Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 29 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i, PAG. 4 el rincón oculto donde Michel se había re- ei efecto éste cayó como lo que era, como una bomba, y los aplausos de la sala, unáfugiado, y la Policía le prende. Cuantío la noticia llega á oídos de los nimes, premiáronla complicada mise en scene. obreros, éstos se indignan y tratan de ave- Maurice Bernhardt, el hijo de la trágica inriguar quién ha sido el traidor que le ha de- signe, ha demostrado que puede dirigir un nunciado. Brener, naturalmente, para no des- teatro y que es capaz de montar una obra pertar sospechas, hace creer á los camara- como Dios manda. Su mamá le puede dejar ya solo... chs que el denunciante ha sido Simón. Y al presentarse Simón aquella noche en el cabaret donde los obreros se reúnen, ad- Oimón se asombra de que los días pasen y vierte que ninguno de sus compañeros le su patrón no le denuncie á la Policía. tiende la mano; luego ve que todos ellos, Y, sin embargo, el tirano Apraxine no se ha uno por uno, se marchan del estableci- modificado y sigue siendo tan feroz, tan miento con fútiles pretextos, y al cabo de sanguinario como siempre. ¿Por qué, pues, un rato se encuentra solo... Queda unos ins- su magnanimidad hacia el marido de Sonia? tantes pensativo... De pronto, observa que en la sala entran unos personajes descono- enDe sospecha en sospecha, de deducción deducción, Simón llega á adquirir el concidos, misteriosos, que le rodean... Son los de irremediable ha miembros del oculto tribunal revoluciona- vencimientosolas que algomujer interroga á á rio, que vienen á pedirle cuenta de la vida pasado, yestrecha con su la de Michel, y mientras el pobre Simón j ura Sonia, implora... Yá preguntas, suplica, amenaza, Sonia le confiesa la very perjura que él no ha descubierto el refu- dad... Para salvarle no tuvo más remedio gio de su amigo, el espía Brener declara que entregarse al patrón, pues de otro modo ante el tribunal que sólo quien le tenía el pobre Simón estaría ya camino de Siberia. oculto pudo denunciarle á la Policía. Este Simón? ¿Cómo se vengará? testimonio es concluyente, y el tribunal re- os ¿Qué hará que es un hombre formal, Ya he un volucionario se dispone á castigar á Simón obrerodicho concienzudo, que huye de los líos y con todo rigor... Hasta ahora, en el drama las conspiraciones. ¡Ah! Pero ahora cambia vemos al traidor que triunfa. de pensar, y con un ardor inconPero no habíamos contado con nuestro de manera alista en las sociedades terroriscebible se amigo el aburrido multimillonario Jeretny. en apóstol de los oprimiA éste, en el preciso momento, le da la neu- tas, se convierte masas, y cuando un día ve arenga á lastenia por cambiar de opinión, porque ya dos, el terrenolas bien preparado, provoca está se ha cansado de jugar á los policías, y aho- que sublevación contra Apraxine, el odiado ra tiene deseos de entretenerse haciendo el una patrón; Jos obreros asaltan papel de terrorista, que resulta más ameno. trozan todo, incendian y la fábrica, lo desY, en efecto, Jereniy pone las cosas en su llega hasta la habitación asesinan. Simón de Apraxine, y punto, salva á Simón y desenmascara á allí, sobre la escena, con sus propias manos Brener. El tribunal revolucionario condena le arranca la vida... allí mismo al espía con más rapidez que en un consejo de guerra, porque estos terroristas arreglan sus cosas con una sencillez que os Queque parece el melodrama? Porque, aunasombra. sus autores le llaman drama, es Jereniy los dice que Brener no se na limi- un meb con todas las de la ley. Tiene su sitado sólo á denunciar á Michel, sino que, tuación espeluznante, su intriga amorosa, sabiendo que el tribunal revolucionario se su traidor odiado por la galería y su graiba á reunir en el cabaret para juzgar á Si- cioso alegre y chirigotero. I a acción, igual món, avisó á la Policía, la cual llegará de puede desarrollarse en Rusia que en el tm momento á otro y cogerá á todos en el Congo; pero ahora nos ha dado aquí por las garlito. cosas rusas, sin duda porque, como estamos IjOS terroristas, entonces, deliberan... Cie- en invierno. son de. más abrigo. rran las puertas del establecimiento, cogen á Brener y le tienden sobre una mesa, atánJOSÉ ÍUAN CADENAS dole fuertemente. Después colocan una bomParís- Noviembre. ba de dinamita junto á la puerta, de maneta que cuando la Policía llegue y quiera entrar estalle al menor contacto con el explosivo. Y así pieparada la situación los te- NUESTROS G R A B A U O S iroristas se alejan por un subterráneo secreto. e l entierro del ministro del Japón. Imaginad el momento... I a bomba humea Como hemos dicho en nuestra inforcon su mecha encendida; Brener forcejea mación telegráfica, anteayer se verificó en por desasirse, y cuando oye los pasos de la San Sebastián el entierro del ministro plePolicía grita, vocifera, quiere avisarles, á nipotenciario del Japón en España. fin de que no empujen la puerta para evitar El cadáver quedó depositado en la sala el contacto y la catástrofe. ¡Caray! Es una de autopsias del cementerio de Polloe, por situación