Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CARTAS A FLORA DELACIONES Si leíste con detenimiento mi última carta, echarías de ver que al censurar los estériles visiteos ensalzaba la verdadera amistad, sentimiento noble y tierno que nos hace amable la vida social, y claro está que para alcanzar el verdadero afecto del amigo es necesario mantener relaciones ftecuentes con él. Sin embargo, con el genérico nombre de relaciones se suele abarcar á los amigos, á los conocidos y aun á los desconocidos, siendo muy singular lo que acaece á casi todas las personas bien relacionadas. Es instintivo en el ser humano el deseo de agradar y ser estimado. Unos por ansias de medro, otros por simple deseo de popularidad, tratan de saludar y ser saludados por todo bicho viviente, y á poco que les dé cuerda resulta su existencia una disipación de cabezadas afectuosas y palabras bonitas, besos y apretones de manos cordiales, visitas, tarjetazos y otras mil garatusas al uso. No necesito encarecerte los innumerables peligros que para el personal sosiego origina ese ir y venir, subir y bajar, que nos aparta más y más de nuestros deberes y deja vacio y desamparado el hogar. Para esas personas, todos los demás son simpáticos en el momento de la presentación, i n t i m a n con facilidad asombrosa, créanse obligaciones momentáneas, muy difíciles de cumplir las relaciones se convierten en minúsculos é innumerables tiranuelos que al principio ejercen grato dominio sobre nosotros, pero que concluyen por eseiavizarnos del todo. Hombres y mujeres se ven arrastrados á una especie de sardana ó zortzico interminable, que degenera en insoportable é infernal galop. ¿No los has visto cogidos de las manos, sin poderse separar unos de otros, haciendo piruetas y saludos, acudiendo en tropel á los mismos lugares, divirtiéndose á compás y á la misma hora, con rostros sonrientes, pero en los cuales un observador perspicaz adivina inexplicables angustias, pérfidas pasioncillas y otras cosas peores, en tanto que, á manera de bastonero de baile de máscaras, circula por entre las parejas elegantes, sombrío, ceñudo y antipático, el hastío, de quien todos reniegan y al cual todos huyen? Nosotros, los hombres, podemos huir cuando nos place, contando con voluntad firme, de ese cotillón mundano, sin- jue nadie nos moteje ni censure; pero vosotras, las mujeres, que en mal hcra dejasteis todo para ocupar silla preterente, no lográis desasiros de los lazos que hábilmente tejieron los famosos danzantes de ambos sexos. Alejadas sistemáticamente del hogar, rico ó pobre, al volver á él os sigue la turba maleante, y entonces los amigos y la misma familia no se halla á gusto en él. ¿Sabes por qué? Pues por ser refugio donde debe reinar la tranquilidad, el sosiego y el orden, y no puede obtenerse todo esto si la directora efectúa una vida frivola, sin prestar á la dirección del mismo los cuidados necesarios. Es la casa, humilde ó lujosa, sitio sagrado, donde vosotras tenéis vuestro templo y vuestro trono. Guardan verjas y fuertes puertas, amén de perpetuos centinelas y servidores, las catedrales y palacios; en ellos se entra con respeto, y cuando no es así, bien prorxo se convierten en rumas doloroso. Si quieres ser feliz, no te aisles fieramente, convierte tu hogar en algo luminoso y tranquilo, donde seas admirada y querida, para lo cual te bastará el sincero afecto de buenos amigos, el amor de ta esposo y de tus hijos, si los tuvieres. No olvides que vendrán á tí en busca de protección y amparo, y para mejor ejercer esta misión, vale más estar sola que mal acompañada. Nunca deben dormir los niños con 4 a madre, sino es cuna aparte. Si durante la noche se le da de mamar, conviene que se practique la mamada hallándose sentada la madre, pues es fácil que se duerma y podría ARTE DE CUIDAR A LOS NIÑOS 1 f Ó M O SE DA DE MAMAR Es conveniea t e siempre que se dé de mamar al niño lavar con agua 1 hervida y algodón hidrófilo el pezón. Si se halla la madre acostada se colocará el niño al pecho derecho ó izquierdo en la forma que determinan los grabados. (Figuras i. a y 2. Cuando se halle sentada se colocará al niño transversalmente, sosteniend a cabeza con su brazo á ñu de que se halle ésta más MADRE SENTADA EN LA CAMA DANDO DE MAMAR. BUENA POSICIÓN DE LAS MANOS asfixiarse fácilmente el niño. Recuérdese lo que se ha dicho á este propósito en un artícuio anterior, señalando las- muchas muertes que ocurren por descuido en los primeros meses de la vida. Una vez que termine de mamar el níño, y no debe pasar de un cuarto de hora mamando jamás, se le acostará de lado, pttes si se le pone boca arriba es fácil que la leche que arroje por regurgitación penetre en el árbol respiratorio. Debe asimismo enjugarse y lavarse el pecho cuidadosamente después de la mamada, sobre todo si el niño tiene muger en la boca. MADRE RECLINADA SOBRE EL LADO DERECHO EN BUENA POSICIÓN alta que los pies. Tendrá cuidado de qtie el pecho no gravite sobre la nariz del niño, y para ello es buena práctica sostenerlo con dos dedos. Si no se hace esto, es fácil que el niño suelte el pezón y llore y devuelva la leche. Como el niño respira por la nariz, es importante se halle siempre desembarazada y libre. EL ROSTRO DEL NIÑO p s opinión muy extendida entre toda cla se de personas que las enfermedades de los niños no pueden ser tratadas de igual modo que las de los adultos, oor la falta de expresión de aquéllos. El niño no habla, no señala donde le duele; por lo tanto, ¿cómo es posible curar males cuando no se sabe en qué punto radican? Esto es lo que casi siempre se dice, sin pensar que es un gran error semejante cosa. No porque tm idioma nos sea desconocido hemos de afirmar que es ininteligible. Las madres deben, pues, aprender la significación de ese elocuente lenguaje, recogiendo al mismo tiempo los datos más necesarios para que el médico pueda cumplir su misión salvadora. ¿Quieren convencerse de ello nuestras lectoras? Pues presten atención. El niño se cría robusto y sano. Su rostro, recogido como un apretado capullo de rosa, desarrolla sus rasgos fisiognomónicos como se despliegan las hojas de la flor, adquiriendo la forma que ha de teaer más tarde. MADRE RECLINADA SOBRE EL LADO IZQUIERDO EN BUCNA POSICIÓN