Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO M tZJaacszun ffirniEaii. tr DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO J? a i ütíf. -ti 2! t íti Í Jj ff rí- í r; r- BILBAO. VAPOR ENCALLADO EL VAPOR TRIUNFO ARRASTRADO POR EL TEMPORAL QUE LO EMPOTRO EN EL MUELLE DE CHURRUCA, EN LA PLAYA DE PORTUGALETE Fot. Santaló. greso la ley de Administración local. Maura ha hecho de esa ley su caballo de batalla, eí eje de su política, el objetivo de su eontfnuación en el ¿oder. En el propio momento i l a sido derrotada la Solidaridad. Se tra- en que se va á acometer el deUáte de las ta de un hecho, y de un hecho que no mancomunidades punió substancial del admite atenuaciones. Hay no sé qué de mal proyecto- y embrión presunto de la autonggusto y de inelegancia en no reconocer los mía, se cornaca para las elecciones parciahechos consumados y en disputarles su in- les del domingo. tegridad. Esa victoria de los antisolidarios Ábrese un paréntesis, mejor dicho, un intendrá además una gran resonancia; segu- terrogante. ¿Qué ocurrirá? No cabe negar ramente la tiene á estas horas, y me parece que de ésa nueva consulta a los electores haber leído ya, por anticipado, todos los co- dependía en gran parte el sesgo de la futumentarios, glosas y peticiones de albricias ra discusión, la fuerza y el ascendiente de que ha de inspirar el suceso. los diputados catalanes, ¿a eficacia de sus Prescindo, por hoy, de estudiar sus cau- intervenciones y la presión moral sobre Hl sas. De hacerlo ahora había de parecer que Parlamento. l, a indicación barométrica del se busca un paliativo del fracaso. Hay que sufragio- -po ¿razones ajenas al fondo del otorgarlo con lealtad, con toda amplitud, y asunto, pero que renuncio á puntualizar ver sus probables consecuencias, admitien- ahora, -ha resultado distinta. De 22.000 vodo también que viene á romper el actual tos, él lerrouxismo sube á 29.000; de 52.000, equilibrio de la política en Cataluña y á descienden los solidarios á 37 ó 38.000. producir, temporalmente, una nueva graviClaro es que esto será aprovechado y que ta ción de sus fuerzas. el retroceso momentáneo y aparente de las Se ha dicho y repetido en Madrid que aspiraciones de Cataluña repercutirá en la Maura gobernaba en Cataluña y apoyándo- solidez del gabinete conservador y en el se principalmente en el estado de opinión punto de apoyo del Sr. Maura. Todos los que aquí se había revelado. Esta opinión que. votaron á I errous: votaron implícitamandó á las Cortes en Abril de 1907 42 di- mente á favor del bloque, á favor del trust, putados y 12 ó 13 senadores. IyOs represen- á favor del Sr. Montero Ríos, á favor de la tantes de Barcelona ostentaban el mandato conjuración de pasiones é intereses antisode 53.000 electores. Se discute en el Con- lidariosi todos los que se. abstuvie por DE BARCELONA LA DÉR ROTA escrúpulos religiosos, ó monárquicos, ó conservadores, hicieron lo mismo. Hicieron más; pusieron hábilmente de relieve que si alguna influencia han tenido los viajes regios ha sido la de aumentar en 8.000 los votos de la revolución y de la demagogia. En tales condiciones no es difícil presumir, ó que la ley de Administración local sucumbirá, arrastrando en su caída al señor Maura, ó que saldrá tan chirle y anodina, por haberse debilitado el argumento de la voluntad de Cataluña ¡que, lejos de satisfacer á nadie, producirá una profunda decepción y acaso una pérdida definitiva de la esperanza. En los dos casos el Sr. Maura habrá agotado los motivos de su permanencia en el Poder permanencia inusitada y casi escandalosa, por lo larga y por lo incompatible con las costumbres políticas y las necesidades de la alimentación en los partidos turnantes. Es, por lo tanto, imposible desconocer que la jornada del domingo, tal como será explotada y esgrimida en el Parlamento, en la Prensa y en la campaña de mítines á favor del bloque, va á resultar en beneficio del Sr. Moret y acelerará considerablemente la vuelta de los liberales. Así Se aprecian aquí las consecuencias del triunfo lerrouxista por lo que concierne á la política general. En cuanto á la interior de Cataluña, no dejará de teaeriás tampoco, y no serán me-