Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 2 DE DICIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. i3. AYER Y queel Alquitrán HOY No hay quien ignore hoy TRIBUNALES OiTRA VEZ EL BAULERO es el remedio por excelencia para curar las bronquitis, los catarros y los resfriados sntiguos descuidados; pero en otro tiempo, cuando todavía no había sido descubierto el Alquitrán Gujot, era sumamente difícil de tomar á causa de su insolubilidad en el agua. En cambio, hoy, nada más íé cil, gracias al sabio farmacéutico de París Mr. Guyot, que curarse los catarros y bronquitis, por inveterados que sean, pues basta mezclar una cucharadita de laa de café de Alquitrán Guyot con cada vaso del líquido que se beba á las comidas para obtener en poco tiempo dicho resultado. Se puede llegar asimismo á dominar y aun á curar la tisis, por declarada que esté. De venta en todas las farmacias. ADVERTENCIA. -Si os quieren vender tal ú cual producto en lugar del Alquitrán Guyot, DESCOMÍA! DE LA OFERTA: ES INTERESADA. Lo mejor en tales casos es exigir terminantemente el Verdadero Alquitrán Guyot, suya etiqueta, si es el legítimo, deberá llevar, además del nombre Guyot en letras grandes, la firma también de Guyot oblicuamente y en tres colores: violeta, verde y rojo; é igualmente las señas del Laboratorio: Casa L. Frere, 19, rué Jacob, París. Este tratamiento viene á costar DIEZ CÉNTIMOS AL DÍA, y... cura. Precio del frasco para el público en toda España, pesetas 2,50. De venta en todas las farmacias y droguerías. Los días 15,16 y 17 del mes de Junio último se celebró la vista de la causa seguida contra Mariano Revuelta por muerte de Andrés Curros. El Jurado declaró inculpable al Baulero; pero el fiscal solicitó la revisión de la causa por otro Jurado v la Sala accedió á esta pretensión. Señalado nuevamente el juicio para los dias 1, 2 y 3 de Diciembre, ayer tarde compareció otra vez Revuelta ante el Tribunal populep l hecho de autos. Aun cuando no se habrá bom- xio de la memoria de los lectores, recordaremos de un modo sucinto que el crimen que originó la causa que ahora ha comenzado á verse en la Sección primera se cometió en la calle de Mesoneros Romanos en la madrugada del 12 de Mayo de 1907. Andrés Curros y su amigo Federico Hierro subían á eso de las tres y media por la vía mencionada discutiendo amistosamente una cuestión de dinero. Poco antes de llegar á la calle de la Abada acercóse á ellos un desconocido, al parecer algo embriagado, y se mezcló en ía conversación, pronunciando algunas frases soeces á las que Curros quiso contestar, reconviniéndole por su atrevimiento. Hierro no hizo caso y siguió andando; pero al volverse para aconsejar á su compañero que no replicara tampoeo al que los había interrumpido, vio que Curros recibía un golpe en la parte superior del brazo izEdición completa, elegantes cubiertas- cromo, quierdo, y que pocos momentos después caía al suelo. Demandó socorro Federico, y á sus voces Tonio de muestra 20 cents. quiosco de acudieron el sereno y una pareja de Orden LA NOYELA DE AHORA, Alcalá, 31, Madrid. público, quienes procedieron á la detención del agresor, que resultó ser Mariano Reabanicos, sombrillas, bastones. vuelta, conocido por el Baulero, por dedicarM ¿a Diego, Puerta Sol, 13 se á este oficio desde su niñez. tostados diadamente. GhoMn el suelo, al lado del herido, encontrácolates y Tés superiores. ronse dos navajas, una de ellas con man 3O J. DIEZ Y OIEZ, BARQUILLO, S chas de sangre. 1 Cuaderno 10 de La Comedia Semanal Curros falleció al ser conducido á la Casa publica el célebre drama de Calderón LA VIDA de Socorro. ES SUEÑO. 25 céntimos en librerías y puestos de 1 a segunda vista, periódicos. Celébrase también en la Sección primera, que preside, como ya hemos dicho, el Sr. Rubio. La acusación pública se halla á cargo del doler de cabeza y neuralgias se calman en el abogado fiscal Sr. Pérez Martín, y la defeniieto con VALJEROLINA MONREAL, más eficaz sa, encomendada, como en el juicio anterior, fue la antipirína, é inofensiva. Farmacias. al Sr. Ortiz. El procesado niega en absoluto el crimen que se le imputa, si bien reconoce que encontró la noche de autos á Curros y á HieAyer cumplimentaron á la Reina doña rro, dirigiéndoles algunas palabras sin ániCristina las marquesas de Squilache y de mo de molestarles. Interrogado acerca de esto por el riscal, Villanueva y Geltrú, y á la Reina doña Victoria, la duquesa de T Serclaes, los marque- añade que al oír que ambos sujetos hablases de Aguiar, la marquesa viuda de Arco ban de 40 duros, dijo: Más valía que esos Hermoso, condesas de Peña Ramiro, Villa- 40 duros me los dieran á mí Esto debió disgustar á uno de los dos