Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 11 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 2. PAG. 8. LOS ALCOHOLES El nuevo reglamento para el cumplimiento de la ley de Alcoholes, firmado por S. M. consta de 17 capítulos. Los dos primeros apenas ofrecen variantes de interés, refiriéndose á las disposiciones de carácter general y á la importación. El 3.0 comprende las disposiciones generales aplicables á todas las fábricas de destilación de aguardientes y alcoholes neutros. 0 El 4. se contrae ai régimen de las fábricas de alcohol vínico, ya se hallen intervenidas directamente por los inspectores ó simplemente inspeccionadas. Conviene advertir, por el interés que encierra, que este capítulo presenta una variación esencialísinia con relación al anterior reglamento, variación que consiste en que las fábricas inspeccionadas deberán traba ar por días completos de veinticuatro horas, y en las liquidaciones se tendrán en cuenta los días de trabajo, la potencia productora del aparato y la riqueza alcohólica de las primeras materias empleadas en la destilación. Quedaián sujetos á este régimen los cosecheros que antes destilaban con franquicia; en adelante habrán de satisfacerla cuo a de 20 pesetas por hectolitro, cualquiera ¡me sea el destino de la producción. Se establece, además, en dicho capítu o que los cosecheros que no tengan aparato y deseen destilar los residuos de la vinificaeión para aprovechar el alcohol en el consumo propio de su casa, podrán hacerlo en los alambiques que los Ayuntamientos instalen para el servicio de los vecinos que se hallen en este caso, El capítulo 5.0 no ofrece apenas varia cioties sensibles y se refiere á las fábricas de alcohol industrial. En el 6. sucede lo propio. Trata de fábricas de rectificación de alcoholes. El 7.0 habla del alcohol desnaturalizado; pero se ha procurado incorporar al texto del mismo todas las disposiciones publicadas con posterioridad al reglamento antiguo. El 8. determina el régimen de la fabricación de aguardientes compuestos y licores, clasificando las fábricas en tres grupos, á saber: i. fábricas que producen aguardientes compuestos, destilando directamente las primeras materias; 2.0, fábricas que destilan aguardientes compuestos y producen á la vez alcoholes neutros; y 3.0, fábricas que elaboran aguardientes compuestos con alcohol recibido de otras fábricas. Las fábricas comprendidas en el primero y segundo grupo, quedan sujetas á uri régimen análogo al de la destilación de aguardientes neutros; pero las del tercer grupo están exentas de todas las formalidades, menos délas referentes á la contabilidad y balance trimestral. El capítulo g. es completamente nuevo y del mayor interés. Responde á una finalidad útil y práctica como es la de reglamentar la importación, producción y circulación de las esencias que generalmente se emplean en la preparación de aguardientes compuestos, con objeto de defender de la concurrencia ilícita á los fabricantes que paguen la patente, únicos que podrán recibirlas y emplearías. El io. se refiere á los almacenistas y detallistas. Como no tiene variaciones importantes no las consignamos. El capítulo 11 trata de la liquidación y pago de impuesto. La liquidación se practicará en forma análoga á la establecida hasta ahora para la cuota de fabricación; pero el pago habrán de hacerlo directamente los fabricantes en las Administraciones de la Renta, salvo en el caso de que el pago se haga en pagarés, que deberán realizarse en las capitales de provincias p i nuevo reglamento. I as patentes se paga; án en tin solo plazo cuando no excedan de 1.000 pesetas; pero las de clase superior se harán efectivas en cuatro plazos trimestrales. Las precintas se pagarán en el momento en que los fabricantes las reciban de la Administración, y su importe podrá consignarse también en pagarés. El capítulo 12 afecta á la exportación, reglamentándose por ahora la exportación de los vinos dulces, alcoholes neutros y desnaturalizados y aguardientes compuesios y lieores, que serán los únicos que darán derecho á la devolución del impuesto. En los vinos dulces se distinguen para los efectos del abono los que marquen hasta 8o del areómetro Baumé ó que tengan mayor graduación. Para hacerlos abonos en los que excedan de esta graduación será necesario obtener muestras, que serán analizadas en la Dirección del ramo. El 13 se refiere á la reglamentación de las devoluciones y de las cancelaciones, y el 14 á la circulación. En la circulación se exime del visado á los vendís que expidan los almacenistas. Los restantes capítulos, hasta el 17, se refieren á reglas de la administración. Eleva, además, el reglamento las disposiciones transitorias para determinar la forma en que han de satisfacer el impuesto los aguardientes y alcoholes de todas clases que existan en poder de los fabricantes, almacenistas, fábricas de aguardientes compuestos y licores y fábricas de vinos. El artículo adicional dispone que la modificación de los arbitrios municipales sobre las cuotas del Tesoro, fijadas en las tarifas del consumo personal