Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 18 DE DICIEMBRE DE J 908. EDICIÓN i. a PAO. estado de cosas que era perjudicial á milpatria. Ni mi viaje obedece al deseo de arreglar diferencias. Si Francia quiere arreglarLas, que se entienda con los representantes de Venezuela. Yo, al hacer este viaje, no traigo representación oficial ninguna. Lo único que traigo es el riñon enfermo y voy á ponerme en cura. La actitud del general Castro será todo lo antidiploniática que se quiera; pero hemos de confesar que es gallarda, y cuando regrese á su patria volverá con más pres si hubiera ganado cien batallas. l enterarse la Prensa ucmcesa de las atenciones que las autoridados español s han dispensado al dictador, no ha podido disimular cierto sentimiento de despecho, que es injustificado á todas luces. España no ha tenido resentimientos graves con la República venezolana, y el Gobierno español ha obrado correctamente saludando al jefe de una nación que no sólo es amiga, sino que tantos lazos tiene de unión con la nuestra. ¡Debemos desconfiar! -dicen los periódicos de París! ¡España se ha apresurado á cumplimentar á un hombre que es nuestro enemigo! ¿Hay lógica en esta manera de razonar? El general Castro es enemigo üe Francia porque se ha opuesto á la explotación de varias Compañías francesas, que quisieron hacer política además, procurando derribar al dictador, y cuando éste se enteró anuló las concesiones y dio los pasaportes al eónsul francés. Este es todo el secreto de la ruptura de las relaciones con Venezuela. ¡Y por dar gusto á dos docenas de negociantes franceses se hubiese querido que España ahora acogiera fríamente al general Castro! La pretensión era un poco exagerada. Yo no sé si el general Castro realizará su proyecto de visitar España, puesto que. á lo mejor, cualquier conflicto inesperado podría obligarle á regí esar precipitadamente á su país. Si hace, al fin, el viaje, sabect que este hombrecillo, que ha puesto en jaque á las potencias, es un enamorado de la patria española; que este aventurero jefe de Estado se enorgullece de llevar en sus venas sangre de los viejos conquistadores... Y, como ellos, e un valiente JOSÉ JUAN CADENAS París- Diciembre. NUESTROS GRABADOS 1 a Rema María Cristina en la Escuela de Ingenieros de Minas. Como anunciamos ayer y reseñamos por separado, ayer tarde estuvo S. M. la Rema doña María Cristina á visitar la Escuela de Ingenieros de Minas establecida en esta Corte. Le acompañó el ministro de Fomento, Sr. Sánchez Guerra. premios Nobel. Entre los agraciados este año con los premios instituidos por Nobel figuran el profesor de Copenhague Mr. Bage, al cual le ha sido concedido el premio déla Paz, por sus obras encaminadas á la conseeución de la pacificación universal, y el eminente director del Instituto Pasteur, de París, Mr. lija Metchnikoff. Este sabio ruso, que nació en las cercanías de Karkoff en 1845, era profesor en Odesa cuando le llamó á París Mr. Pasteur en 1890. Allí su fama se acrecentó hasta universalizarse, merced á sus insistentes y brillantes trabajos de investigación acerca de la vejez, la apendicitís, la flora intestinal, etcétera. Los trabajos del profesor Metchnikoff no son sólo de alta y novadora cieneia, sino de profunda filosofía. ¡1 os nuevos tranvías. I a Empresa de los tranvías madrileños pondrá hov en circulación unos r i novísimos, tipo Charleroi, con los cuales ha nebulosa se prestan al equívoco y pueáea adquirido las jardineras correspondientes ser un peligro. Con mucha claridad formuló el diputado catalán sus cargos. Preguntó al para el servicio veraniego. Tienen los nuevos coches, cuya fotogra- jefe del Gobierno si las decisiones y propófía reproducimos, motores más potentes que sitos en el Gobierno habían variado después los actuales, son más espaciosos y más có- de los sucesos de Barcelona. Contestó con modos, pues sus asientos son en forma de la misma claridad el Sr. Maura y dijo que los propósitos del Gobierno no habían subutacas de mimbre. frido ni la más mínima variante ni novedad El presidente del Consejo no tenía más qué decir. El Sr. Cambó preguntó al Sr. Moret. Sus preguntas fueron dos: ¿se DVERTENCIA Cada vez soy menos considera antiespañoles y antipatriotas á A amigo de formular un los vencidos? Después: ¿había variado, desjuicio sobre un asunto emocionante á raíz pués de los sucesos de Barcelona, el criterio de este asunto. Ayer celebró la Cámara po- del jefe liberal respecto á las mancomunidapular española una sesión de mucho inte- des? El Sr. Moret estuvo vacilante, indecirés; en el Diario de las Sesiones quedarán con- so. El 18 de Julio pasado hubo un acuerdo signados los textos definitivos; con ellos á de todos los jefes de las minorías parlamenla vista iremos en días sucesivos, si es pre- tarias sobre el asunto de las mancomunidaciso, tratando de formar una opinión exac- des; las mancomunidades fueron aceptadas. ta. Hoy me limitaré á hacer algunas obser- El Sr. Moret á la primera pregunta contesvaciones con toda clase de reservas. tó que consideraba patriotas y españoles á los vencidos; no podía caber la menor duda OS ANTECEDENTES Sobre los sucesos sobre ello. En cuanto á la segunda pregunde Bareelona se ta, el jefe liberal