Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 29 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i.8 PAG. 12. Portillo. Eduvlgises la mujer de Juan. Cuenta cuaEL CRIMEN Esta renta años y se halla gravemente enferma de haberla reDE ANOCHE á consecuencia traqueotomía. practicado con. cientemente la Hablaba e l primee aviso. Se recibió en el Juzgado de guardia. Lo dio la Comisaría de Palacio, participando que en la calle del Marqués de Urquijo, ssquina á la de Ferraz, había sido muerto violentamente na hombre. A las diez se personó el Juzgado en el sitio de la ocurrencia y ordenó el levantamiento del cadáver de un hombre, que estaba tendido en la acera, á la puerta de una Carnicería, sobre un gran charco de sangre. Cumplida esta diligencia, que precedió á íína detenida inspección ocular del sitio en qrte ocurrió el suceso, el Juzgado se retiró á la Casa de Canónigos, habiendo tomado sobre el terreno cuantos datos pudo adquirir sobre el particular que, por cierto, fueron muy escasos, EXpendanf no ha tenido, sin embargo, mismo resultado satisfactorio, y es lástima, porque aligerando la obra y hechos con más calma dos de sus cuadros, animados y graciosos, aun puede ganarse lo perdido en la primera batalla. ¿Quedamos en ello, amigos Larra y Fernández de la Puente? -F. P R I N C I P E ALFONSO Si r suma dificultad, y aunque nada puntualizó, de su declaración pareee deducirse que uno de los individuos que iban en compañía de su marido le había dado una bofetada. Lógicamente pensando, puede deducirse que este hecho haya sido la causa determinante del suceso. los primates 1111 testigo. A las ocho y media de la noche se retiraba á su domilicio el capitán del regimiento de León D. Jacinto Jaquetot. Ea la calle del Marqués de Urquijo, esquina á la de Ferraz, discutían acaloradaimente varios hombres, entre los cuales se liallaba una mujer. El que más- recio hablaba y el que, según parece, llevaba el peso de la discusión, era un hombre que representaba de treinta y cinco á cuarenta años, de ¡elevada estatura y vestido con un traje de pana. El Sr. Jaquetot permaneció unos miautos en la puerta de su domicilio, y viendo que aunque la discusión continuaba no parecía degenera- r en riña, entró en su casa. A los pocos momentos oyó gritos pidiendo auxilio, y precipitadamente salió ala calle, dirigiéndose al sitio de donde partían las voces, J Vio que un hombre, con pasos vacilantes, se dirigía á la carnicería, en cuya puerta cayó al suelo, quedando inmóvil. ¡T- Próximo á este sitio había un hombre, vestido con traje de pana, que sostenía en sus brazos á lina mujer, al parecer accidentada, Cuando el del traje de pana vio al capi tán, comenzó á gritar: ¡Señor capitán auxilio, que mí mujer está herida! El Sr. Jaquetot, instintivamente, se dirigió á dicho individuo, al que intimó á rendición, y el que se entregó sin- oponer resistencia alguna. El referido capitán le registró, sin encon trarle arma alguna. I a navaja, Cuando el capitán ya se había apode; ado del individuo se presentó una pareja üe guardias de Seguridad, la cual se hizo cargo del detenido, procediendo á cachearlo de nuevo. Cuando practicaban los agentes ¡esta operación, se fijaron en que á los pies del detenido había una navaja de las llamadas de Albacete, tinta en sangre y de 27, centímetros de longitud. Preguntado por los guardias si aquella navaja era de su propiedad, contestó negativamente, K 1 supuesto agresor. A 9 Se llama Juan San Tirso Cuervo, y es Carpintero. Actualmente trabajaba en las obras de la Compañía del Norte. Una vez que fue detenido por el capitán Jaquetot, éste le llevó al sitio en que se hallaba el cadáver, y preguntado si sabía quién era, contestó resueltamente que no. 1 Juan San Tirso, ni á la vista del cadáver ni ante las autoridades, ni durante el minucioso interrogatorio á que fue sometido, perúiá un lostaate su imperturbable sangre iría. de la inteligencia persisten en presentar obras escénicas de corte del poema de Rusiñol Cigarras y hormi gas, estrenado anoche en este coliseo, justo J os que discutían. los favorecidos serán: De las declaraciones prestadas por Juan es consignar queBaudilio; en Castilla, en Barcelona, San y su mujer no ha podido deducirse quiénes bancliel, y en Andalucía, Miraflores. Caraeran los individuos que intervinieron en la Vivir en pura idealidad es sencillamente cuestión, ni tampoco ha podido ponerse en hermoso. Pero ¡quién puede despojarse poi