rriezo y Vía Manuel, el general Luque y su señora ye aeneral, ayudante del Rey, señor desconocidos, porque se dirigió á mi con propósito de agredirme. Boado. A otras Remas pasearon, por la tarde, por la Ministeriopreguntas del representante del usaba Casa de Campo, y después fueron á tomar el navaja; que público contesta que no noche no estaba embriagado ié al palacio de la infanta doña Isabel, don- en que fue detenido porque es muy la en parco de dieron un concierto íntimo los notables artistas señores Sehnabel, que han actuado la bebida, y, por último, que huyó de Cues enemigo días pasados entre los socios de la Filarmó- rros al verle caer, porque no le afectan. de meterse en cuestiones que nica. Fiscal. ¿Pero usted no sabe quién hirió Hoy, á las doce, se celebraré en la iglesia á Andrés Curros? Procesado. -No, señor; no lo sé. pontificia de San Justo un Tedeum para soEsta declaración no difiere de las que lemnizar el sexagésimo aniversario de la elevación al Trono del Emperador Francis- prestó en el juicio anterior y en el sumario. co José en Austria. I os peritos médicos. Asistirá al acto la Seal familia. Los forenses que practicaron la autopEl día de la Concepción habrá capilla pú- sia del cadáver de Curros dicen que presenblica en el regio alcázar. taba una herida inciso- punzante en Ja par- R O C H E POR P. 00 TERRAIL 30 TOMOS, SEIS PTÁS. E l ESPAÑA CAFES JAQUECAS DE PALACIO te superior del brazo izquierdo. La herida penetraba en la axila y era mortal de necesidad. A preguntas del fiscal, dicen los médico que dicha lesión se infirió de izquierda á derecha, hallándose de frente y en un mismo plano víetíma y agresor. Fiscal. ¿Creen los señores peritos que k herida pudiera causársela el propio Curros al sujetarle el brazo Mariano Revuelta, quizá para evitar un golpe que aquél le dirigiera? Forense. -No lo creemos, porque la heri da estaba muy alta para que eso ocurriera. El defensor dirige á los médicos algunas preguntas encaminadas á esclarecer este importante extremo, y obtiene la misma contestación. Es decir, que los médieos opinan que la herida no se la pudo producir Andrés Curros ni voluntariamente ni en un movimiento obligado por Revuelta. Uno de los señores jurados pregunta lt mismo á los forenses, y éstos declaran en definitiva que tal suposición es casi inadmisible, porque, si no imposible, es muy difícil que ocurriera lo que cree la defensa. continuación son interrogados acerca de la profundidad de la herida, y dicen que respecto á esto lo que más interesa es saber si traspasó la eapa muscular, que tiene en la región lesionada unos tres ó cuatro centímetros Defensor. -Es que el certificado de la Casa de Socorro asegura que la herida es más profunda, puesto que tiene unos ocho centímetros... Forense. -Los médicos de la Casa de Socorro dicen siempre la profundad aproximada, pues no tienen para qué medirla en los casos en que, como éste, ha fallecido la víctima. Defensor. ¿Entonces no se puede hacei caso de esos certificados? Forense. -No, no, no; nosotros no decimos esto; pero como médicos que hemos sido de Casas de Socorro, aseguramos que cuando se trata de un cadáver, la herida no se mide exactamente, pues esto nos está reservado á los forenses. Defensor. -Para que la navaja penetre et la región axilar, ¿es necesario que el agredido se halle con el brazo levantado? Forense. -No, porque el arma puede penetrar por la pared anterior, por la posterior y por la superior; puede, pues, inferirse la herida hallándose la víctima con el brazo en posición normal. 1 os testigos. Terminada la prueoa pc iui cowpa recen varios testigos, de los cuales merecen especial mención Federico Hierro, la francesa Emilia Bertholdi y Dolores González, El primero refirió que iba por la calle de Mesonero Romanos en unión de su desdichado amigo Curros, cuando un desconocido intervino en la conversación que sostenían, intercalando algunas frases que molestaron á Andrés. Vio después que éste se dirigía al que resultó más tarde ser Mariano Revuelta; que ambos levantaron los brazos, y que Curros recibió un golpe que el declarante creyó un puñetazo. Fiscal. ¿Usted vio al Baulero con la na vaja en la mano? Testigo. -Sí, señor estaba parado en la esquina y empuñaba un arma. A mí, sin embargo, no me dijo nada. Lo manifiesto así en favor del procesado y porque ésta es la verdad. Agrega que iba siempre con Curros, 1 quien le unía una amistad fraternal, y que la noche de autos discutían una cuestión de dinero, pero en forma amistosa. Dice que poco antes de la celebración del juicio, en el mes de Juniq, recibió una cart de Emilia Bertholdi, en la que le daba una cita, supone que para hablarle de la vista del proceso.