Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i3 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1 PAG, JO. de pesetaá, naciendo las cosas á lo gran Señor. Bmerita A. Esparza, que interpreta varios personajes, vistió suntuosos trajes, que idealizaban su gallarda figura; Carmen Domingo, la Quijano, Nieves Gil, la Pujol, Consuelo Mesejo, Mesejo, gracioso parodista de Bertin; Ontiveros, Pepe Talavera, acertadísimo en la caricatura de ítomanones, y más aún como director de escena, y Alaria, interpretaron A B Q con mucho cariño. A todos mis plácemes, y ahora, respetable público, disponte á presenciar en la Zarzuela un espectáculo realmente espléndido. FLOR 1 DOR PASAT! EMPOS COPIO, COPIAS, COPIARE... POR MELITÓM GONZÁLEZ GRAN -zuela, plenitud de los horrores de una digestión apresurada, ¡oh manes del automóvil! alzaba su telón el Gran Teatro para servirnos una nueva obra que rezaba en el cartel zarzuela de costumbres aragonesas, en un acto y tres cuadros, titulada Las molineras. El buen público llenaba la sala; la claque cantaba gloria en las alturas, y la gente iba dispuesta á vivir en paz aun con los que trataban, contra su voluntad, sin duda, de corromperle las oraciones. No era nada fresco el trigo que molían Las molineras, que lo mismo podía haber sido cosechado en Aragón que en cualesquiera otros campos; pero resultó averiado, según los rumores nada gratos del público al salir del cedazo de la interpretación. Nunc- i quizá con más propiedad que anocrie estuvo aplicada la palabra ejecución. Salvado uno ó dos actores, los demás enharinados maldita la falta que hacía que abandonasen el interior del molino. Mejor suerte merecían por su intención los dos jóvenes valencianos autores del libro, á quienes el público ha aplaudido en otras ocasiones con mayor fortuna. Son simpáticos y son listos, y es de desear que pronto se desquiten francamente del estreno de anocke, que, hablando con verdad, pusieron los espectadores en entredicho. La música de Lleó, que denunciaba la marca de fábrica, iba yustapuesta al libro y era no más que un pretexto para darle carácter de zarzuela. Al terminar la obra- -que no fue buena la que les hicieron á los Sres. Cerda y Thous- -llamáronlos á escena los menos exigentes, mientras otra parte del público, que padecía de sabañones, golpeaba con los pies el suelo sin poderlo remediar. TEATRO. LAS A la misma hora MOLINERAS que, enyi 2 L Zciven la ...el joven de diez y ocho años Desiderio Santos se presentó á caballo en su par de muías... -Antes de morir, el suicida Mateo Fei rrán declaró que él había colocado una de las bombas. La operación de colocar la primera i mitad del monolito se verificó felizmente, haciéndola enchufar con la inferior I exactamente. -Entre los objetos robados figura un mantón de crespón para señora. JEROGLIFICO POR NOVEJARQUE magna de todos los empleados de oncinas y talleres de la Compañía, que se celebrará ei martes próximo en la Casa del Pueblo, á las seis y media de la tarde. Por la noche, una numerosa comisión de empleados de la Compañía de M. Z. A, visisitó al ministro de la Gobernación para exponerle los motivos de queja que tienen contra la Dirección de la Compañía. El ministro de la Gobernación les dijo que él, como ministro de la Corona, les aconsejaba la mayor cordura, á fin de que la empresa no tuviese razones para adoptar alguna medida que les perjudicase. LO S A Í T Q Ü T Í S DE ANOCHE O l de los abogados. Más de cien comensales reuniéronse anoche en el restauraut del Hotel Cervantes para celebrar el éxito que Eduardo Barriovero ha obtenido con la publicación de su novela arqueológica Syncerasto Parásito y el notable informe que pronunció en defensa de Herminio Cerrillo hace pocos días, La fiesta resultó brillantísima, tanto pot el número como por la calidad de los que á ella asistieron, pues la mayoría de los nombres que aquí podríamos consignar, y que no hacemos por falta de espacio, son conocidísimos en el foro, en la literatura, en el periodismo ó en la política. A los postres, el distinguido abogado criminalista Sr. ¡Díaz Valero manifestó que hablaría en nombre de todos el Sr. Menéndez Pallares, y ofreció el banquete á don Eduardo Barríovero. Pallares elogió en elocuentes