Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 24 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 5. serva sobre el procedimiento y la medida y la gradación- ¡casi nada! -con que se han de llevar á la práctica sus ideas. 131 Sr. Moret llama á la juventud. El Sr. Moret pregunta á los jóvenes: ¿Cómo marcháis? ¿En qué dirección vais? ¿No sería más logice, en vista de las dichas reservas, de los dichos secretos, que estas preguntas se las hiciera la juventud al Sr. Moret? Si el Sr. Moret no le declara á la juventud su programa, ¿cómo ha de decidir la juventud si se va ó no se va con él? Esto aparte, el Sr. Moret, ¿se acuerda ahora, al cabo de tantos años, de dirigirse á la juventud? La juventud, si ingenuamente fuese á este partido político, sufriría una profunda decepción. No nos engañemos unos á otros. Cuando el partido liberal suba al poder, veremos seis ú ocho crisis ministeilales en año y medio. Después quedarán en las listas de Clases pasivas diez ó doce ex ministros nuevos. Nada raía. AZORIN ley del Terrorismo, con motivo de la Real orden y consecuencias de ella sobre recogida de moneda y en otras ocasiones, y lo mismo volverá á combatirlos ó á aplaudirlos según merezcan uno ú otro por sus actos juzgados, no á través del estrecho criterio de un partido político, sino de juicio que se informe en intereses nacionales; A B C ha aplaudido á los liberales y al Sr. Moret, su jefe hoy, muchas veces, y ha combatido el discurso de Zaragoza por vago, anticuado y olvidadizo de cuestiones que á la nación interesan; A B C hizo y seguirá haciendo esto precisamente por disfrutar de independencia absoluta, porque nada le liga á partido ni á corporación alguna, ni le atan subvenciones oficiales ni particulares, al extremo de que hasta anuncios ha rechazado muchas veces, según es público y notorio, por no admitirlas con el carácter de subvención de empresa alguna, porque A B C ao admite siquiera redactores que á la par sean empleados del Estado ni de grandes empresas. Porque quiere ser independiente procede así, y porque así procede puede serlo. ¿Vale algo nuestra palabra honrada para El País... Pues en la afirmativa, nosotros la empeñamos de que en la constitución, de la Sociedad Prensa Española, ni toma la más mínima parte con fondos, ni opinión, ni consejo el padre Font, que de ella no seba ni una jota, ni ningún agustino, ni jesuíta, ni sacerdote alguno, ni ninguna vieja devota, de esas de que el colega habla al dar el notición que motiva esta réplica, ni ningún integrista, ni carlista ni elemento análogo. La nueva Sociedad se constituye con acciones al portador, que comprará quien quiera, pero conservando gran mayoría la actual empresa Luca de Tena; con un Consejo de Administración constituido por personas cuyos nombres serán públicos muy en breve; se gobernará como todas las Sociedades análogas: por la voluntad de sus accionistas, pero con estatutos que aseguren en todo tiempo la independencia de las decisiones de éstos. Y nada más nos queda que decir, como a sea el transcribir nuevamente el texto del telegrama que para contestar á un artículo análogo y del propio autor nos dirigió el pasado verano nuestro director desde Vichy: i ES MÁS FÁCIL- INVENTAR NOTICIAS QUEJ PROBARLAS. robo fueron cogidos los ratones en la ratonera, no sin emprenderla á tiros con la Policía. Había mucha curiosidad por la vista de este ruidoso asunto. Tan ruidoso, que, ya queda dicho, acabó á tiros La política, embarullada con la discusión en el Senado, donde un senador, marino por más señas, nos hizo saber que necesitamos barcos de guerra como pan bendito que llevarnos á la boca, y con lo de la Administración local, el sufragio y el colegio único en el Congreso. No hubo debate, pero sí un movimiento desusado entrebastidores, como cuando los actores no saben su papel y los traspuntes tienen que repasársele antes de darles la salida. De sucesos, el más saliente fue la caída desde un balcón del tercer piso de una casa de la calle del Humilladero de un joven que por estar hablando con su novia perdió el equilibrio y se cayó. Siempre hay exposición á que se pierda el equilibrio 3 á ca erse cuando se llega á esas alturas en pos de un ideal, En la calle del Barquillo, gratuita representación, al natural, del aplaudido saínete de D. Ramón de la Cruz Las castaña os picadas. 