en que es una costumbre de mal gusto, porque los tales tenderetes afean de verdad las populosas vías parisinas. Pero la costumbre es ley, y todos los años también, al avecinarse la Pascua de Navidad, los tenderetes se instalan á lo largo de los bulevares desde la rué Montmartre hasta la plaza ie la Magdalena. En la mayor parte de estas barracas no se venden más que juguetes baratos, y sería una crueldad suprimirlas, porque no todos los niños que confían en la visita de Pete Noel pueden adquirir los ricos monigotes que exhiben en sus salas El L, ouvre ó el Prirntemps. En el bulevar está el juguete barato, el juguete al alcance de todos los portamonedas, y, por regla general, en estas barracas es donde por vez primera aparecen los muñecos originales que después adquieren celebridad, se popularizan y hacen la fortuna de sus inventores. Aquí en estas barracas se presentó el primer modelo de guillotina, durante la Revo- lo probará el hecho de venderse en este mes de Diciembre más de doce millones de francos. Hay establecimientos, como El L, ouvre incroyables y mervilleuses parecía que habían y las Galerías Lafayette, que realizan venaprendido los versos más famosos de Mus- tas de 6oo, 700 y 800.000 francos. set. Con el segundo Imperio surgieron, heHoy París no puede competir con la prochos trapo y madera, Pierrot, Colombina y ducción alemana. ¡Siempre Alemania! SajoArlequín. Polichinela apareció triunfante. nia tiene el privilegio de la fabricación de ¡Oh! ¡Qué historia tan interesante del jugue- las muñecas á bon marché; Turinghe ha hete podría escribirse si quisieran confiarnos cho una especialidad de la construcción de sus impresiones estas pobres barracas que esos modernos juguetes en cuero; en Nuhoy, como todos los años, han sentado sus remberg se alinean é instruyen todos los reales en el bulevar. efectivos militares en plomo que van luegc Pero los gustos cambian, y los juguetes á pasear triunfantes sus armas por el munmodernos son muy distintos de aquéllos. do. ¡Cuántos millones de cuerpos de ejército Ahora acabamos de enterrar al diábolo, que salen todos los años de las fábricas de Nupor espacio de dos años ha hecho ricos á remberg! En Hannover y en Wurtemberg la los exportadores de juguetes, pues sólo una industria del juguete floree? de año en año, casa de París vendió la Navidad pasada y en Soneberg más de quince mil habitan 250.000 francos de diábolos. En este momen- tes viven haciendo monigotes. -Nosotros no podemos competir con la to los juguetes de moda son los dirigibles, los aeroplanos, los taxi- autos, los eanots au- fabricación alemana- -me decía un inventor tomóviles, los cinematógrafos, los fonógra- hace pocos días. -Aquí la mano de obra se fos y ese otro eterno juguete que vive y vi- paga á precios elevados, mientras que en virá: el soldado de plomo. L, a infancia no es Alemania el obrero trabaja por muy poca cosa. En estas condiciones, la competencia antimilitarista. es inútil. Y, en efecto, Alemania va apoderjaris era en otros tiempos el proveedor rándose de los mercados poco á poco, y universal de juguetes, porque esta in- actualmente exporta todos los años juguedustria es una de las más importantes, y os tes por valor de 25 millones de francos lución, con sus aristócratas de cartón recortado; aquí se exhibieron las muñequitas de Directorio, y en la época del romanticismo,