Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 5 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN a. PAG. 9 l, A SALUD DEL PAPA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ROMA, 4 IO N PASATIEMPOS ¡QUE ERUDITO! Un visitador de escuelas entra, en una de cierta insignificante población. El recién llegado saluda al maestro con la consabida frase: ¿Cómo va? Y el pedagogo, queriendo mostrarse docto y erudito ante su superior, contesta con énfasis: -Regular, como decía Platón. JEROGLIFICO, POR NOV? JARQUE EL TÚNEL DE CANFRÁNC ron TELÉORAFO C u Santidad continúa mejorando y ya se encuentra casi restablecido. I os médicos, sin embargo, y quizá por lo crudo de la temperatura, no le han permitido hoy abandonar el lecho. k Dentro de pocos días reanudará el PontlBce las audiencias privadas. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PARÍS, 4 1 1 N. EL PROCESO STEINHEL POR TELÉGRAFO- Monsieur Symiau, subsecretario de Bs tado, Correos y Telégrafos, ha salido en el sudexpreso con dirección á Canfranc, para representar al Gobierno de Francia en el acto de la inauguración del túnel transpirenaico p l representante de Francia. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR CANARIAS PCR C ELE El proceso Steinhel sigue estacionado, por lo menos en lo que se refiere á la publicación de noticias sensacionales. I os periódicos, en su deseo de mantener la tensión del público, se concretan á referir alguno que otro nuevo detalle del interrogatorio y publicar interviús de sus repprters con los amigos íntimos de Mad. Steinhel, que si áan amenidad al asunto, en el fondo no aportan ni un solo dato para el esclarecimiento del crimen. Algunos afirman, y esto es quizá lo mas interesante, que al juez- Mr. André le causó bastante impresión el tono de energía, y al parecer de sinceridad, con que Mad. Steinhel protestó de su inocencia. Antes de que me preguntéis nada, -antes áe que discutáis la espantosa acusación que sobre mí pesa- -parece que exclamó, -tenLa solución, mañana go que deciros, señor juez, que protesto con todas mis fuerzas de la actitud que conmigo ha adoptado la justicia. Es horroroso lo Solución á la sección anteríói: que conmigo se hace. Con toda la energía L- AMAD- REY- EL NIÑO que me queda protesto contra esa iniquidad, y juro ante vos, juro ante mis aboga La madre y elniftv? dos y quisiera jurar ante el mundo entero que soy inocente. El juez ordenó al actuario Mr. Luion que Mciese constar esta protesta como cabeza se veía claramente que estaba aguardando á alguien. En la mano derecha tenía un padel interrogatorio. raguas- -empezaba á llover- -y en la otra un 1 os vasos rotos. cigarro. Se recordará que el juez. Mi. André, De pronto un Joven, vestido con un gaordenó hace unos días que fueran enviados bán corto, salió del callejón Rousin y se para su análisis al laboratorio de Toxico- dirigió directamente á él, al parecer con inlogia del doctor Ogier los vasos que se en- tención de hablarle; peí o el hnnibre del pacontraron el día del crimen á la cabecera del lecho del pintor Steinhel y de madaine raguas le hizo bruscamente una seña y volJapy, y que se conservaban en el Gabinete vió luego la C 3 ra como distraído. basianMadame Monteils subió á su asa antropométrico. te intrigada, y, una vez aniba, miró por el I a orden no ha podido ser cumplida por que los dos hombres la sencillísima razón de que el ordenanza á balcón. Entonces vioy hablaban animadase hablan reunido quien se le encargó el servicio ha tenido la mente en voz baja. Sin embargo, creyendo desgracia de dejarlos caer en el camino. I,o s que se trataría de una aventura vulgar, no dos vasos se hicieron trizas. Mr. Ogier ha tenido, pues, que concretar- dio al hecho más importancia y se acostó