párrafos la labor del incansable autor de Syncerasto, asegurándole muchos triunfos en la vida, pues tiene para la lucha las armas mejores de que el hombre puede disponer; talento y voluntad. El Sr. Barriovero dio las gracias á sus amigos por el homenaje que le tributaban, homenaje- -afirmó- -que no ha de envanecerme y sí servirme de estímulo á nuevas empresas y á continuación saludó al notable abogado y publicista la distinguida escritora que firma con el seudónimo de Vioieta. La solución, mañana Solución al jeroglífico anterior UT- EN- S 1- LIO ¡UTENSILIO) LOS EMPLEADOS DEL MEDIODÍA ontinúa entre los empleados de los ferro carriles del Mediodía el disgusto que desde hace dos días viene notándose con motivo de las reformas que en las plantillas y en la regulación de los ascensos ha introducido el director, Sr. Maristany. Pero este disgusto sólo se manifiesta entre los empleados de la Intervención, que OMEA. EL CANCILLER Con éxito muy son los que se consideran perjudicados con R DE HiBRRO satisfactorio la reforma, pues los que prestan servicio ac- -se ha estrena- tivo en las líneas se hallan satisfechísimos do la comedia en un acto El canciller de hie- con la modificación por resultar benefirro, original de D. Luis de Olive. ciados. La obra, que está correctamente escrita, Este dualismo se tradujo en el día de ayer valió á su autor cinco ó seis llamadas á es- en las oficinas en gran número de conferencena. cias y cabildeos. Las señoras Valdivia, Montalt y EzqueComisiones de unos y otros empleados rra y los Sres. Palacios, Brochad y Benet visitaron en su despacho al Sr. Maristany; interpretaron con inucho; aeierto la comedia, los de Intervención, á exponerle sus quejas; que fue puesta en escena con mucho gusto. los de Servicio, á expresarle su gratitud. Ayer tarde, á las cinco, hora de salida de QALON VENEC 1 A. DA- Es una repro- las oficinas, se formó un numeroso grupo de MAS Y CORTESANOS Succión del empleados y obreros, que seguramente pa- -francés, que saría de mil quinientos, delante de los edi- -ficios de la Compañía. con buen éxito ha hecho el Sr. Athy. Los reunidos intentaron dirigirse en ma Se trata de una entretenida comedia, que íegurameate llevará mucho público á este nifestación hacia el centro de Madrid; pero al llegar á la Puerta de Atocha fueron dieoliseo. Las señoras Mendizábal, Bustamante; las sueltos por fuerzas del Cuerpo de Seguriseñoritas Garci- López (A. y Gómez, y los dad, á pie y á caballo, allí apostadas al señores Abad, Muñoz y Tejero, contribuye- efecto. Con objeto de exteriorizar la protesta, los ron con su excelente interpretación al buen funcionarios de Intervención han nombraresultado que alcanzó la obra. 1 También merece elogios el Sr. Armengol, do una comisión que, entre otros acuerdos, ha. adoptado el de convocar á una ¡unión gmo director de escena. Todos fueron muy aplaudidos. La agradable fiesta terminó cerca de las doce, con la lectura de infinidad de cartas y telegramas de felicitacióu, p l de los arquitectos. En el restaurant Tournié celebró anoche la Sociedad Central de Arquitectos el espléndido banquete que había organizado como homenaje de compañerismo y admiración al ilustre publicista é investigador D. Vicente Lampérez con motivo del éxito que ha alcanzado su última obra monumental. En la mesa presidencial ocupaba luga preferente el agasajado, y á su derecha é izquierda, respectivamente, sentáronse los se ñores Cebrián y Castellanos (D. Santiago) el rector de la Universidad, Sr. Conde y Luque, y el senador y catedrático Sr. Tormo. La Prensa diaria é ilustrada tenía también numerosa y distinguida representación en el banquete. El menú fue exquisito. Entre los comensales reinó gran cordialidad. A la hora del Champagne, los Sres. Conde y Luque y Castellanos y el senador señor Palomo pronunciaron brindis entusiastas y muy expresivos en honor del escritor arquitecto, que con su pluma enaltecía la profesión y reverdecía las glorias de España mostrando las riquezas de sus monumentos á las nuevas generaciones. Verdaderamente conmovido y reconocido á tal homenaje, puso término á los brindis con un- discurso de sinceridad, modestia y patriotismo el Sr. Lampérez, á quien todos los presentes felicitaron.