Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES aé DE NÓVÍEMBftE DE 1908. EDICIÓN 4 3 PAG. fi. 6 para cultivar el tabaco, dándose el caso de que sólo en las regiones del Norte puede plantarse el tabaco que resulte después bue 310 para el consumo. c Por último, hablando de la recogida de los duros sevillanos, dice que cuando se conviertan en barras de plata se verá si el Erario ha tenido ganancia ó pérdida. y Se suspende el debate. Se lee el dictamen de la Comisión mixta obre la ley de Alcoholes. Se aprueban varios dictámenes, y se levanta la sesión á las siete y media. SESlOí DEL DÍA 26 DE NOVIEMBRE DE i S o8 ocupa do el banco azul los ministros de Estado, la adeuda, Gracia y Justicia é Instrucción pública. RUEGOS Y PREGUNTAS tres media, presiAbicse la sesión á lasduquey de Mandas y diendo el señor El Sr. GULLON (D. Eduardo) pide que se traiga cuanto antes á la Cámara el plan de iugiesos del ministerio de Hacienda, c n el objeto de estudiar esos ingresos, principalmente los que producen las cerillas, antes de que se discuta el presupuesto ñe aquel departamento. El Sr. GONZÁLEZ BESADA promete hacerlo, aunque los estados mensuales que publica el ministerio dan las cifras exactas. Rectifican ambos oradores. El 3 r. POLO Y PEYROLON pide al ministro de Estado remita los datos relativos á los ingresos de la Obra Pía. El Sr. ALLENDES ALAZAR promete hacerlo. El Sr. PALOMO dice que en ios archivos üotariale. j existen documentos de los siglos x 1, xvn y XVIII que constituyen datos muy interesantes para la Historia, y ruega al ministro de (irada y Justida que se pongan aparte esos documentos, y que, ordenados y custodiados en uu archivo especial, puedan ser consultados por los que se dedican á conocer la Historia. El marqués de FIGUEROA lé contesta que la investigación es fácil con el régimen actual, y que la mayor prueba de ello está en que machos escritores acuden á los protocolos de los notarios; pero promete, sin embargo, estudiar el asunto Re íiíioau los Sres. PALOMO y marqués tierif UtíROA. Interviene el ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA y manifiesta que si es cierto que los protocolos notariales contienen tesoros históricos, también lo es que c o n s t i p e n una garantía para las familias y que, bajo ese concepto, sería peligroso tocarlos. El Sr. PALOMO insiste en sus anteriores manifestaicones y propone que se organicen los archivos regionales para garantía de los intereses particulares. i Rectifican brevemente los Sres. K. 0 DRIJBUEZ SAN PEDRO y PALOMO. El Sr. CALBETON censura al ministro ÜQ Marina por haber publicado una Real trden dispensando del pago de derechos reales al hijo del arrendador de una almaáraba. x ORDEN DEL DÍA s Continúa el debate de presupuestos. El Sr. DE BUEN rectifica. Su discurso i a sido una repetición de cuanto expuso en el día de ayer. (Continúa la sesión. CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DE AYER PRESUPUESTOS El ministro de la GUERRA: En la ley lÉonstitutiva está definida la misión del Ejército. El Sr. CAMBO: Pero, señor ministro, ¿es posible c ¡aé S. S. crea que en nuestros días, sin colonias y con lo que ha variado la política exterior, el problema militar en España es el mismo que en 1888? No me atrevo á creerlo. Sigue el Sr. Cambó combatiendo la Real orden de las plantillas. Elogia el Estado Mayor Central, como institución que estima indispensable, pues su resultado, hasta ahora, no se ha visto, entre otras razones, porque sus funciones no se han limitado claramente, y es frecuente que haya rozamientos entre el ministerio de la Guerra y aquel elevado organismo. Termina diciendo que ha intervenido en este debate para decir lo que ha manifestado y ofrecer su concurso para lo que cree debe ser obra nacional. El presidente del CONSEJO contesta al Sr. Cambó. Reconoce, en principio, que es exacto lo que ha dicho el Sr. Cambó sobre la deficiencia de nuestro Ejército, el cual, como otras instituciones y servicios de España, está abrasado. Asegura que el Gobierno hace cuanto puede para mejorarlo; pero que no es posible proceder á saltos, sino lentamente. Dice que 1 a política exterior de España no se puede fijar en una Real orden, y que es claro como luz del día que España no puede soñar con tener un Ejército agresivo como el de otras naciones, y que debe limitar su acción militar á defender el territorio y el honor nacional. (Bien, en la mayoría. Anuncia que en breve se presentará á las Cámaras la ley de Redutamiento, que ha de cambiar por completo el aspecto de la cuestión, pues con ella no quedará en España una sola persiana que hable indirectamente al Ejercito, pues en él tendrán repre sentación todos los hogares. (Muy bien, en la mayoría) Afirma que el pueblo español tiene verdadero amor al Ejérdto, mucho más que á la