Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 22 D E N O V I E M B R E D E 908. EDICIÓN i. PAG. 5. fíeaccióa verdad. Porque detrás de las nebulosidades de su discurso, muchas gentes ¡entrevén amenazas de atentar precisamente á la libertad de conciencia de los católicos españoles, que son inmensa mayoría f en la nación; de inaugurar un régimen de leyes de excepción que no pueden hacerse en nombre de la libertad, de impedir al pa dre que elija maestros para sus hijos. Llevando la pasión y la inexactitud al extremo, ha diciio el Sr. Per aso, comentando el discurso de Zaragoza, que para vivir hace ialta en España la cédula de comunión. ¿Se la ha pedido nadie para organizar la Exposición, de la que con justicia puede mostrarse orgulloso; para enterrar á sus deudos, par? inbcnbir sus hijos en el Registro civil, ni aun para bautizarlos ni casarlos? ¿Se la piden á ios electores para votar concejales, diputados, senadores? ¿Se exige para cualquier cargo público ó privado... ¡Bien sabe el Sr. Para s: que no; harto le consta que ni aun para tomar parte en ac, tos religiosos (puramente voluntarios) la pide nadie; harto saben todos que el dicho de aquel señor no es sino una frase rimbombante siti realidad ninguna. Mas consideremos un caso de la vida pri. vada, en que ni los partidos ni el Estado pueden entrometerse: el de una familia ca. tólica que queriendo transmitir á sus hijos sus creencias no admite para preceptor de jellos, ni para institutriz, ni aun para niñeras, sino personas de sus mismas creencias, ¡para que no destruyan en la conciencia de) ¡os niños la labor de los padres. Suponga 4 nos que en un taller del que sea propietairio un caballero á quien molesta la blasfeania no admite obreros que blasfemen. ¿Qué (hay de extraño ni criticable en lo uno ni en So otro, ni con qué derecho puede nadie ¡mezclarse en tales cosas i ¿Admitiría el se ¡fior Paraíso en su íabuca á quien por cualuier circunstancia le fuera molesto; porían entrar de redactores eu El País ó en El Motín fervorosos católicos; tomaría el señor Nakens, por ejemplo, ua sacerdote para maestro de sus hijos, Pues no hay razón entonces para tomar para sí lo ancho del embudo, dejando á los demás las estrech tras de lo angosto. Repetiremos, como al principio: esperábamos que el Sr. Moret viera amplio campo para futuia iniciativas del partido liberal en la consecución de libertades verdad, jde libertades para moverse y vivir, cual hoy ano pueden hacerlo ni el trabajo ni ¡a iniciativa española, en romper trabas para que uno y otra hallaran medios de crecer y fructificar. Nos hemos equivocado; lo importante es ser muy anticlerical, lo demás son cofeas que no importan... ¡Cómo se reirán de jnosotros alemanes, ingieres, belgas y yanquis DON ÑUÑO En el Congreso, sesión de cuarta elase en sufragio de los presupuestos y del régimen local. En el Senado, Administración local, también por todo lo alto, con gran consumo de energías, de caldo tibio y de carbón. Los Hijos de Madrid, alterados por la noticia de que en una conferencia catalanista se había tronado contra la villa y corte, se calmaron ayer sabiendo que el conferenciante, aunque no se llama Diego, no dijo digo donde dijo dijo; dijo que siente un caprino grandísimo hacia este Madrid de 1 íes. tros pecados... y de los ajenos. Más vale agí, aunque sea en rectificación. Entraron á invernar en el hotel de la Moncloa doña Filomena y D. Germán, estos nuevos héroes de la leyenda del desfalco, de la niña huérfana, del tesoro escondido, etcétera, y al dar con sus huesos en la cárcel no hacen más que confirmar la noticia fresca de que es infinito el número de. extranjeros que viven en el Limbo, El crimen de ayer consistió en unas puñaladítas con motivo de una pendencia sobre vino en el acreditado escenario de excesos y pendencias llamado Ventas del Espíritu Sai to, do. ide tanto espíritu, pero no santo, se consume. Y nada más. Por la noche, Mefistófeks en el Real y debut de tres artistas, para quienes hubo aplausos, y eso que uno de ellos estuvo á punto de oir su responso. su respuesta. Si el Sr. Lerroux esta eotaaenado y viene á España, ¿que ha de hacer la justicia sino detenerle? Si el Sr. Lerroux es elegido diputado y viene después de elegido, el caso será examinado y juzgado por quien corresponda. El Gobierno aquí no ha de hacer nada. El caso del Sr. Lerroux despierta curiosi dad entre los parlamentarios. Se dice- -y así es- -que la ley esta explícita al hablar de este caso, entre las anulaciones, ó mejor dicho, imposibilidades de elección. Sin eiü bargo, se citan también precedentes. No son pocos tampoco los que verían con gusto qwí el batallador republicano se sentara en los escaños. AZORJN INFORMACIÓN POLÍTICA EN EL SENADO IMPRESIONES PARLAMENTARIAS 7 CASO LERROUX Continuó ayer, en las horas destinadas á Administración local, el debate sobre el voto indirecto. Se trata de la elec m de las Diputaciones. Ya he diebo en estos artículos algo sobre el caso. Con objeto de evitar corruptelas y desenfrenos, se establece un colegio electoral