Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOJViNGO i3 DE DICIEMBRE DB. 1908. EDICIÓN i. PAG. 4. ofrecer. No ha podido aceptarla en el acto anterior porque... se hubiera concluido la comedia. Cuando Ivonne se entera de los propósitos de Salviere, llora otro poquitín, se desespera otro poquitín, se lamenta otro poquitín. Salviere, al verla, piensa: -Pues señor... Ésta muchacha está enamorada de veras... ¡No me voj! Y por segunda vez renuncia la Embajada. ¡Vaya! Menos mal- -diréis. -Ahora se ha enamorado de verdad... -No- -os digo yo. ¡Si no está enamorada! Es que esta muchacha es así, y... ¡ella no tiene la culpa de ser así. l r u r a n t e el euarto acto sucede... todo lo que se había proyectado en el tercero, esto es, que Salviere definitivamente abandona á la joven fabulista y acepta la Embajada, y que Ivonne vuelve á llorar otro poquitín- -menos que antes, naturalmente; -vuelve á lamentarse otro poquitín, y acaba por contratarse en una compañía de cómicos que va á salir por los pueblos. Ivonne dirá fábulas, y no nos sorprenderá saber que este pobre pajarillo recibe una nueva herida en cada localidad que visite. La comedia termina, pues, de este modo al finalizar el cuarto acto y vemos que virtualmente había concluido en el acto tercero, puesto que todo lo que sucede después pudo ocurrir antes. ¿Por qué no hacer tares actos en vez de cuatro? -preguntarán ustedes. -Pues ¡velayl- -digo yo. -Alfredo Capus es muy supersticioso y quiere que todas sus comedias consten de cuatro actos. ¡El no tiene la culpa de que Dios le haya hecho así. A pl clou de esta premiere era Eva Lavalliere, debutando en el género dramático. ¿Triunfó? París tiene un defecto... Cuando una artista se distingue cantando couplets, por ejemplo, y logra hacerse público los directores se la disputan, y por el hecho de cartar couplets bien, ya quieren que haga comedias, y dramas y tragedias. ¿No se quiso que la Otero cantara Carmen para explotar expeetación que su debut reportaría? Eva Lavaíliere triunfó en el vaudevüle ligero. En ¡a comedia dramática de Capus no ha sido tan afortunada, y nos ha dado la impresión 3 e que la Ivonne es un tipo de mujer que ao existe... Y, sin embargo... JOSÉ JUAN CADENAS París- Diciembre. cán hay marejada -habría dicho Nido y Segalerva, con una cita de Garcilaso á continuación. -Los ediles liberales, compungidos por el tirón de orejas que les dio su jefe; los conservadores, echando chirivitas, y los republicanos y socialistas, ídem de lienzo. Pero ya se va viendo claro, el temporal amaina y el pontífice anatematizador ya dice que no dijo Diego. Verán ustedes cómo resulta que todo ello ha sido nada entre dos gorras de plato. Y menos mal si los capitalistas extranjeros no salen diciendo ¡fu! como el gato, para dar gusto á los Catones, que, como los guardias valonas, siempre llegan tarde á todas partes. La política nos dio poco que murmurar. Sin embargo, en los salones del Congreso hubo á primera hora de la tarde bastante revuelo. Vióse en sus salas gente humilde que no suele frecuentar la casa: hombres de modesta indumentaria, algunos de ellos con gorra. Se supo pronto que eran vendedores del Rastro. ¡Vienen á llevarse el Parlamento para liquidarle allá bajo, en- la ribera de Curtidores! -pensó todo el mundo con júbilo inmenso. Pero tan bello ideal duró poco. Iban en comisión para pedir al ministro que les deje poner sus puestos los domingos. El ministro se llamó Andana, ó, lo que es lo mismo, Instituto de Reformas Sociales. Los comisionados salieron sin llevarse, una esperanza, ni siquiera un saldo de leyes baratas. Rumor de huelgas y batir de protestas por la estación del Mediodía y por la Necrópolis. Relativa tranquilidad por las Comisarias. Por la noche, banquete de los arquitectos y banquete de los abogados, al propio tiempo que un diluvio de estrenos en la Zarzuela, en el Gran Teatro, en Romea, en Venecia. En la Zarzuela, A B Q, con derroche de decorado, de trajes, de luz... en fin, el Sigfredo y la Walkyria juntos del teatro de Jovellanos, según persona que siente gran cariño por A B C, y por quien también le siente A B C. En el Gran Teatro, Las molineras no salieron á gusto del consumidor. cen por su exclusiva cuenta los anunciantes Si considera el colega que uno de nuestros anuncios puede envenenar el espíritu, ¿responderá él de que no puede envenenar igualmente el cuerpo alguno de los jarabes prodigiosos qus anuncia en su cuarta plana? También habla, ad majorem Dei gloriam, con esa seráfica intención que suelen poner en sus frases los que ya en la tierra se consideran predestinados á ocupar la diestra del Todopoderoso, de subvenciones del Ayuntamiento de San Sebastián. Y sabe que no es verdad. Sabe que aquella Corporación anunció en nuestro número del i. de Julio el veraneo donostiana, como anunció Cestona sus aguas, y el Casino sus fiestas, y Fiat sus automóviles, y la Resinera sus