Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 18 D E D I C I E M B R E D E 1908. E D I C I Ó N J. PAG. 1 M DRID. MEJORAS EN LOS TRANVÍAS TIPO DE LOS NUEVOS CARRUAJES QUE EMPEZARAN A CIRCULAR HOY EN LA LINEA DEL HIPÓDROMO A LA Fot. Alba. BOMBILLA L REGLAMENTO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL Al terminar la discusión de totalidad del presupuesto de la Guerra en el Congreso intervino el jefe del Gobierno, y, entre otras cosas, dijo que no se nombraría jefe propie tario del Estado Mayor Central hasta que hubiera un reglamento, en el que habría de definirse exactamente las atribuciones del moderno, importante y hasta ahora inútil (esto lo digo yo, no lo dijo Maura) organis mo; de suerte que cuando hay jefe es que hay reglamento, y viceversa. pvice, así como de paso, que cuando haya reglamento podría continuar al frente del Estado Mayor Central el que hoy es jefe interino; á todo lo más á que puede as pirarse es á que el futuro propietario reem place sin desventaja al general Suárez Inclan; ciertamente no le superará en condiciones para el cargo. Y esta observación la hago con descargo de mi conciencia, por si alguna vez, entre los muchos ataques á la institución, tal como la incuria consuetudinaria de asuntos militares venía manteniéndola, pudo haberse tomado como censura al personal de esa institución. A Quién está haciendo el reglamento? yaesta pregunta, muy natural, y hecha por algunas personas, no puedo contestar; pero sí á esta otra: ¿Quién debe hacer el reglamento? E. I reglamento debe hacerlo el mis- mo Estado Mayor Central, con sujeción á símiles de guerras en que España pueda verbases determinadas por la. Junta de la Defensa se envuelta. Estos planes ha de aprobarlos Nacional, Comité especial del Gobierno res- la Junta de Defensa Nacional (1) ponsable para lo. s asuntos estratégicos ínte- Tercera. El Bstado Mayor Central no gros, es decir, de política internacional y de ejerce mando de ningún género sobre parte política militar. Esa misma Junta ha de apro- ninguna, grande ni pequeña, del Ejército, bar el reglamento. sobre el cual sólo tiene poder ejecutivo el Rey, por el intermedio constitucional del ministro de la Guerra. f tra pregunta interesantísima. ¿Cuáles de ben ser esas bases? I, as siguientes: Primera y principal. El Estado Mayor J o hay más que sea esencial; con esto Central és en primer término parte esencial 1 x basta: i. para que no haya infracción de la Junta de Defensa Nacional. En esa constitucional; 2.0, para que no haya posiJunta representa el elemento técnico, el que bilidad de momento ni conflicto entre el ha de acomodar los medios al objeto, las ministro y el Estado Mayor Central; 3.0, disposiciones estratégicas (organización mi- para que este último haga con fruto la calitar íntegra) á los dictados de la política pital tarea que ha hecho necesaria el proexterior, dentro de los recursos nacionales greso técnico en el arte de la guerra. Si se (hombres, dinero, geografía) En esa Junta, quita algo en el reglamento al espíritu de el jefe del Estado Mayor Central delibera estas bases, ó se le añade algo, puede haber y vota, como votan y deliberan los minis- infracción constitucional, rozamiento entre tros que de ella forman parte; pero, en últí ministro y Estado Mayor Central, inutilimo término, el jefe del Estado Mayor Cen- dad de este último, según lo que le quite ó tral, al proponer, discutir y votar, sólo ad- añada. quiere, como los demás miembros, una resL ds cosas han venido darme la ponsabilidad moral (que afecta exclusiva- sostener con tesón queá el actual razón al mente á la reputación) la responsabilidad Mayor Central era cosa inútil y aunBstado perjupolítica pertenece íntegra al presidente de dicial; Dios quiera que después de hecho el la Junta, que, como jefe del Gobierno res- reglamento no me vea obligado á tener razón ponsable, queda en libertad para aceptar ó no los resultados de deliberaciones y vota- otra vez. ciones. JENARO ALAS Segunda. Al Estado Mayor Central corresponde la formación de planes de movili (1) NO hay que confundir estos planes con los A zación y concentración para los diversos, campaña, que salo pueden hacerlos los generales en 1 supuestos estratégicos correspondientes á otros y no Cornejos áUlieos, sea cualquiera su nombre y jefe, tantos supuestos diplomáticos, ó sea casos verocompetencia.