Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTbS 15 DE DICIEMBRE DÉ 1908. EDICIÓN T abuyo y Larregla. El insigne cantante Ignacio Tabuyo y el ilustre pianista Joaquín Larregla han regresado á Madrid después de dar dos conciertos en León y en Pamplona, alcanzando en ambas ciudades señalados triunfos, AG. 9. PASATIEMPOS PENSAMIENTOS, POK MELITÓN GONZÁLEZ En Pamplona tocó Larregla, entre otras obras, el Minuelto, de la sonata 18 de Beethoven; la Pastotal, de Mozart; la Gran Balada, de Grieg; la polonesa de Chopin, su preciosa tarantela y su jota ¡Viva Natarraf, valiéndole la magistral intcipreíación de vStas obras ovaciones continuadas. Tabuyo cantó con ese arte de que es soberano el aiia de Benvenulo Cellini, un aria de Haendel, la barcarola de Gioconda, la canción napolitana Mari- Mari, otra francesa, otra suya y varios zortzicos, siendo aplaudido con verdadero entusiasmo. -Los titulados modernistas pretenden ser libres y caen en la esclavitud de su propia pedantería. Rebeldes á lo clásico, son serviles imitadores de lo disparatado. -Védame. -Se escribe contra la levita hasta que puede adquirirse una; luego, contra el automóvil, hasta que puede comprarse un Panhard. He aquí el socialismo. -Rochefort. cialmente para esta obra, Los Bmggaars, dé lo mejor que hemos visto en su género, escuchó una ovación pistonuda. Es un buen aliciente para Los saltimbanquis. La obra, que ha sido puesta en escena á todo lujo, dará grandes entradas y resolverá satisfactoriamente á la empresa de Price con largueza el problema de las Pascuas. Bel libro ha hecho un arreglo muy discreto y, sobre todo, muy teatral, Fernández de la Puente. -Y ahora, venga La viuda alegre, con todo lo que tenga. FLORIDOR Así sé titula la zarzuela fantástica que D. Sinesio Delgado y el maestro Calleja estrenaron anoche en el teatro Cómico. La obra, hecha sin otros propósitos que los de entretener al público tres cuaitos de hora, es el sueño de una cocinera de casa grande, que, como en Quo Vadis, El peno chico y otras de su género, transportan al espectador á distintas épocas de la Historia, dando con ello ocasión á que se luzcan el sastre, el atrezzista y el pintor escenógrafo, La ilustre fregona ha sido, en efecto, puesta con verdadera esplendidez, aunque por exigencias del asunto contrastase el fastuosísimo lujo del personal de la compañía con el modesto vestido de la protagonista, encarnado en Loreto Prado. La música, del maestro Calleja, se oyó con agrado, y á reiteradas instancias de los espectadores se repitieron tres números realmente preciosos. x r De los intérpretes merece singular mención Loreto Prado, que, con su genio artístico y sus recursos maravillosos, cantó un garrotín merced al cual se hizo con el público, dominando aun á los más retraídos. Al terminar la representación salieron S escena varias veces los autores de la zarzuela en unión del Sr. Martínez Gari, que ha pintado varias decoraciones que merecen verse. En resumen, un éxito más para la compañía Prado- Chicote. 1 LUSc OMICO. LA TRE FREGONA JEROGLIFICO METÁTESIS, LOS FERROVIARIOS I os jefes de Negociado de los servicios de Intervención y Contabilidad de la Compañía de Madrid á Zaragoza y á Alicante visitarán hoy al director de dicha Compañía, Sr. Maristany, para protestar respetuosamente de la falta de ascensos en el persoaal á sus órdenes. POR NOVEJAKQUE. (De lo que expresa el precedente significado cámbiese d, e orden una letra para que se pueda leer una palabra. La solución, mañana. Solución á la locución latina: (SUPER A VI T) -Superávit. p, 1 temporal no retrajo á los visitantes ni la tristeza del día influyó para que decayese la anirnaeión en el hall de Blanco y Negro. v La señorita María Jiménez, en grandes composiciones para piano, mostró su excelente temperamento artístico y la brillantez de su ejecución. s I a señorita Jiménez fue viva y merecidadiente aplaudida. H El notable barítono Sr. Lasanta y la bella señorita Luisa Valle, en obras del repertorio italiano, francés y español, obtuvieron el acostumbrado éxito de vivas y aplausos. LA EXPOSICIÓN DE LA PRENSA barraca abierta, que los explota de pueblo en pueblo, ni más ni menos que á fenómenos de verbena. Por ñn, un buen día, sacuden el yugo y, errantes y vagabundos- -sin cantarlo, -recorren otras tierras por su cuenta y riesgo viniendo á dar con un conde