que pone los pelos de punta, y es- acuerdo de la viuda, hasta que á la llegada tábamos en las butacas sin respirar apenas, de un pariente á quien esperaba de Inglacon el alma en un hilo, oyendo á aquel hom- terra se resolviera si había de trasladársele bre, que rugíascomo un condenado... Pero la á París, para su cremación, ó si había de Policía no oía nada... L, a sentimos llegar, serlo al Japón. dar unos golpecitos primero, ordenar abrir imperiosamente después... lluego oímos el 1 a Bula. golpe seco de un culatazo dado en la puer- Ayer tarde se verificó la ceremonia ta, y á continuación otro, 3 otros muchos de la más tarde... I as puertas comenzaron á mo- preliminar de la publicación plaza Bula, dánen la de Armas verse, á ceder ante el empuje, y de repente dose el primer pregón balcón principal del de Palacio, frente al la explosión se produce formidable, la de- Alcázar. coración se hace trizas, Brener vuela por el Hoy, las diez de la mañana, saldrá de la aire, y en medio de una humareda imponen- catedraláde la Almudena la comitiva encarte y entre ayes y gritos de dolor y espanto gada de la publicación con el mismo cerecae el telón y termina el tercer acto. I,o s espectadores nos miramos angustia- monial de todos los años. dos; teníamos el terror pintado en los semblantes, la garganta seca; á las señoras se jp i eniiien de 41 Pittl. les pusieron de punta los postizos. ¡Dios I a detallada información que hace días venimos insertando acerca del misterioso mío! ¡Qué momento de angustia! Hasta entonces, ei óv 1 p a oora estuvo crimen de El Piul nos releva de entrar- en dudosa, pcio j a couipicuutiiau ustedes que pormenores del asunto en este sitio. SOBRE EL SUFRAGIO C u UNIVERSALIDAD ¿Es cierto que los conservadores son unos solapados galopines, unos bribones de siete suelas que nos querían birlar el sufragio, este baluarte de la libertad? Ante todo, expliquémonos sobre lo que es el sufragio. El sufragio universal, ¿es universal? Para tener un voto y poder elegir representante se necesita ser varón y contar veinticinco años. No tienen voto los menores de esta edad, es decir, los niños y los adolescentes. No tienen voto las mujeres. No tienen voto los condenados por los Tribunales. No tienen voto los ausentes de la patria. No tienen voto los presos. No tienen voto los soldados. No votan los enfermos que no pueden llegar hasta las urnas. El sufragio universal no es universal. Su universalidad está reducida á una minoría de los habitantes de una nación. Dentro del sufragio universal, tai como está constituido, se observa otro fenómeno. El número es el que decide. ¿Porque una cosa la diga mucha gente será cierta y buena la cosa? En un distrito existen diez mil electores; de estos diez mil electores, dos mil son personas estudiosas y cultas; los ocho mil restantes son unos beocios. Se hacen las elecciones. Un candidato que es un hombre de bien y sencillo se presenta ante los comicios. Se presenta otro candidato que es tm trapisondista y un gran declamador de lugares comunes. Este último candidato embauca á los ocho mil papanatas. Los dos mil electores cultos se quedan sin representación. El candidato bueno y honrado es vencido por el discurseados Ea nombre de la Justicia, en nombre de la Verdad, que los humanitarios y los cronistas brillantes escriben con mayúscula é invocan á cada paso, ¿es esto justo? ¿Es esto progresivo? p L VOTO DE LA MUJER I os eonserva dores no son unos bnboncillos de siete suelas ni unos pillines que intentaban escamotearnos el sufragio. En el proyecto de Administración local se propuso el voto indirecto. El voto indirecto, ¿va contra la democracia, como decían á voces los demócratas? En la sesión del 18 de este mes, el Sr. Ventosa decía que en Francia la elección indirecta ha sido muchas veces el baluarte y el sostén de la democracia y de la república, y ha venido á ser como una bandera de combate mantenida por los republicanos enfrente de las reivindicaciones y las reclamaciones de los bonapartistas t, a democracia no tenia nada que hacer aquí. L, os atentados contra el sufragio son una fantasía. ¿No ha intentado el Gobierno conservador de España hacer lo que no se ha hecho en ninguna parte? Se ha tratado nada menos que de conceder voto á la mujer en ciertos casos. En la sesión del 16 lo hacía notar el Sr. Bugallal contestando al Sr. Francos Rodríguez. El voto de la mujer podrá establecerse en los Municipios que se rigen por Juntas de vecinos. En ellos- -decía el Sr. Bugallal- -se inicia el voto de la mujer; y es ya hoy acuerdo de la Cámara, consignado en un artículo, que naturalmente pende de la ulterior decisión del Senado, el que la mujer tenga intervención, en ciertos casos, con- su voto, para determinar la suerte de los intereses municipales ¿Votaron en favor del voto de la mujer (extensión del voto, acrecentamiento del sufragio- universal) todos los diputados liberales y. demócratas que después han clamado por el sufragio? Entérense de ello las mujeres, y ármenles á sus esposos, á sus tíos, á sus hermanos, á sus cuñados que sean diputados liberales la escaaialera que ie sorrcsponde.