de los alcoholes, no se aplicará en los casos en que tales arbitrios estuvieran arrendados hasta tanto terminen los contratos de arriendo. Cuando los Ayuntamientos celebren nuevos contratos de arriendo, será cuando se reducirán los arbitrios municipales á 20 pesetas por hectolitro, según determina el artículo i. de la ley. FIGURA DEL DÍA Irún y, ante todo, rodeó á sus padres de co modidades, complaciéndose en verlos tran quilos, contentos, felices, merced á su esfuerzo. El hizo el trust de I, a Papelera. Sus gestiones lograron unir voluntades y capitales, y la Sociedad por él constituida compró casi todas las fábricas de papel y fundó la actual Papelera Española. Ha sido diputado á Cortes por San Sebastián, es actualmente senador por Guipúzcoa; pero no es político. Acaso le repugna la política. I5 s vascongado, muy vascongado; tiene un diario importante en la capital de su provincia; pero, ¡nada! no siente la política Además, su trabajo incesante no le deja tiempo para consagrársele á los falsos dioses. Tal es, á grandes rasgos trazada, la silueta de este hombre, á quien hoy Madrid entero aplaude agradecido. -C, tentísimos de saber que, por Jin, se hará la Gran Vía. Picavea es irundarra. Su padre fue juez municipal de Irún. Como por aquella tierra vascongada se rinde culto á la laboriosidad, Picavea padre envió á su hijo á Bilbao para que se hiciese hombre, habituándose al trabajo en aquella ribera del Nervíón, donde ya no caben las fábricas. En una de ellas, de hoja de lata, le conocimos hacia el año 90. Era entonces un empleado de las oficinas, en las que había conquistado preeminente puesto por sus propios méritos. Por eierto que un periodista que visitó la fábrica tuvo por cicerone á Picavea. De los conocimientos que éste reveló en sus explicaciones dedujo que aquél era el ingeniero del establecimiento, y así lo consignó en un artículo descriptivo de aquel centro productor. Cuando el aludido le leyé, apresuróse á rectificar por telégrafo con ingenua y plausible modestia, diciendo: Conste que no soy ingeniero; que soy un empleado. Aquel artículo, en el que se le hacía justicia, le halló recortado Picayea dentro del escapulario de su madre el día que esta santa mujer murió. -Ya Picavea se había metido para entonces, por su propia iniciativa, en negocios de minas. El primero le logró en Santander con tanto acierto y fortuna, que desde aquel rnoniento pudo considerarse rico. Volvió á DON RAFAEL P 1 CAVEA es D. Rafael PicaveaFj- -preguntarán Quiénestas horas muchos madrileños, coná J a muerto un hombre cuya- memoriabea l decirán millares y millares de fami lias desvalidas, que á su cristiana solicitud é inagotable caridad debieron ayuda y socorro en sus miserias; al que seguirán bendiciendo otras muchas, deudoras, en lo porvenir, de igual beneficio á la hermosa institución creada por el amor á sus semejantes y la energía del Rdo. P. D. Salvador Font, de la Orden de San Agustín, que ayer fue enterrado en el cementerio de la Almudena. Nuestros lectores que algunas veces han leído, en las columnas de A B C, trabajos del docto sacerdote, habrán podido apreciar sus dotes de escritor, de hombre culto, de polemista de empuje; pero con ser en este aspecto su personalidad altamente estimable, coa ser en otros varios digna la vida del P. Font de recuerdo y elogio, lo que más brilla en ella al extinguirse es la caridad; la huella más profunda que de su paso por el mundo deja es la fundación de los Talleres de Santa Rita, harto conocidos de los menesterosos madrileños, pero no tanto de los que no lo son, A quienes ignoren 10 que esos talleres son, vamos á decirles dos palabras de ellos. Fórmanlos asociaciones de señoras y señoritas q u e reuniéndose periódicamente para trabajar, y llevándose labor á sus catelas adquiridas con fondos proporcionados por suscripción mensual, recaudados entre aquellas obreras voluntarias y entre personas que sólo contribuyen con dinero, pero no con trabajo. Concurren á estos talleres, y en ellos se confunden, damas de la alta sociedad con las más modestas de la clase media, unidas todas por deseo de hacer bien. Cuando se tiene terminada una regular cantidad de ropas, repártenlas los talleres entre los pobres residentes en determinados barrios, á cada uno asignados. Poco más de seis años lleva de existencia la Sociedad, durante los cuales se han fundado diez y nueve talleres en Madrid, y, comenzando á difundirse por España la benéfica obra, habíanse establecido ya, en fin de 1907, otros once en Granada, Iluelva, Cuenca, Llanes y Puente la Reina. Los resultados prácticos de esa obra fueron hasta aquella fecha los siguiente Familias socorridas, 18.700. Prendas repartidas, 71.547; Importe de ellas, 142.300 pesetas. Sólo en los aílos de 1906 y 1907 el valor de lo repartido alcanzó á 60.000 pesetas, lo cual da un promedio anual de 50.000, que va creciendo con la creación de nuevos talleres. Esta es la obra á que ha dedicado durante los últimos años de su vida todas sus energías el P. Font. sas, cortan y cosen wpas para los J obres con EL PADRE DE LOS POBRES