Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES n DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 3. PAG. 9. Muere rodeado de la aureola de los bienhechores de la humanidad, de los que sienten su corazón movido eficazmente por la santa máxima que ordena amar al prójimo como á sí mismo; bendecido por esos millares de familias cuyas miserias y dolores constituyeron la constante preocupación de quien por los ajenos olvidaba los dolores propios. A B C se lionra Honrando la memoria del e nplar varón que en sus creencias halló fuerza para sí, y palanca capaz de mover las voluntades que le ayudaron á levantar esa hermosa obra, que por ahora reparte más de 30.000 pesetas anuales entre los pobres, y que quién sabe lo que repartirá andando el tiempo. 1 entierro. A las tres y mema de la tarde de ayer se verificó el entierro de los restos mortales del sabio agustino P. Salvador Font. Hasta la hora del entisrro estuvo expuesto el cadáver en la celda que en el convento del Beato Orozco ocupó el virtuoso predic idor. í, a Reina doña Cristina y ios rolantes doña María Teresa, doña Isabel y D. Fernando enviaron su pésame Presidieron el duelo el provincial de los agustinos, el presidente del Congreso, señor Dato, y D. Isidro Prada. Entre la concurrencia iban mucnas señoras, de las que recordamos á las marquesas de Perijaá, Montehermoso y Villamagna, duquesa de Terrauova, y señoras de Dato y I uca de Tena. Presenciaron el sepelio, entre otras muchas personas, la presidenta y casi todas las sodas de los talleres de Santa Rita, el ministro de la Guerra, el general Weyler y el ex ministro Sr. Cobián. El alcalde, señor conde de Peñalver, se ofreció al Colegio Médico particularmente y cuanto por su cargo pueda hacer. Presidió el acto el doctor Pulido, teniendo á su derecha al alcalde y á los doctores Cortezo y Gimeno, y á su izquierda á los señores Calleja y Jiménez. Los alumnos de Medicina llenaban el local, rindiendo así justo tributo á su insigne maestro. y, en fin, hasta el templo se hundió con S estrépito, deseoso de contribuir al feliz éxito que obtuvo la hermosa ópera del genial Saint- Saens. p l nuevo tenor Perea debutará mañana ó el domingo probablemente con Lucía. Ayer llegó á Madrid. Sigue creyéndose que el debut de Titta Rufo será el miércoles. El lo ha de decidir mañana cuando se encuentre en Madrid. E José Alcoverro. Era persona afabilísima y de excelentes cualidades de carácter; su muerte ha sido, por tanto, muy sentida, no sólo entre los artistas, sino entre las muchas personas que se honraron con su amistad. Deja gran número de obras, entre las que son las más notables El mendigo I ázaro á la puerta del rico avariento Jesús y la Magdalena los bustos de Rossim y Amadeo de Saboya, Hernán Cortés (1876) Jeremías (1884) Camino de El Pardo (1891) y las estatuas de San Isidoro, Alfonso el Sabio y Berruguete que figuran en el palacio de Museos y Biblioteca Nacionales del paseo de Recoletos. En las Exposiciones de Madrid, 1895, y Chicago, 1893, ganó medallas de primera clase. En 1897, inclinado á un nuevo temperamento de arte clásico, presentó El valor una escayola notable, y un bronce, En la pelea también de gran interés y bella ejecución. En la actualidad desempeñaba el ilustre artista una cátedra en la Escuela de Bellas Artes. Descanse en paz. EL GENERAL JOSÉ ALCOVERRO CIPRIANO DE CASTRO í ha fallecido emprendido á Europa V 1 ctinia de larga enfermedad, escultor don p l viajeelde saludCipriano de Castro pone en esta corte el notable por general gio Médico de esta corte tiene establecido en el núm. i de la calle Mayor se vio anoche concurridísimo. I, as más prestigiosas iiguras de la Medicina y Cirugía fueron á rendir homenaje de respeto al ilustre finado, al sabio doctor San Martín, cuyos notabilísimos estudios clínicos le colocan en el pedestal de la fama. Por privilegiadas inteligencias y en diferentes aspectos fue estudiada la insigne figura del llorado maestro. El doctor Cortezo hizo un estudio de la uventud de San Martín; triste, abstraído siempre, pendiente de sus Investigaciones. El notable quirúrgico doctor Goyanes nos presentó al profesor amante de sus alumnos. Rivera, como cirujano en su doble aspecto: operador y hombre de ciencia. El doctor Espina habló del finado como periodista médico, evolucionando desde el tradicionalismo hasta las ideas más avanzadas. El doctor Castro, en frases sentidísimas, hizo atinadas consideraciones de la última decisión de San Martín, y con profunda emoción pintó el cuadro de la autopsia en medio de aquel silencio, impuesto por la veneración á lo grande, á lo extraordinario; aquel silencio- -dijo- -era la oración que en el campo de la ciencia rezábamos I,o s doctores Gimeno, Cajal, Fernandez Caro