magistratura, al profesorado y á otras instituciones. Ofrece á los Sres. Moret y Cambó, en nombre del Gobierno, no dejar de la mano el problema militar y tratar de resolverlo con espíritu levantado. Se muestra resuelto partidario del Estado Mayor Central, cuyos prestigios é independencia declara que se van á garantizar en un reglamento que se está confeccionando, y que mientras uo esté terminado no se proveerá la vacante de jefe del citado organismo. El ministro de la GUERRA: Voy á ver si contesto en dos minutos al Sr. Cambó, que es un gran artista y presenta las cosas muy bien; pero cuando no se entiende de ciertas cosas no tiene nada de particular equivocarse. (Grandes risas en toda la Cámara. El Sr. Cambó, con la Real orden que ha leído, me ha recordado á los que empiezan el credo por el Señor mío Jesucristo. (Risas. (Preside el Sr. Aparicio) Yo no tengo más misión que organizar el Ejército de modo que pueda defender á España de sus enemigos exteriores é interiores. Si lo logro, me daré por satisfecho, y nada más. El Sr. CAMBO rectifica. Las primeras palabras del ministro de la Guerra no me molestan por ser suyas... El ministro de la GUERRA: ¿Eso significa un desprecio? El Sr. CAMBO: No; es que conozco la especial oratoria de S. S. No comprendo cómo S. S. pretende alejarnos á los hombres civiles de que trate más estas cuestiones, y mucho menos que me acuse de pronunciar disparates sin señalarlos. Cíteme uno siquiera. El ministro de la GUERRA: Pues S. S. me pedía que hiciera de una vez lo que es labor de muchos años. El Sr. CAMBO. Ahora soy yo el que puede decir que cuando no se escucha bien se corre el riesgo de no interpretar como es debido las frases que otros pronuncian. Y voy á contestar ai Sr. Maura. Es que cuando aquí votamos 200 millonespara la Armada, para acorazados, se podía creer que éstos eran para una política defensiva. (Rumores. Respecto de la popularidad del Ejército, también disiento del Sr. Maura, porque si existiese no tendrían los Gobiernos recelo de pedir sacrificios á la nación para mejorarlo. Si él pueblo español. a pesar de ver que se gastan todos los años 157 millones de pesetas para no tener Ejército, sigue creyendo en vosotros y en el Ejército, creería llegado el momento de desconfiar el el pueblo. Rectifica también el presidente del CONSEJO, insistiendo en que la misión del Ejército en España es meramente defensiva. El Sr. MORET rectifica. Recuerda su discurso de ayer para insistir en que es indispensable trazar un plan militar completo para reorganizar el Ejército, y con tal fin votar una cantidad fija anual después de haber estudiado bien el asunto. (Aplausos en los liberales. El presidente del CONSEJO toma en cuenta las palabras del Sr. Moret, y ofrece realizar obra nacional en la reforma del Ejército, y no obra de partido, que seria inútil. Termina diciendo que horas antes de pronunciar el Sr. Moret su discurso, él, el señor Maura, con otras personas, se expresó en análogo sentido que el jefe del partido liberal, lo cual demuesfera qué ambos están animados por igual patriotismo y unidad de propósitos. (Bien, en la mayoría. Se da por terminada la discusión de la totalidad, y se suspende el debate. (Los diputados de la mayoría felicitan al Sr. Maura. El Sr. LACHICA anunda una interpelación al ministro de Hacienda sobre la aplicación de la ley de Azúcares. Los Sres. BURELL. GARCÍA LOMAS y D ANGELO dirigen varios ruegos al Gobierno. El Sr. BUGALLAL, como presidente de la Comisión que entiende en el proyecto de régimen local, advierte que se han modificado los artículos del dictamen desde el número 292 al 301. El Sr. SUAREZ DE FIGUEROA dirige censuras al gobernador civil de Málaga y se extraña de que no se halle procesado, estándolo varios médicos y funcionarios gubernativos complicados en delitos de cohecho y de corrupción de menores. El ministro de la GOBERNACIÓN defiende calurosamente al gobernador civil de Málaga, marqués de Unza del Valle, cuya conducta es intachable. El Sr. SUAREZ DE FIGUEROA rectifica y hace constar que el mismo juez del citado proceso ha procesado á un periodista por el solo hecho de denunciar cortésmente que en un cementerio de Málaga se cometían repugnantes delitos. El ministro de la GOBERNACIÓN, á requerimientos del Sr. FRANCOS RODRÍGUEZ, da cuenta á la Cámara de los sucesos acaecidos en Hellín el último sábado, y de los cuales han dado ya noticias los corresponsales. El Sr. SÁNCHEZ MARCO pide al ministro de la Gobernación que prohiba que continúen las representaciones, á su juicio inmorales, que una compañía está dando en el teatro Arriaga. El ministro de la GOBERNACIÓN manifiesta que el gobernador civil no tiene facultades legales para suspender obras teatrales, aunque sean de género, picaresco. El Sr. MORÓTE pide. que se conceda exaRUEGOS Y PREGUNTAS