productos, pagando á tanto la línea, según es costumbre para todo anunciante, y según les ocurrirá en El Como Españoló, las cererías pontificias y á las agencias de quintas, etcétera. Eso es anunciar- citamente, y anuncia A B C como anuncia El Correo Español. Subvencionar es otra cosa, y aceptar subvenciones es obligarse, cerrar los ojos, adquirir un comproniso á plazo fijo. Y, en fin, que de subvenciones no puede hablar El Correo Español refiriéndose á A B C sin deliberado propósito de atropellar lastimosamente el octavo precepto de la ley de Dios. INFORMACIÓN POLÍTICA EN LAS CÁMARAS EL PAÍS Y EL CORREO ESPAÑOL Un clérigo de esta corte, en el primero de los citados colegas, nos ha dedicado un artículo y en él parece lamentarse de que no queramos discutir, si bien reconoce después, modestamente, que comprende que no queraTUTo hay sábado sin sol. Ayer fue sábado. mos contender con él. La gente que puede pasear en cualHemos dado repetidas pruebas de compaquier día de la semana aprovechó la ocasión ñerismo, y siempre la delicadeza y la cortepara darse un baño de oro del rubicundo sía han guiado nuestra pluma en todas las Bebo. Fue el plato del día, aunque ya eso polémicas. No queremos ni sabemos sostedel plato tiende á desacreditarse como es- nerlas si enfrente no hallamos la misma copecialidad, porque todo se resuelve ahora rrección. con el plato. La reforma del Ejército consisSi el clérigo fuese definidor del dogma, rete en dotarle de gorra de plato. A la Policía saltaría que la Monarquía, la Constitución le van á poner también gorra de plato. y los partidos gobernantes estaban irremi ¡Buena la van á poner también de chistes siblemente condenados. Preferimos creer n í a Monarquía, á la que frecuentemente los genios del género chico! dice el Papa y con la que Roma mantieLa Diputación celebró tres horas de sesión permanente, que es como ajustar en un ne cordiales relaciones; la Constitución, y los comercio una pieza de tela y quedarse con partidos no están dentro del anatema, como media vara. Hizo una cosa muy interesan- lo demuestran los hechos que se registran te: deshacer lo que hizo hace dos días. todos los días en los anales de la Iglesia y Acordó entonces reducir la plantilla de per- de los Estados, aunque el clérigo suponga sonal, y decidió ayer no reducirla. Así se que demuestran lo contrario. Nos quedahacen las cosas. Si lo que resolvió el primer mos eon nuestras convicciones, y consignadía estuvo bien, lo de ayer estuvo mal, ó, vi- mos que no quereiños ser religiosos ni libeeeversa, si lo de ayer fue bueno, lo del jue- rales como lo es el aludido clérigo. ves fue malo. Puede que mañana se haga En cuanto á El Correo Español, que hace todo lo contrario á lo hecho en las sesiones como que se escandaliza con alguno de nuestros anuncios, olvida que es práctica anteriores. En el Ayuntamiento, junta de asociados corriente en todos los periódicos, incluso de para aprobar el presupuesto de ensanche, y los que se consideran elegidos del Señor, rebullicio general. Estamos sobre na vol- no responder de- aquella publicidad que ha- I a nota predominante en el día parlamen tario fue ayer la desanimación, especialmente en el Congreso, en donde se echó de ver que no son pocos los diputados que han anticipado las vacaciones marchándose á provincias. Fue tema de conversación la iniciativa del Sr. Moret respecto de la situación del Ayuntamiento, y las versiones que acerca del asunto circularon fueron para todos los gustos, desde la que asegura que el Sr. Moret ha desistido de su empeño hasta la que sostiene que los concejales liberales llevarán inmediatamente á la práctica el mandato de su jefe. Quedó casi aprobado el presupuesto. Terminará en la sesión de mañana, y desde el martes empezarán las sesiones de cuatro horas. RUEGO INTERESANTE MADRID AL DÍA l uestro compañero Sr. Martínez Ruiz, J Azorín, hizo en la sesión de ayer del Congreso un ruego que entraña verdadero interés, porque se relaciona con la consideración intelectual de que España disfruta en el extranjero. Dos ilustres profesores de la Universidad de Estockoimo se dedican desde hace tiempo á la tarea de hacer y publicar estudios sobre nuestra literatura clásica, dando también á la imprenta traducciones de los mejores autores españoles. Igual labor realiza el hispanófilo de Tolosa Ernesto Merimée. Para los tres pidió Azorin al Gobierno alguna recompensa, y así lo ofreció el ministro de Instrucción pública, por estimar que con ello se presta un verdadero servicio á España. SESIÓN SECRETA I erminada la sesión pública, se reunió el 1 Congreso en sesión secreta para aprobar el presupuesto de la Cámara. El debate fue vivo. El Sr. Martínez Ruiz sostuvo que en el edificio del Congreso debe cuidarse de la higiene, del ornato y de la limpieza, porque ese espectáculo de suciedad que ofrece la Cámara es indecoroso para los diputados- -Yo creo- -dijo- -que con un presupuesto