claro quién es el muerto. de No obstante, nuestras averiguaciones nos completo de la prosa, de la terrible prosa en más cuando, permiten asegurar que entre los que acom- la vida! muchoprosaico es el envueltohay si trabajo, pañaban á Juan uno se llamaba José y otro lo prosaico, principio ideal. Pedro Sancho, á los cuales busca la Policía, siempre un pues desaparecieron dei lugar del crimen en enLa más hermosa de las rimas repercute Fuen tesaúco. cuanto vieron que el herido caía en tierra. El público recibió la obra con cariño, se idealizó pasadas las primeras escenas, de 1 1 muerto. sabor extraño, de cosa inesperada, y llamó No ha sido posible llegar á su identi- al proscenio al autor, que saiió á recibir los ficación. Encerrado ett sus negativas Juan aplausos, San Tirso, como asimismo su mujer, no ha La versión castellana, del Sr. Martínea habido medio de averiguar su nombre. En Sierra, excelente. el lugar del suceso alguien dijo que se llaLos actores maba José, pero del apellido nada consegui- exceptúa al Sr, estuvieron algo ideales, si se Porredón. -A mos averiguar. E Socorro procedió al reconocimiento del cadáver, al que observó una herida que le había seccionado la arteria femoral izquierda, qus le produjo la muerte casi instantáneamente. uan se lava. En el calabozo de la Comisaría, Juan, cuyas manos estaban manchadas de sangre, se lavó las majos con agua que pidió para beber, A 1 Juzgado. r A la una de esta madrugada fue conducido el detenido al Juzgado de guardia. eclaraciones. El capitán Sr. Jaquetot compareció ante el juez de guardia é hizo las manifestaciones que hemos consignado anteriormente. Después fue llamada la mujer de Juan, que nada nuevo añadió á ¡o dicho en la Comisaría. El juez de guardia dispuso que Eduvigis fuera conducida é incomunicada á la cárcel de su sexo, y á las tres de la madrugada fue cumplida la orden, del cadáver. R econocimientode guardia de la Casa de El médico I A GLORIOSA Con buen éxito, se ha a- estrenado en el teatro Cómico de Barcelona una zarzuela así titulada, libro de los Sres. Candela (L. Boet y Cambronero, música del maestro Lapuerta. SUCESOS I OS AUTOMÓVILES Al intentar cruzat el paseo de la Castellana; Hilario Colmenarejo y Avila, de cincuenta años, de profesión industrial, y con domicilio en Colmenar Viejo, un automóvil, que, faltando á las disposiciones dictadas, marchaba por el paseo á una exage rada velocidad, le arrolló, produciéndole diferentes heridas y contusiones en ía cabeza y brazo izquierdo. En el misino auto, que es propiedad de la Sociedad anónima Madrid Automóvil, fue transportado el herido á la Casa de Socorro de Chamberí, donde los médicos de guar. dia, después de prestarle asistencia, certifi carón de grave su estado Ladislao Segura, conductor del mencionado automóvil, quedó detenido- en el Juzhado de guardia. INTENTO DE SUICIDIO I s a b e l Rodri J- -guez, de cuarenta y cinco años, fue ayer mañana detenida por los guardias de Seguridad de ser vicio en el Viaducto, en el momento de subirse á la barandilla con intención de arrojarse á la calle de Segoyia. Conducida á la Comisaría, manifestó que disgustos de familia fueron las causas que la obligaron á adoptar tal resolución. J D NOTAS TEATRALES en la sección vennouth de ayer cuatro graciosas inglesitas que danzan y cantan con esa admirable uniformidad característica de todos los números ingleses. Sin ser una cosa extraordinaria, el cuarteto constituye un pasatiempo de buen fusto, y en conjunto resulta muy agraable. En la bróxima seinanp se estrenará la revista ABC, que será puesta en escena con lujo inusitado de decoraciones y vestuario. ZARZUELA, THB FOUR Con buen éxito hicieron su IMPERIAL GIRLS presentación Con éxito no y iisonjero para sus p i autores, se estrenó anoche esta f t í fantasía, inspirada, sin duda, en el buen éxito que la zarSurtidores de agua. Üreña. Pritn, 1. zuela veraniega Su majestad el botijo alcanzó 7- Preciadogj 20. La Funeraria, Teléfono 225+ en ía pasada estación, canicular. GRAN TEATRO. SU ALTEZA EL BRASERO mu IM os dicen de Sevilla que ha merecido allf i TM grandes elogios la disertación que en las sesiones de la Semana Social hizo la distinguida escritora y propagau dista católica doña María de Echarri. Todos los prelados que á la sazón se hallaban en aquella capítal asistieron al acto y felicitaron á la señora Echarri por su notable conferencia, que fue tan sólida de fondo como elocuente de forma. NOTICIAS