y Calleja hicieron elogios sentidísimos de San Martín. Hizo el resumen el doctor Pulido, dando cuenta de sus gestiones para erigir un monumento al sabio maestro. I, a obra será ejecutada por Blay, y el sitio donde se emplazará ha de ser en el paseo del Prado, en los jardines situados frente al Botánico, EN HONOR DEL DR. SAN MARTIN LAS NOCHES C n el Colegio Médico. DEL REAL El domicilio social que el ilustre Cole- de nuevo sobre el tapete la tan traída y llevada personalidad del presidente de Venezuela, reñido actualmente con Colombia, los Estados Unidos, Méjico, Francia y Holanda, y en no muy buena amistad con Inglaterra. El general Castro, que en su país se ha hecho respetar y temer, poco menos que ha jugado á la pelota con las naciones antes nombradas. En Venezuela se le perdonan todas las genialidades de su carácter y es el Aclamado y es el Restaurador, porque, en cambio de esas genialidades, dicen que ha librado á sa patria de humillaciones y vejámenes del extranjero El presidente Castro ha llegado á la altura á que le contemplan desde muy distintos puntos de vista nacionales y extranjeros, por esfuerzos propios, y no poco de buena suerte, muy bien aprovechada. En efecto, el general Castro, como su simpática y bella señora, es de origen humilde. El comercio entre Venezuela y Colombia le dio alguna posición, y su carácter aventurero, emprendedor, enérgico y travieso le llevaron muy pronto, y siempre con éxito, á la cima de la política local. Una vez hecha su personalidad regional, propúsose llegar al más alto puesto de la República, y con su valor, su actividad y su estrategia alcanzó el lugar prominente que hoy ocupa en Venezuela, y desde el cual tiene en jaque á las naciones más poderosas del orbe. gjANSON Y DALILA Después de WagEn este viaje de salud le acompañan dos -ner p u e d e oirse médicos de su confianza, empleados de su muy á gusto á Saint Saens. Y si es su San- secretaría y són y Dalila, mejor, y si la interpretación es rando, como miembros de su familia, figues natural, su amantísima escomo la de anoche, retemejor. quien la altura del No hubo número de la obra que no fuese posa, á á pesar del bruscoPoder no ha mareado, cambio; porque aplaudido, y esto dice por sí solo que la de hay que saber que la bella presideata, dama ayer fue una noche de satisfacción general. culta y de buenos sentimientos, fue en su Scampini, cuya voz parece buscada para humilde origen, algo esta obra, obtuvo la primera ovación en la juventud, y por sullamamos señorita de escena de su salida. Seguro, valiente, dijo de lo que por aquí en Híspano- América la frase qu es escollo de muchos tenores compañía y q u ede estimación Así la llaman, con acierto tal que el implacable paraíso le conoció sirvienta el general Castro an la casa coreó con un ¡bravo! de D. Felipe Atocha, colombiano- -como Y á los aplausos dedicados á Scampini ella- -respetabilísimo y acaudalado, que visiguieron los consagrados á Cigada, el barí- vía en Cúcuta (Colombia) y luego en el Tátono de deliciosa voz, que hizo el mejor chira y Maracaibo. Y aquella modestísima sumo sacerdote que ha pisado el Real hace señorita de compañías de la venerable semuchos años. Y á estas palmas siguieron ñora doña Felicia de Gallegos Arocha lolas tributadas á la Parsi, la Dalila, hermosí- gró cautivar al que, andando el tiempo, dema de figura y de voz, que como cantante y bía elevarla hasta la Presidencia de la Re como artista en la escena de la seducción pública. ¡Misterios del Destino, se mostró como siempre: inmejorable. En ausencia Nuevos aplausos y llamadas á escena al cho cargo de ladel general Castro se ha hePresidencia el primer vicefinal del acto. Se reproducen las ovaciones presidente, general Juan Vicente ómez, y en los dúos de la Parsi y de Cigada y de la aunque él, personalmente, es muy afecto á Parsi y Scampini en el segundo acto, y com- Castro, los gomistas, con señaladas excepcioparten los honores de la escena con Villa, nes, son enemigos del presidente en viaje, el pícoh maestro, que ha dirigido como un por lo que en Venezuela se cree muy dudoSansón. En el tercero, Scampini canta magistral- so el regreso del Restaurador de otro modo mente la canción del molino, y el público que no sea como simple ciudadano. vuelve á hacerle justicia, aplaudiéndole con entusiasmo. DIAJJ I a bacanal del último cuadro es también aplaudida, y como todo había de salir bien, KJl ABRID. Cierre: Interior contado, 4,45; salió como primera bailarina la señorita Fac- Amortizable, 101; ídem nuevo, 90,15; ciolli, bellísima, que convenció al respetable Banco de España, 441; Azucareras preferensenado. tes, 108,25; Cédulas 4 por IOO, 100,90; FranEl coro á canoa, excelentemente cantado. cos, 11,50; labras, 27,98 BOLSA DEL