manifestó, primero, que él había formado un ambiente extraño. Hace no había cambiado; mas dijo luego que el algún tiempo que el partido liberal español, estado de su espíritu respecto á las mancosus afines, sus aliados y los órganos de unos munidades era distinto, puesto que había y otros, se preocupaban en buscar un asun- aparecido otro factor en la política catalana. to que les crease un ambiente favorable de No sabe uno cómo armonizar estas dos conopinión. Se cruzan en este pleito ambicio- testaciones del Sr. Moret; en el Diario de las nes, deseos y esperanzas. Se ha tratado de Sesiones las podremos ver estampadas, y allí buscar el asunto que enardeciese á la opi- tendremos que ir á buscarlas i hace falta. nión en diversos motivos; hemos visto proAhora bien, ¿qué opinión vamos á formar yectarse y realizarse, con mayor ó menor respecto de un jefe de partido que varía su fortuna, conmemoraciones, homenajes, pro- criterio sobre cosas trascendentales según testas, asambleas. La opinión española, ante la impresionabilidad de mil ó dos mil electotodos estos esfuerzos, permaneció indiferen- res? El problema catalán continúa siendo el te; una cosa era la realidad y otra las hipér- mismo; existen en Cataluña las mismas asboles, los ditirambos y las exaltaciones con piraciones, las mismas energías. Si los antique se la aderezaba y aumentaba. La opi- solidarios han triunfado ha sido por 1.500 nión española no despertaba; crecía la im- votos. ¿Se llegará al absurdo, al estupendo pacieucia; llegaba la impaciencia á ser an- absurdo de creer que estos 1.500 votos van siedad. Las ambiciones y los deseos enjue- á cambiar el curso y la orientación de la pogo se hacían sentir más agudamente cada lítica española? Pero, ¿es que á los españovez. les á quienes se nos dice tal cosa se nos reEn esta situación se presenta la elección puta como idiotas? Hay en toda elección parcial por Barcelona. No analicemos ahora mil motivos de cambios y fluctuaciones; milas causas de la derrota. La derrota fue un les de votos que acudían á las urnas, por hecho. Ante él, la ansiedad de liberales y motivos sentimentales y circunstanciales sus afines creyó ver llegada la realización dejan de acudir; existen abstenciones de de sus afanes. ¿Por qué concatenación ideo- fuerza; existen tergiversaciones. ¿Podremos lógica un partido monárquico, histórico, creer que un problema vitalísimo, hondo, podía ver su triunfo, su llegada al poder, histórico, va á desaparecer porque desapaen la victoria electoral en un centro urbano rezcan 1.000, 2.000 ó 3.000 votos? Puede en de tres republicanos, de tres radicales anti- cadenar ó dejar encadenar su juicio á estas dinásticos? La cosa es muy sutil para que pasajeras fluctuaciones un estadista un hompueda ser explicada satisfactoriamente; pero bre de Gobierno, un jefe de partido? la realidad es ésta. Los liberales españoles y sus voceros echaron las campanas á vuelo. Se dijeron muchas cosas inexplicables. V 1O LENCIA CONTRA En la sesión de VIOLENCIA ayer hubo una España había vencido en la lucha haparte dedicada á bía vencido la libertad había vencido el patriotismo El partido conservador espa- una parte de la Prensa. La Prensa ha jugañol al llegar al Poder se encontró eon un do papel importante en estos sucesos. Es estado agudo de enardecimiento en Catalu- preciso tratar esta parte del debate con toda ña; este estado había contribuido á la caída clase de consideraciones. Se había formado de los liberales. El Gobierno conservador fuera del Parlamento una corriente de opihabía ido cuidando de aplacar este enarde- nión sobre los sucesos de Barcelona. El semiento, de ir limando asperezas, de ir ha- ñor Cambó deseaba que esta corriente fueciendo desaparecer obstáculos en Cataluña ra llevada al Parlamento para su discusión; para la obra sucesiva de los Gobiernos, sean directamente aludió á los directores de peestos Gobiernos- -fíjese el lector- -conserva- riódico. Se levantó el Sr. López Ballesteros á contestar. Lo que al diputado catalán imdores ó liberales. que quedara esclarecido Por este camino de cordialidad y armoni- portaba vencidos solidarios se lesera saber considezación se marchaba cuando surge, no la de- si á los como antiespañoles y antipatriotas. rrota solidaria, sino la actitud de los libera- raba significaba el grito de ¡viva España! les frente á la derrota. Estas exaltaciones, ¿Qué estos alborozos depresivos para otros espa- con que se saludaba y aclamaba á los antiLa sin embargo, deriñoles, tan españoles como los que se albo- solidarios? otro cuestión, A mi entender, lo terreno. rozan, ¿qué significaban? ¿Qué alcance te- vó hacia que se discutió simplemente la nían? ¿No era España y no eran patria los justificación delfue pura yenérgico y ardolenguaje derrotados? Había que dilucidar todo esto roso de unos periódicos; se justificó este en el Parlamento. lenguaje enérgico, con otro lenguaje, ardof? L PROBLEMA El Sr. Cambó llevó la roso también, al que se replicaba. Sobre el cuestión al Parlamen- españolismo y el patriotismo no hubo cuesto; en el Parlamento se definen y concretan tión; así era de desear. Se ha empleado un h astados de oDinión que dejados Len lenguaje enérgico de una parte; de otra par. LA SESIÓN DE AYER