1 tiempo ahí corren A 1 mismo sueltas, que porgentes queunas hojas donde demuestran no estar en sus cabales nos ponen Co. no un trapo, queriendo presentar á A B C como enemigo de la Iglesia, y hasta de las buenas costumbres; á la par que en alguna población algunos sacerdotes, muy pocos, por foituna, coa opinión no co. npartidapor la mayoría de sus compañeros, nos califican en El País de ayer señalándonos como feroces clericales, forjando una ridicula novela, ó propalando la que otros han forjado, sobre la próxima transformación en Sociedad ano nima, con el nombre de Prensa Española, de la actual empresa Luca de Tena. Comenzando por burlarse de las creencias de nuestro director, con lo cual da el citado escritor pruebas de intolerancia y falta de respeto á los fueros de la ajena conciencia, que se armoniza mal con sus constantes invectivas contra la intolerancia de otros; censurándonos porque A B C no se complace en molestar á la Iglesia, nos denuncia á las gentes, qué horror! cual CLERICALES. Pero no para en eso, sino que sacando á Colación rivalidades que él supone existentes entre agustinos y jesuítas, da la noticia de que la nueva Sociedad Prensa Española se crea para ser martillo que, en manos de agustinos, machaque á los jesuítas. Con lo cual no sólo seremos clericales, sino frailes, y frailes levantiscos y peleadores. Sí, señor; han de saber ustedes que, según de papel vitando, sale Un clérigo de esta corte El tiempo sigue portándose magnifica mente. Por la noche no se registró ningún desasti e teatral. INFORMACIÓN POUTJCA LA REUNIÓN DE AYER MADRID AL DÍA U orrible despertar el de ayer! Estuvo en un tris que se declarasen en huelga los obreros que nos están haciendo una preciosidad de Necrópolis para que disfrutemos de ella cuando nos muramos. Afortudice en El País Un clérigo de esta corte, A B C nadamente, se- conjuró el conflicto; que si Actualidades- Blanco y Negro, pasan á ser pro- no, figúrense ustedes lo que hubiera podido piedad del agustino padre Font, y que se chin- suceder. Nada, que no podemos morirnos. chen los jesuítas. Nuestro eximio Ayuntamiento debía haSe ha lucido con su información el clérigo ber aelebrado sesión extraordinaria y fuera de esta coi te, y á la verdad que el inventor de de abono para seguir discutiendo eso de los la novela no ha dado pruebas de ingenioso, números de los presupuestos; pero no la cepues no lo es quien supone tontos á todos lebró por falta de número. ¡Miren ustedes que falta de número ¡Si sus lectores; porque, ¿qué más, si el propio D. José Canalejas resulta clerical para el acaso, debería haber sido por sobra de números. cuentista de El País? No necesita A B C hacer profesión de fe Para consuelo de afligidos, refugio de ni decir lo que es, pues ello está á la vista pecadores y otros conceptos de la letanía, de todos sus lectores; A B C es hoy, y será se reunió el Consejo Central del Monte de después de constituida la nueva Sociedad, Piedad y acordó abrir dos nuevas sucursaun periódico completamente independiente. les, porque los empeños, merced á la lenta Acreditan esa independencia los ataques pero continua desaparición de las antiguas que á la vez sufre de la extrema derecha, á y mortíferas easas de préstamos, han aumenla que 110 le basta nuestro respeto al dogma tado fabulosamente en aquel establecimiencatólico y la moral cristiana, y las diatribas to, y hay que dar facilidades para que, no de la estrema izquierda porque no la segui- obstante los tiempos conservadores y tranrnos en el camino de sañuda gue; ra contra quilos que corren, los desesperados se echen ADMINISTRACIÓN LOCAL la Iglesia y sus ministros que á ella le place al Monte. tomar. En los Tribunales comenzó la vista de un p a r a llegar á una fórmula de acuerdo soA B C ha combatido á los conservadores proceso seguido por el robo á un conocido bre el tan debatido asunto de la elecrecientemente con ocasión del proyecto de almacén de la calle de Alcalá, en el cual ción de los diputados provinciales, se re- I a minoría liberal del Senado se reunió ayer tarde, bajo la presidencia del señor Montero Ríos. Era la convocatoria de la reunión para dar cuenta el Sr. Montero de la conferencia últimamente celebrada con el señor Moret. Dijo en primer término el Sr. Montero Ríos que había conferenciado con los señoaes Moret y López Domínguez y que en esta segunda conferencia se había acordado el nombramiento de la comisión directiva de liberales y demócratas, para que se encargue de todo lo referente á los debates de Administración local y de presupuestos. Añadió el Sr. Montero Ríos que á la discusión de los presupuestos debe posponerse la del proyecto de Administración local. Lo que el Sr. Moret ha dicho en su discurso, y me ha repetido luego de palabra- -dijo el Sr. Montero Ríos, -concuerda por completo con mi manera de pensar. Se trata de una orientación, y el programa se hará conforme lo pidan las exigencias de la gobernación, y como esa orientación estacón forme con el programa que hicieron los es ministros del partido, yo, cumpliendo Iealmente con mis deberes, iré con el Sr. Moret adonde sea preciso para satisfacer esos anhelos democráticos, y así me permito también aconsejarlo á todos los que me honren siguiendo mis consejos. Qtra cosa he dicho al Sr. Moret- -siguió diciendo el Sr. Montero íos- -con mi sinceridad característica: que si las exigencias de la realidad, cualesquiera que sean, le obligan á salirse de esas orientaciones por más ó por menos, yo sentiré mucho no poder seguirle. No le suscitaré dificultades; pero me quedaré á un lado, firme en mis convicciones, en situación de cuartel. Terminó de hablar el Sr. Montero Ríos, y después de un prolongado silencio hicieron uso de la palabra los Sres. Groizard y Fernández Caro para significar su satisfacción por la u- iíon del partido.