Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 24 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1 PAÍi. T De acontecimiento puede calificarse la taran, cuando jugaba al poker. No titubeó ni rroquíes y las potencias signatarias del presentación de los ilustres artistas ante un instante: Acta de Algeciras. aquel público, al que por primera vez visi ¡Alguna partida de bandidos! -exclaRelata, por fin, las ope íaciones militares taban. mó. ¡Fusilarlos, y pronto! realizadas en la Chauía y en la región fronEl público, que llenaba hasta rebosar el teriza de Argelia. -Pero mi coronel... teatro, los dispensó un entusiasta recibiLa actitud de Francia en el conflicto en -No hay pero que valga. miento, aplaudiéndoles con laigueza. tre Abd- el- Aziz y Muley Hafid la determi -Mi coronel... La temporada, pues, promete ser esplén -Cuando doy una orden es para que se na, en primer lugar, 3 a misión de Mr. Re- dida. cumpia. ¡Obedece y calla! ¡Debías estar ya gnault en Rabat, de Octubre á Diciembre de 1907, cuyos resultados, publicados en un Los periódicos chilenos les consagran ex- de vuelta. presivos y calurosos elogios. EI sargento se lué, y continuamos ju- extenso informe, demuestran que íué dedigando. Al cabo de algunos minutos oímos cada dicha misión á discutir los tradicionales intereses de Francia, y, sobre todo, á TSENEFICIODE EN- La bella actriz espa- unos disparos nutridos. ñola, que hoy figura ¿Pasó una hora, Volvió el sargento son- conseguir del Sultán que realizara las reforR 1 QUETA PALMA al frente del elenco rosado más que pálido, pues en aquellos mas concretadas en el Acta de Algeciras. del admirado artista Enrique Borras, que países tan cálidos nadie puede palidecer, y Pone de manifiesto el documento las gesactualmente se halla en la Habana, celebró rogó al coronel que saliera un instante. tiones proseguidas activamente y en colasu beneficio hace pocos días con las obras ¡Esto es insoportable! Y ahora, ¿qué boración por los ministros de Francia y de Mala raza y La praviana. España en provecho de los intereses genepasa? En ambas obras Enriqueta Palma estuvo rales de Europa. -Mi corone! son unos negros... irreprochable, oyendo muchos aplausos y Plumcake salió déla tienda y se enconFrancia principalmente apoyó al Sultán saliendo numerosas veces á escena tró en presencia de doce indígenas (eran en la medida á que le autorizaba su mandad c como los otros) que se echaron á sus to, y le recomendó que pusiera eu vigor las ALÓN REGIO Hoy, en la sección de pies y besaron sus botas con fervor. reformas indispensables. Abd- el- Aziz se j j ¡a tarde, se ¿Qué quiere esa gente? -preguntó el mostró disp. uesto á ello. estrenará la comedia lírica en un acto El coronel. l Por ser Francia y España responsables pasmo de Andúfar, y el jueves próximo, la de la seguridad en los puertos, ejercieron -Son merodeadores. zarzuela, de aplaudidos autores, Los estudian ¡Más merodeadores! ¿No hemos mata- en ellos la vigilancia y sostuvieron la autotes burlados. ridad del Maghzen, interviniendo á fin de do doce hace un instante? procurarle el dinero que necesitaba para el pago de sus tropas. CUENTOS ILUSTRADOS Además, las dos naciones tenían dis puestos á zarpar buques de guerra, en previsión de cualquier acontecimiento que lo ESPÍRITU DEJUSTICIA exigiera. p l coronel saboreo lentamente su whisky El Libro Amarillo habla luego de la iru and soda y se avino á los deseos de los tervención de Francia en Casablanca y lueamigos que le rodeaban, en los siguientes go en la Chauía. términos: El general D Amade logró la pacificación- ¿Una aventura colonial? Ya que en ello definitiva de la comarca, después de una tenéis empeño, relataré una. brillante campaña, cuyo mérito y éxito pueEl coronel tenía en el Flag Club la repuden probarse con varios