se á analizar el restó del coñac, que se con- tranquilamente. serva en una botella y que sirvió para la confección del grog. Por lo que se refiere al examen de las visceras, el doctor Balthazar no ha regresado aún de Beaucourt, adonde fue á practicar la autopsia del cadáver de Mad. Japy. V ÍSUI. S 1 KO SfiRVICJO PARTÍCULA, r y r o testigo. PABÍ 3, J, J T Ha comparecido espontáneamente ante el juez un nuevo testigo, una mujer que vi- pista mañana recibió el ministro de Marivía cuando se cometió el crimen en la calle na al almirante Germluet, ordenándole de Vangirard, precisamente en frente de que se presentara ante el jefe del Gobierno. Monsieur Clemenceau manifestó al almif impasse Rousin, Madame Monteils, que asi se llama, ha rante la profunda consideración que como declarado que aquella noche, al ir á entrar marino le merece; pero que, á pesar de ello, en su casa, próximamente á la una de la había cometido una grave falta de disciplimadrugada, vio parado en la esquina del na dejándose interviuvar y hacer revelaciocallejón de l Enfant- Jesús, á pocos metros nes acerca de la catástrofe del Conde y de del callejón Rousin, á un hombre de media- otros asuntos relacionados con la Malina. Se supone que tanto Clemenceau como na estatura y aspecto robusto y vestido elePicard propondrán tm severo castigo para gantemente. Por los signos de impaciencia que hacía el almirante Germinet. 1 odo ¡gual. punís 4, 1 T. NUESTRO SERVICIO PARTICULAR TEf. cmrr, S e ier uncia á los Tufaanales. El Ayuntamiento lia entregado á! ns Tribunales una denuncia contra los periódicos El Tiempo y El País, por calumnia. D 1 a Sección de la Audiencia. ¿a noticia áel establecimiento en esta capital de una Sección de la Audiencia ha producido muy bue: i efecto, aunque se la menta que dicija Sección sólo deba entena der en los asuntos de lo criminal. I a langosta. Nuevamente se presentan bandss de langosta que llenan de pánico á los agricultores, pues temen que los huertos y plantíos se vean invadidos en seguida de esta plaga por la facilidad de su propagación. CONFLICTOS EN ORIENTE pon T i i. cnAro DE NUfcSFRO SERVICIO PARTiCUL 4 R KOMA, 4, o ni. CASTIGADO POR HABLAR TVscurso de Titloni. Eu la sesión celebrada ho 3 v por la Cá mará, de diputados continuó discutiéndose la proposición presentada por el Sr. Fusi nato sobre política exterior. El ministro Sr. Tittoni manifestó que la discusión actual no puede perjudicar de ningún modo los intereses de Italia, la cual podrá presentarse en la prój- ima Conferen cia internacional con iqual libertad de acción que las demás potencias que en aquélla van á tomar parte. Refiriéndose á los incidentes ocurridos en la Universidad de Viena, ei Sr. Tittoni, después de lamentarse de ello, dice que á su tiempo entabló negociaciones con Austria, encontrando la mejor acogida eu aquel Gobierno, que le prometió tomar determina- 1 das medidas, que han de someterse á la aprobación del Parlamento austriaco, obliv gando esta promesa á esperar con tranquilidad. -L, a Cámara apiueba con entusiasmo estas manifestaciones. j Continúa el ministro diciendo que los te cientes acontecimientos no deben cambial? la actitud de Itaíia para con sus aliados. Pero que estando la nación italiana consi- í derada corno un elemento prerioso para el equilibrio europeo, estima que es preciso fomentar los elementos armados, permaneciendo en actitud pacífica. Hablando déla cuestión de los Tialkaues, dice que Austria, con la anexión de la Bosnia y Herzegovina ha creado una situación muy difícil, que es objeto J e gran preocupación en los Círculos políticos. Reconoce que es necesario llegar á una Conferencia, y declara que en ella mantendrá Italia ios derechos de u nacionalidad paia qu- prevalezca el staln guo.