único en toda la provincia. El colegio único trae como consecuencia la elección por medio de compromisarios. Los compromisarios son en este caso los concejales. Así estaba establecido primitivamente en el proyecto. Las oposiciones impugnaron esta innovación. El Gobierno cedió; cada concejal no representaría ya en la elección un voto, el suyo, sino el número de votos por los cuales fuera elegido. No se contentaron tampoco las oposiciones con esta concesión. Se decía, entre otras cosas, que los concejales resultaban unos compromisarios á larga fecha. Si se elegían los diputados provinciales al cabo de tiempo de ser elegidos los concejales, ¿no tendríamos que el indispensable contacto, la mediación entre electores y compromisarios se había d abultado, perdido? La elección por los compromisarios debía ser inmediata á la deoign ición de estos. El Gobierno volvió á ceder. La elección de los concejales y la ds los diputados prono hay sábado sin sol, excepto los vinciales por éstos seiía inmediata, con di casos en los que le hay nublado, como ferencia de pocos días. Así no se perdería el el sábado de la seinaua pasada, hubo ayer efecto producido sobre los concejales por alegría en el cielo y alegría eu la tierra. Ale- sus electores. La discusión está en este pungrémonos, pues, de haber nacido. to. La oposición republicana, por su parte, 1,0 malo del día fue la abundancia de se- no cede. Se espera que hable el jefe de los siones. I, a Diputación, en su destartalada liberales. ¿Se llegará á un acuerdo? casa; los propietarios de casas, vulgo caseEu la sección de preguntas el Sr. Soriano ¡ros, en la del Banco de España; el Senado, hizo una relativa á la elección del Sr. Lejen la de Doña María de Molina; el Congre- rroux. No hubo en el diputado republicano so, en la de Tócame Roque. propósito ninguno de mortificación para su N Los diputados provinci des fueron forma- correligionario ausente; no hubo, entre las ilitos. No dieron espectáculo y acabaron en pronunciadas, ninguna palabra que al sejin santiamén. ñor Lerroux pueda serle molesta. El Sr. SoLos caseros hablaron de agua, de higiene, nano deseaba conocerla actitud del Gobierde una porción de cosas que lesanteresa; lo no. El Sr. Lerroux está condenado por los interesante para los mquilinos es que no Tiibunaies. ¿Qué hará el Gobierno c lando acordaron subir el precio de los alquileres. se presente en España el Sr. Lerroux? ¿Qué Ni tampoco acordaron declararse en huelga, hará cuando venga, si viene, á dirigir su cosa que nos hubiera conmovido honda- elección como candidato? mente. üljnmistro de la Gobernación tenía aecha Tr A 1 a Alta Cámara ofrece desde hace días un aspecto animado, merced á la actitud en que las minorías aparecen colocadas enfrente de algunos proyectos. Ayer se reunieron los Sres. López Muñoz, Groizard 3 Alonso Castrillo, encargados, en unión del Sr. Gullón, ausente ayer por causa de enfermedad, de encauzar, en tjombre de los minorías, los debates sobre los proyectos de Administración local y de Presupuestos. Convinieron primeramente en pedir a presidente de la Cámara que conceda nueve turnos sobre la totalidad del proyecto de Administración local. Después acordaron otra cosa: que en vista de que los presu puestos han de estar aprobados en fecha fija se debe pedir al Gobierno que mientras haya sobre la mesa dictámenes referentes á ese proyecto no debe discutirse el de Administración local Sesuponeque el Gobierno 110 se avendrá á complacer tal pretensión, porque acceder á ella equivaldría á suspender el debate sobre Administración local hasta- el mes- de Enero. A primera hora de la tarde se reunieron los señores de la mayoría de la Comisión de Presupuestos y se dedicaron á firmar los dictámenes sobre Obligaciones generales y Presidencia. En cuanto se enteraron los demócratas que pertenecen á la Comisión pidieron que ésta se reuniera nuevamente con asistencia del miQistro de Hacienda. El Sr. Rodngáñez dijo al Sr. Besada que, lo mismo que se había hecho en el Congreso, debía esperarse en el Senado, pata empezare! debate sobre presupuestos, á que estuvieran dictarninadus todos los capítulos para conocer la cifra total de ingresos y gastos. Rebatieron esta opinión los Sres. ligarte y Besada, y después de una discusión amplia se llegó á un acuerdo, aviniéndose los demócratas á que empiece la discusión sobre la totalidad de presupuestos sirviendo de base el dictamen de ingresos y gastos presentado al Congreso. p l ministro de Hacienda explicó en los pa sillos lo suceüido con el proyecto de alcoholes, que consiste en que al imprimirse por el Congreso el proyecto que había que enviar al Senado se olvidó- incluir la enmienda aceptada al artículo i. y que substituyó á éste. Acerca de este asunto conferenciaron ios Sres. Azcárraga y Besada, proponiendo éste el nombramiento de una Comisión mixta para que subsane el error. EN EL CONGRESO ontinuó ayer discutiéndose la forma de elección de los diputados provinciales, sin que se avanzara gran cosa o ra llegar á la solución de este apunto.