documentos. tación de referir sus aventuras con gallardía Sin embargo, Francia no intervino en y gracia. Sus numerosas campañas en la Inningún momento en la lucha entablada eudia y en el Transvaál, además de curtir glotie Muley Hafid y Abd- el- Aziz. riosamente su tez, le habían dado una autoMonsieur Regnault y el general D Amade ridad indiscutible. recibieron repetidas veces instrucciones conEl preámbulo de su discurso fue acogido cretas en ese sentido y las observaron rigucon un murmullo de satisfacción. rosamente hasta el final de la lucha, á pesar- -Lo que voy á contar sucedió cuando de que las tropas hafidistas atacaron á los luchábamos contra los achantis... Era yo y de que dirigió -En efecto, mi coronel- -teplicó el sar- francesesdesde Rabat Abd- el- Aziz ruegos, ü entonces teniente y hallábame bajo las órFrancia apremiantes á denes del coronel Plumcake, ¡un valiente... gento; -pero los doce de antes eran doce los cuales el Gobierno francés contestó que El calor era tal, que el termómetro marcaba jefes de tribus amigas que venían á confir- no podía ni quería dejar de cumplir la mimar su sumisión. algo así como 45 grados á la sombra. sión que las demás potencias le habían con ¡Imbécil! ¡Más que imbécil! ¿Por qué fiado. Y aunque nadie protestaba... no me lo dijiste? -Sí, señores; 45 grados. Es esto tan cierLa expedición de Abd- el- Aziz sobre Ma -Lo intenté, mi coronel, 10 intenté y... to como que estamos en Londres y que hace emprendió Plumcake tenía mucho sentido común rrakés sede la Chauía y terminó fuera del un frío que pela... Mientras los soldados dorterritorio y era bueno. No insistió. Y con voz tranqui- ni directa, ni indirecta, y sin participación, mían la siesta, jugábamos los oficiales al de las tropas franpoker en la tienda de campaña del coronel. la añadió: cesas. ¡Está bien! Los primeros han pagado por los segundos; los segundos cobrarán por los primeros. Que los obsequien y les den regalos, y luego que los suelten. Así sabrán en este país que Inglaterra es justa y miseEN ACCJON ricordiosa. AtsFRT SCHWAB POR TELEG AFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR JEREZ DE LA FRONTERA, 2 3 1 O N. feu- ios mozalbetes estaban noy jugando si esquivar golpes de navajas en las acoPOR TELÉGRAFO nieHdas que para probar su destreza s e diDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR rigían mutuamente. PMÍlSj 2 3 1 T. Es decir, se instruían para llegar por el f l Libro Amarillo sobre Manuecos, que camino mes corto á presidio. Acertó á pasar por el lugar donde tan cul será distribuido hoy á los miembros del Parlamento, consta de 394 páginas y to juego se celebraba (las inmediaciones de abarca los acontecimientos que se han des- la estación) un inspector de Policía, quien arrollado desde el 12 de Octubre de 1907 acto seguido procedió á recoger los instrumentos empleados en tan inocente juego, arrehasta el 14 de Octubre de 1908. Empiejsa con la llegada de la mehaiia de batando de manos de uno de los sporlsmen xlacia ya largo rato que estábamos ju- Muley Hafid á la Chauía y termina con la la navaja que esgrimía. El arrumbador de las bodegas de Almo gando y bebiendo, cuando un sargento que Nota destinada al nuevo Sultán y relativa estaba de guardia á la entrada del campa- á las condiciones del reconocimiento del dóvar José Trigueros Zambrano, que tanW bien pasaba por aquel lugar, lejos de ayti- mento vino á avisar al coronel Plumcake mismo. que habían Uegado doce negros y que deExpone el Libio Amarillo cuál ha sido la dar á la autoridad en tan meritoria obra, se seaban hablarle. política francesa para con Abd- el- Aziz y arrojó sobre el inspector, agrediéndole con Al coronel no le srustaba eme le moles- Muley Hafid, así como con las cabilas ma- un palo, al r Mno tiempo uue le ¿n -Vi 3 EL LIBRO AMARILLO