Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUND O POR CABLE POR TELÉGRAFO TELÉFONO DE TODO EL MUN D O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y M m k TELEFONO -í: jí- iiW i- UN PIANISTA EN MINIATURA Fot. R. Cifuente EL NIÑO MANOLITO GOSALBES, DE SEIS AÑOS, DURANTE EL CONCIERTO QUE DIO AYER TARDE EN LA EXPOSICIÓN DH OBRAS DE ARTE A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA, INSTALADA EN EL HALL DE NUESTRA CASA DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS Borbón n o está en París. Este es mal síntoma para el bolsr lio de D. Jaime, porque el Príncipe viajero no suele venir á París más que cuando tiene dinero... ó cosas que lo valgan. ¡Qué quieren ustedes! La vida aquí es tan cara, las tentaciones son tan fuertes, el papel de príncipe, si ha de llevarse con decoro, impone tantos gastos... Y eso que D. Jaime no es de los que más figuran, ni puede permitirse ciertos lujos... Habita un entresuelito modesto, come en los restaurants burgueses, se pasea en taxiauto y no hace una Vida muy brillante que digamos... No es, por consiguiente, una personalidad conocida en París, como lo son los grandes duques rusos, los aristócratas ingleses, los millonarios yanquis ó los PrínHERMINIO CERRILLO, cipes italianos... D. Jaime tiene que vivir AUTOR DEL CRIMEN DE LA CALLE DE muy reducidamente, y sus relaciones se li- CiUDAD RODRIGO, CUYO PROCESO EMmitan á tres ó cuatro vieias familias del PEZÓ A VERSE AYER EN LA AUDIENCIA E L AUGUSTO PRIMO Don J a i m e de Faubourg, unas cuantas artistas baratas... y los tasadores del Monte de Piedad. I as ausencias de D. Jaime aquí no preocupan á nadie, quizá porque todos estamos en el secreto. En cambio, los actos de presencia que periódicamente realiza en Espa- ña interesan ahí muchísimo, á juzgar por la importancia con que los comenta la Prensa. ¿Qué habrá venido á hacer D. Jaime? -pregúntanse los periódicos. ¿Qué quiere don Jaime? ¿Qué piensa D. Jaime? ¿Dónde estará ahora D. Jaime? Y el pobrecito D. Jairne acostumbrado á no llamar la atención en parte alguna y á pasar inadvertido en todos lados, se asombra al ver la curiosidad que despierta p s a noticia lanzada en Madrid hace días, y según la cual D. Jaime se reconciliará con la familia reinante para aceptar un título de Infante y el puesto de general efectivo en el Ejército españoles tan disparatada y tan ridicula que ya lleva mucho adelantado para ser exacta. En efecto, nadie la ha rectificado; el ínismo presidente del Consejo no se indignó al