filarmónico que se encarga de resolverles el problema de la alimentación con otras coqueterías más. Para colmo, Susana resulta hija del conde y de una ecuyere, que le hizo pasar por el RICE LOS SALT 1 M- Muertos Offen- aro al buen señor, paustina Sierra Cuervo y Escolástica Peña bach, Suppé, Au que es un conquistador, son dos buenas y garridas mozas que, p tt dran; y Varney, los dioses mayores de la opereta, y tocio acaba en miel de la Alcarria y en por cuestiones que la discreción nos impide revelar, tuvieron hace días unas palabras en ésta ha sufrido una larga crisis, de la que arrope de felicidad, boda, etc. etc. Esto, como ustedes ven, es bastante sen- la casa donde ambas viven. parece restablecerse en la actualidad. Las cosas hubieran pasado á mayores- El viejo Lecocq, único superviviente de cillito; pero no está mal y entretiene. La música de Ganne, con reminiscencias porque lo mismo Escolástica que l austina su brillante época, ha dicho á un repórter, con sincero entmsiasmo: La opereta no de Audranfy de otros maestros de la opere- son hembras capaces de las más bravas proezas por un quítame allá ese pretendiente; pero puede morir, es eterna. Lo que sucede es ta, es elegante, ágil y graciosa. En el acto primero, musisalmente el me- la oportuna intervención de algunas persoque no se conoce bien su espíritu. Hay quien imagina que este género es, sencillamente, jor de la obra, la canción de Susana y el nas allegadas á ambas rivales evitó el en- una pochade puesta en música. Se piensa vals brillantísimo del fmal son dos números cuentro. No se sabe si la casualidad ó una cita, que cualquier bufonada, se escribe una melodía de hábil efecto, orquestados con mucho gusvulgar y se da por resuelto el asunto. ¿No to. El vals, ritmo que domina en casi toda la todo pudo ser, las puso frente á frente ayer opereta, es amplio, acariciador y distingui- tarde en la puerta de Toledo, y tras de dees un milagro que una obra así pueda do de factura. cirse todo aquello que no puede decirse y gustar? En el acto segundo hay un racconto de te- algo más, se acometieron con ímpetu salva Sm embargo, ios éxitos universales de las nor graciosamente diseñado, un cuarteto y je, con la sana intención de hacerse harina. operetas de Ganne y de Lehar, Los saltimSeguramente no hubieran quedado de Esbanquis y La viuda alegre, respectivamente, un gran número de conjunto que consta de han reaccionado á la agónica opereta, éxi- una marcha militar muy briosa y de un colástica y Faustina ni los rabos si una patos que han repercutido de tal modo en Pa- bailable compuesto de una danza de carác- reja de guardias de Seguridad no hubiese acudido al lugar del suceso cuando ambas rís y en Viena, que ya se anuncian para la ter español, de unos aires bohemios y de temporada próxima en ambos centros de una tarantela. Tiene mucha alegría y gran heroínas estaban en lo más enconado de la lueha. producción diez ó doce operetas nuevas, sonoridad. En el acto tercero, una romanza de barí- Después de realizar inauditos esfuerzos, sin contar las dos que Strauss ha lanzado los hombres del casco lograron separar á no hace mucho á la circulación con formida- tono, que recuerda por su factura melódica otra de barítono también en el prilas dos adversarias, á las cuales condujeron ble éxito. ¡Por fin, y Iras algunos honrosos inten- mer acto de Miss Iíelyett, valió á Saggi- Bar- á la Casa de Socorro, pues las dos estaban! tos, se estrenaron anoche Los saltimbanquis ba una atronadora ovación, teniendo que heridas. repetirla por dos veces. No es posible matiDe la refriega resultaron: Faustina, cort en Price! El libro, de Mauricio Ordonneau, muy ex- zarla con mayor delicadeza. Este notable media oreja de menos, que perdió en la can. perto vodevilista y traductor de La Gran artifeta fue el héroe de la noche. También dente arena del combate, y Escolástica tuvo hubo aplausos para la señorita Vela, la se- que ser curada de tantos arañazos, que la Vía al francés, es teatral y pintoresco. Ebtrella, Rompeacero, Susana y Payaso ñora Lafont, que debutaba, y los Sres. Pas- dejaron la cara convertida en el borrador de una partituras de zarzuela del género son cuatro artistas, desecho de circo cerra- tor y Figueroa. Una iienpe acrobát c, contratada espe- chico. da i t padecen la üiavra de un director de LOS ESTRENOS LAS BRAVÍAS